lunes, 29 de abril de 2013

Crítica: Maniac (2013)

Remake del clásico de 1981 dirigido por Franck Khalfoun (Parking 2) y con guión de la dupla Alexandre Aja / Gregory Levasseur. Se estrenó recientemente en el Reino Unido y otras partes de Europa, mientras que en los Estados Unidos se tiene planeado un estreno limitado el próximo 21 de junio.

Sinopsis:

Frank (Elijah Wood) es dueño de una tienda de maniquíes a los que se dedica a restaurar, aunque por otro lado es un asesino serial con graves problemas psicológicos que le hacen pensar que estos tienen vida. Un día conoce a Anna (Nora Arnezeder), una joven artista con la cual entabla una amistad, pero que con el paso de los días se convertirá en su más grande obsesión.

Comentarios generales: 

Hacer un remake de una película de culto es de por sí ya todo un reto ante la negatividad de los fans, pero mucho más cuando quieres brindarle una perspectiva completamente diferente al filmar prácticamente todo desde una vista en primera persona; en este caso desde los ojos de Frank. Este detalle por si solo convierte en algo bastante único a toda la película gracias a que capta de mucha mejor manera los problemas del protagonista y hace que no todo se sustente simplemente en ofrecer muertes aparatosas cada cinco minutos.

Aunque esto no significa que el factor shock no esté presente, ya que cuenta con algunas escenas muy potentes y otras que generan buena tensión, así como un final realmente fiel.

En cuanto a las actuaciones debo de decir que Elijah Wood me sorprendió; el tipo a pesar de no aparecer mucho frente a la cámara realiza una actuación absorbente que alcanza niveles de locura muy interesantes, mientras que Arnezeder está bien en su papel. En producción la fotografía es estupenda y la dirección de arte logra grandes cosas cuando los maniquíes son exhibidos, además de que todas las escenas de sangre son con efectos tradicionales y prótesis, lo cual ayuda a la crudeza requerida (puede que se me pasara, pero nunca note la presencia de CGI). También ojo con el score, por momentos me recordó mucho al de la película Drive.

Opinión final: Yo no soy un gran fan de la original, pero este remake en verdad me gustó. Tiene un estilo propio y aun así nunca traiciona la esencia de la película de Lustig, simplemente todo encaja a la perfección para que la considere incluso mejor que su predecesora y una de las imperdibles de este 2013.

Ojometro:
***** 

domingo, 28 de abril de 2013

Crítica: The Lords of Salem (2013)

Último y esperado trabajo de Rob Zombie que fue anunciado desde hace mucho y que significa su regreso a las historias originales después de andar involucrado con los remakes de Halloween. Tuvo un estreno limitado en los Estados Unidos la semana pasada, pero todavía no se sabe cuando llegará a México. 

Sinopsis:

Heidi (Sheri Moon Zombie) es una conductora de un show de radio que un día recibe un vinyl como regalo, el cual solamente está firmado como cortesía de los Lords. Pensando que se trata de una banda más, esta y sus colaboradores lo ponen en su programa, pero a partir de ahí le empezaran una serie de flashbacks y alucinaciones que revelarán un misterioso y perturbador pasado.

Comentarios generales: 

Zombie menciono que para esta película tuvo control creativo total y eso se nota a todas luces debido a que claramente este es su trabajo más personal, donde se sale por completo de lo hasta ahora habitual en su filmografía y presenta una construcción mucho más elaborada de las cosas; donde no solo se centra en la violencia o en tratar dejar en shock al espectador cada cinco minutos.

Tiene cierto aire a Rosemary’s Baby (y claramente le rinde tributo a Suspiria), evidentemente no llega a tales grados de maestría pero la línea de la historia es similar y dicha comparación me pareció inevitable, aunque en este caso lo que falla es precisamente llegar a una conclusión tan potente y eso no se da gracias a que todo el tercer acto es bastante extraño. Por momentos me dio la sensación de que solo se pusieron ciertas cosas porque si, ya que no tienen sentido y ciertamente nunca te dan algún tipo de explicación sobre estas como para poder digerir tal espectáculo, lo cual provoca que para cuando llegue el final uno este, si bien no confundido, si con una cara de: ¿Y esto qué diablos fue?

En el aspecto actoral creo que Sheri Moon no da el ancho para este papel; no está mal, pero le falta fuerza a su personaje en situaciones que la ameritaban. Aunque por otra parte las actrices secundarias están realmente muy bien, se comen a la protagonista en cada escena en donde interactúan con ella y probablemente brindan la mayoría de los momentos más destacados del filme.

Uno de sus puntos fuertes sin duda es lo visual, te atrapa desde el primer minuto y es impresionante la cantidad de tomas que resultan tremendamente efectivas en este sentido (además de que nuevamente se notan los homenajes a Suspiria). De ahí en fuera en cuanto a producción es bastante discreta: el score y las canciones seleccionadas están realmente bien, casi no hay sangre y la labor de maquillaje no es algo se vaya a recordar mucho.

Opinión final: Rob Zombie es de los directores que más dividen a los fans del género y con The Lords of Salem eso sin duda se acrecentará mucho más. El concepto es interesante y se agradece que alguien se anime a contar una historia original, pero realmente nunca me termino por convencer y al final me quede con la sensación de que vi algo sin mucho sentido.

Ojometro:
***

jueves, 25 de abril de 2013

Crítica: Dracula 3D (2012)

Semi adaptación de la obra de Bram Stoker dirigida por el legendario Dario Argento, quien incursiona por primera vez en el 3D. La película fue exhibida en Cannes el año pasado y se estrenó a finales de mismo en Italia, aunque en Estados Unidos y México parece que difícilmente llegará a los cines.

Sinopsis:

Jonathan Harker (Unax Ugalde) es invitado a trabajar en el castillo del Conde Drácula (Thomas Kretschmann) y sufre un aterrador destino. Más tarde su esposa Mina (Marta Gastini) llega a la villa cercana y preocupada por su esposo va a buscarlo, esto sin saber que el Conde a planeado cada suceso para que esto ocurra.

Comentarios generales: 

El estatus de Argento como leyenda del género nadie se lo va a quitar nunca, pero lo cierto es que su filmografía ha decaído muchísimo con el paso del tiempo y Dracula 3D es un ejemplo más de eso.

La verdad es un trabajo muy flojo, probablemente no tan atroz como el tráiler nos hacía suponer, pero aún así no aporta muchas cosas interesantes al mundillo de Drácula y sobre todo es muy aburrida. Contiene algunas referencias de la original, pero la historia toma un rumbo diferente que convierte al Conde en alguien mucho más listo (que misteriosamente puede convertirse en cualquier animal que desee) e integra de manera muy vaga a los hombres lobo, dejándote en muchos casos más dudas que respuestas conforme pasan los minutos.

Las actuaciones son bastante malas, demasiado forzadas e incluso un tanto caricaturescas; especialmente Asia Argento es la que por momentos pareciera que estaba filmando una comedia o algo así, ya que en una parte hace unas expresiones faciales de las cuales no me pude dejar de reír. En producción es medio meh: la dirección de arte está aceptable, pero lo de los efectos especiales si es como para darse un tiro porque son dignos de un videojuego de 1995. Digo… está bien que al director italiano no le agrade mucho la tecnología, pero esto rayo en lo ridículo.

Mención aparte merece el score. Es sublime y por mucho lo mejor de la película, lo cual no es de extrañar sabiendo que Claudio Simonetti fue quien estuvo detrás de este.

Opinión final: Dracula 3D es otra decepción más que alarga la espera para poder ver algún día un último trabajo de calidad de Argento. Una estrella es exclusivamente por el score, pero definitivamente es un trabajo que no recomiendo que vean.

Ojometro:
**

domingo, 21 de abril de 2013

Zombieland: The Series



Después de que en el 2009 la película Zombieland tuviera un gran éxito parecía casi inevitable que saliera una secuela, para muchos era el paso más lógico siguiendo la tendencia actual del género y ciertamente todo se estaba alineando para que se diera. Tanto el director como los escritores en varias ocasiones dieron a entender que la segunda entrega tarde o temprano iba a filmarse; incluso los actores Woody Harrelson y Jesse Eisenberg la llegaron a confirmar, pero por cuestiones del destino todo quedó en el limbo.

Esto hasta que el año pasado se empezó a rumorar la probable adaptación para una serie de TV, algo que por momentos parecía nuevamente ser solo otro proyecto fallido, pero que al final Amazon rescato al ordenar la filmación de un capitulo piloto. Y bueno… después de varios meses de espera por fin se estrenó en estos días como parte de diversos proyectos cuyo futuro dependerá de la reacción de los fans en los Estados Unidos. 

De momento yo ya puede ver el episodio y aquí dejo mis conclusiones:

El imaginarme Zombieland sin la presencia Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone y Abigail Breslin no era muy alentador, ya que estos cuatro lograron una química impresionante y sus personajes son entrañables, por lo cual este show tenía un handicap en contra bastante pesado con el cual lidiar a la hora de escoger a los nuevos actores. A pesar esto, ciertamente creo que hicieron un buen trabajo con el casting y aunque evidentemente no es lo mismo, los personajes de Columbus, Wichita y Little Rock si son muy parecidos a los de la película (en cuanto a personalidad). Sin embargo, en el caso de Tallahassee el cambio si es bastante radical, probablemente porque el actor que lo interpreta es totalmente lo opuesto a Harrelson y en general le da una personalidad mucho más exagerada y con otro tono, aunque igualmente logra momentos destacados.

Por el resto realmente se siente muy similar. La historia se basa en que el grupo inicia la búsqueda de otras personas para poder formar una comunidad y así lograr asentarse para llevar una vida normal, pero tienen tan mala suerte que al final todos sus nuevos miembros terminan con un destino trágico. Este punto de partida me agrado y creo que pudiera ser bastante bueno para llevar la línea de toda la primera temporada; en especial porque la búsqueda de nuevos miembros brindo varios de los momentos más graciosos de este episodio, siguiendo con la línea de humor del trabajo original (aunque mi escena preferida fue la inicial).

Las limitaciones de producción fueron evidentes, pero supongo que por tratarse del capítulo piloto no hubo tantos zombies como uno supondría que pudo haber por cuestiones de presupuesto. Aunque por otra parte, será interesante ver como manejaran este aspecto si al final Amazon acepta producir la serie; especialmente porque la cuestión visual en este caso si la considero importante y claramente eso tendrá que verse reducido de alguno u otro modo.

Mi única preocupación es que no se si este tipo de humor de para que la audiencia lo soporte durante varios episodios; puede que para una hora y media en cine sea muy efectivo, pero al tratarse de series las cosas cambian constantemente con mucha más rapidez. Pero aún así creo que este experimento tiene potencial, uno que con solo treinta minutos no se puede apreciar a su máximo esplendor y que solo nos deja con la esperanza de que la reacción de los fans y la audiencia sea lo suficientemente positiva para ver aunque sea una temporada de tan ansiado proyecto. 

viernes, 19 de abril de 2013

Crítica: Texas Chainsaw 3D

Película del director John Luessenhop, la cual significa su debut dentro del género y la séptima entrega de la franquicia. En Estados Unidos se estrenó desde el pasado mes de enero (recaudando un poco mas de 34 millones en taquilla), pero en México y otras partes de Latinoamérica hasta ahorita está llegando.

Sinopsis:

Justo después de los sucesos que se presentan en la película original, los Sawyer son masacrados por habitantes de Newt, Texas; quienes eliminan a toda la familia con excepción de una bebé. Varios años después una joven de nombre Heather Miller (Alexandra Daddario) se entera de que ha recibido una herencia y junto con tres de sus amigos viaja a Texas sin saber que podría tener una inesperada reunión familiar.

Comentarios generales: 

Cada vez que veo una nueva entrega de Texas Chainsaw Massacre realmente lo hago bajo la idea de no esperar mucho, ya que la franquicia ha tenido tan mala suerte que parece que nunca podrá librarse de ella.

Este caso no es la excepción, lo cual es una lástima porque creo que el camino que toman es bastante interesante al utilizar escenas de la original y ligar la historia inmediatamente; sin embargo, no pasan ni cinco minutos para que se empiece a evidenciar poca coherencia (¿De dónde diablos salieron tantos miembros de la familia Sawyer?) y aunque esto podía arreglarse con un poco de imaginación nunca lo hacen. Aún así, debo de decir que me agrado el giro que le dan en la parte final gracias a que hasta ese momento todo era la típica película con Leatherface matando jóvenes, pero al cambiar la tónica un poco le dieron cierta frescura e inexplicablemente un poco mas de vida a la franquicia.

En cuanto a las actuaciones es lo que es; Daddario luce increíblemente sexy todo el tiempo, pero no hay mucho que destacar en este aspecto. En producción tiene cosas interesantes también, aunque realmente no hay tanta sangre como uno hubiera esperado y ciertamente me decepcionó el hecho de que no pudieran recrear esa atmósfera incomoda de la original (e incluso del remake del 2003); en especial porque es un elemento muy importante dentro de TCM.

Por otro lado, lo que hacen con la imagen de Leatherface me gustó; al menos fueron coherentes con respecto al tiempo en este aspecto.

Opinión final: Texas Chainsaw 3D me fue difícil valorarla, estaba entre decepcionante o aceptable, pero al final me decidí por la segunda opción porque en general me entretuvo. Por momentos es muy absurda y tiene muchísimos huecos que evidencian aun más que esta franquicia ya no da para más (a pesar de que en 2015 viene otra entrega), pero de todas las secuelas/precuelas/remakes que han salido desde 1986 creo que esta es la mejorcita.

Ojometro:
*** 

lunes, 15 de abril de 2013

Crítica: Infected (2013)

Película del director Glenn Ciano (Inkubus). Gracias a Screen Media Darkside encontró distribución en los Estados Unidos y salió en formato físico el pasado 9 de abril, así como en iTunes.

Sinopsis:

Un grupo de cazadores liderados por Louis (Michael Madsen) y el doctor Edward Dennehey (William Forsythe) pretenden pasar una tranquila tarde a lado de sus hijos en una cabaña alejada de la sociedad. Lo que no saben, es que un extraño virus está afectando a las personas y poco a poco los infectados los encontrarán y tendrán que luchar por sus vidas.



Comentarios generales: 

Sinceramente cuando me entero de alguna película de zombies de bajo presupuesto por lo regular espero lo peor, ya que esa combinación suele ser mortal e Infected es el perfecto ejemplo de esto.

La verdad es que se trata de un trabajo de amateurs que no solo esta pésimamente filmada (la cantidad de desenfoques que se pueden contar son de pena), sino que parece como si el guión haya sido escrito por fragmentos después de que los creadores veían otros filmes del género y copiaban ideas de cada una de ellas en una servilleta. Aunque eso no es lo peor, sino que para no hacerlo tan evidente se les ocurrió la brillante idea de agregar el concepto de mostrar a los zombies con cierta conciencia: a pesar de que matan y se comen a otras personas estos pueden regresar a la normalidad, incluso mostrar cierto arrepentimiento por lo que hacen.

Probablemente todo el presupuesto se lo gastaron en Madsen y Dennehey, quienes están bastante lamentables en sus roles; aunque el papel más hilarante es el de una abuelita que por más que quise no pude parar de reír cuando la veía. En producción todo es igualmente de risa: hay una escena de sexo que es interrumpida supuestamente por un grito que NUNCA se escucha, el trabajo de edición hace que las personas se teletransporten de manera increíble y los zombies parecen más que nada personas listas para asistir a una fiesta de Halloween.

Opinión final: Infected es de lo peor del año. Realmente de no ser por los dos actores conocidos uno juraría que esto lo filmó un niño a quien le acababan de regalar un iPad y quería probar la cámara.

Ojometro:
*

sábado, 13 de abril de 2013

Crítica: 13 Eerie (2013)

Producción canadiense dirigida por Lowell Dean, quien salvo por un trabajo en una antología ajena al género realmente no había hecho mucho en cine. Su salida en formato físico se dio el pasado 2 de abril en los Estados Unidos.

Sinopsis:

Seis estudiantes forenses son trasladados a una isla remota para competir por un puesto dentro del FBI. Lo que nadie sabe es que dicha isla tiene un pasado oscuro que involucra experimentos biológicos ilegales, algo que ocasionará que en lugar de pensar en obtener un anhelado puesto de trabajo estos chicos simplemente quieran salir de ahí con vida.

Comentarios generales: 

Sinceramente no tenía idea de lo que iba a tratar esta película, de hecho, al inicio parecía que iba a ser un slasher debido a que sigue muchos de los pasos convencionales de este tipo de historias (un grupo de estudiantes en un lugar remoto, incomunicados y que están siendo observados), pero de pronto cambio a una de zombies.

Dentro de sus puntos débiles está el hecho de que casi no te explican mucho del pasado de la isla y ciertamente hubiera sido interesante un poco mas de trasfondo con respecto a eso. Sin embargo, dejando ese aspecto de lado realmente la película logra crear muchos momentos entretenidos llenos de acción e incluso algunos otros con cierto suspenso; principalmente porque se encargan de presentarnos un conflicto que no esta tan cargado del lado de las criaturas como suele ocurrir la mayoría de las veces.

En cuanto a los actores hay algunos rostros conocidos, aunque evidentemente quien más destaca es Katharine Isabelle. Aún así creo que en general todos hacen un buen trabajo, especialmente porque no son mostrados como los típicos personajes idiotas a los que matan fácilmente.

En producción cumple. Me agradó el hecho de que las escenas por la noche no fueran tan oscuras y se pudiera ver claramente lo que ocurría, hay efectos especiales prácticos que hacen de las muertes algo más grotesco y el que no hubiera hordas de zombies le brindo al equipo de maquillaje el poder hacer un trabajo mucho más detallado con las pocas criaturas que aparecen y que la verdad lucen bastante bien.

Opinión final: 13 Eerie me gustó, así de simple. No es algo que cambie el rumbo del género de zombies pero me entretuvo bastante; es una película sólida en prácticamente todos los aspectos que por el momento, a mi parecer, se encuentra dentro de lo mejor que ha salido este año.

Ojometro:
**** 

jueves, 11 de abril de 2013

Crítica: Evil Dead (2013)


Remake de la película de culto de 1981, la cual está dirigida por el uruguayo Fede Alvarez y cuyos productores son Sam Raimi y Bruce Campbell. Se estrenó en Estados Unidos y México la semana pasada (así como en otros países).

Sinopsis:

Cinco amigos se reúnen en una cabaña para apoyar a Mia (Jane Levy) en su etapa de desintoxicación y que esta pueda de una vez por todas recuperarse de sus adicciones. Ahí se encuentran algo totalmente desagradable y de paso con un misterioso libro, del cual uno de ellos logra leer unos breves extractos y libera a un demonio del bosque que no descansará hasta acabar con todos para lograr sus crueles intenciones.


Comentarios generales: 

Debo de aceptar que el debutante Fede Alvarez me sorprendió de manera muy grata con lo que realizo aquí, ya que esta nueva versión incluso me cuesta trabajo considerarla un remake en todo el sentido de la palabra y eso a mi juicio es lo que en muchas ocasiones es lo que esta clase trabajos necesitan.

Evidentemente está guiada por la base de The Evil Dead y además aderezada con muchos aspectos de Evil Dead II que todo el mundo notará, pero desde un inicio se te muestra que esto no irá línea por línea como la original y que las pretensiones de Alvarez no son las de crear una pequeña atmósfera aterradora como Raimi, sino que tomara un camino mucho mas visual para crear todo un espectáculo sangriento que te haga sentir incomodo y, tal vez, te genere algunos sustos. Algo que probablemente era la intención en 1981, pero que ante las limitaciones tecnológicas no se pudo lograr.

Jane Levy hace un trabajo muy destacado con su papel de Mia, tiene muchos cambios en el transcurso de la historia y su transición de una “adorable” victima de las drogas a un demonio hijo de puta es tremenda. El resto del elenco cumple; especialmente Lou Taylor Pucci como Eric resalta bastante en la parte final.

En producción es una autentica maravilla: la fotografía le brinda ese tono tétrico de la original y la dirección de arte logra recrear la cabaña a la perfección, pero sobre todo hacen del bosque algo digno de ver. Mientras que el score, si bien no es lo más destacado, si hace una buena labor al adecuarse a cambios tan abruptos que la historia va desarrollando con el paso de los minutos.

Aunque sin duda el trabajo de maquillaje y efectos especiales son lo que se llevan las palmas, especialmente porque un 90% de estos son realizados a la vieja escuela y eso le añade un impacto extra a las escenas; dejando que el CGI solo sea utilizado para cosas puntuales necesarias. Además de que le quita el toque cómico y le brinda uno muchísimo más realista.

Opinión final: Terminó la espera y debo de decir que valió totalmente la pena. Yo recomendaría que se viera esta película sin complejos y sin esperar que sea escena por escena como la original, ya que esta Evil Dead es un ente diferente que se sostiene en las bases ya conocidas pero apunta en una dirección distinta para que las nuevas generaciones se integren a ella. Y lo hace de una manera genial.

* Les recomiendo que se queden hasta después de los créditos finales.

Ojometro:
*****

miércoles, 10 de abril de 2013

Análisis de la tercera temporada de The Walking Dead



La semana pasada termino la tercera temporada de The Walking Dead y creo que ya pasó el tiempo suficiente como para poder hablar de esta sin spoilear a aquellos que todavía no han visto los últimos capítulos. Aunque si son de los que aún no la ven completa, es recomendable que dejen de leer este texto justo en este momento.

En cuestiones de televisión sin duda el entrar a una tercera temporada ya es algo importante debido a que el show empieza a volverse “adulto” y según la opinión de varios esta suele ser la etapa en donde las series muestran de lo que verdaderamente están hechas dado a que el hype de las primeras temporadas empieza a disminuir. Así que después de una muy polémica segunda temporada este show tenia la tarea de mantener su audiencia y demostrar que no solo se trato de algo pasajero, lo cual lograron de manera más que contundente.

Ya que The Walking Dead para su tercera temporada incremento notablemente sus niveles de audiencia (solo en tres episodios estuvieron por debajo de los 10 millones de televidentes), convirtiéndose así en uno de los shows más vistos dentro de los Estados Unidos y por mucho el más visto del canal AMC, al grado de que su final de temporada tuvo 12.4 millones de televidentes.

Evidentemente las expectativas estaban al tope, pero… ¿En verdad pudieron cumplirlas?

Ciertamente creo que esta temporada logró elevar el nivel de la serie, aunque siguió sufriendo del mismo problema que las dos anteriores: una mitad muy buena y otra no tanto. Un fenómeno que no sabría explicar, pero que debe de estar muy ligado a los conflictos que han causado que dos show-runners (Frank Darabont y Glenn Mazzara) hayan abandonado el barco teniendo tan solo tres años al aire, ambos por aparentes desacuerdos creativos con AMC.

Dejando de lado esos problemas, lo que para mi si fue muy claro es que la primera mitad de la temporada es probablemente lo mejor que han hecho hasta ahora como conjunto. Iniciaron con el acelerador a fondo dejando a todos muy satisfechos en el inicio de temporada y posteriormente mostrando uno de los capítulos más emocionales e intensos de toda la serie con "Killer Within", donde se dio la muerte muy prematura (y gratamente sorpresiva) de Lori. Después de este cuarto episodio la intensidad bajo un poco y salvo por un tropezón las cosas creo que fueron realmente muy bien manejadas hasta el mid-season finale, lo cual hizo que todo el mundo estuviera muy esperanzado para la segunda mitad porque esta parecía que iba a ser genial. Cosa que lamentablemente no ocurrió.

En esta se pudieron notar nuevamente muchos de los problemas que aquejaron a la primera mitad de la segunda temporada, la serie entro en un bajón de ritmo bastante notable que se reflejo en la mayoría de los episodios gracias a que no ocurría nada y una vez más el exceso de diálogos hacia acto de presencia. Aunque el principal problema para mí fue que esta la centraron en exceso en Andrea, un personaje totalmente antipático que desde el año pasado claramente se ganó el odio de los fans y que, contrario al resto de los personajes, nunca mostró algún tipo de evolución a lo largo de la historia que la hiciera digerible. Evidentemente su muerte en el final me sorprendió bastante como a la gran mayoría, pero eso no fue suficiente como para salvar algo que a todas luces se veía destinado a fracasar.

Aún así. Tampoco se puede ignorar el hecho de que en esta etapa se dieron dos de los mejores capítulos no solo de la temporada, sino de la serie en general. “Clear” y "This Sorrowful Life" fueron episodios de redención espectaculares que mostraron realmente el nivel que TWD puede alcanzar cuando logran un balance adecuado entre zombies, desarrollo de personajes e historia. Y que curiosamente estuvieron centrados en dos personajes de la primera temporada que hicieron sus regresos.

Otro aspecto importante fue sin duda la introducción de nuevos personajes, la gran mayoría desechables o con propósitos meramente alimenticios para los zombies, pero hubo tres que eran esperados ansiosamente por los fans, me refiero a: Michonne, Tyreese y The Governor.

En el caso de Michonne creo que el personaje fue de menos a más en la temporada debido que se vio arrastrada durante gran parte por el “efecto Andrea”, pero una vez que las separaron completamente y la integraron al grupo principal su rol se volvió mucho más interesante, siendo un poco más parecida a la del cómic. En el caso de Tyreese definitivamente su rol es muy distinto al que nos imaginábamos, pero creo que no tuvo la presencia suficiente como para poder hacer un juicio mucho más amplio y habrá que esperar hasta la próxima temporada para hacerlo.

Por último está The Governor. Sin duda el que más división causo debido a que muchos no estuvieron de acuerdo con su imagen y personalidad tan diferentes a las del cómic, algo que a mí personalmente no me molesto. Y es que realmente creo que este personaje fue por mucho el más complejo de toda la temporada y su evolución de un tipo relativamente normal a uno totalmente psicópata termino siendo demasiado buena, aunque igual que varios quede un tanto decepcionado por lo que ocurrió en el final de temporada con él.

También considero positivo el hecho de que ahora si se vieron muchísimos zombies, algo que fue una de las críticas mas fuertes durante la segunda temporada y que se nota tuvieron el valor para corregir en esta ocasión. Evidentemente en algunos episodios tuvieron más presencia que en otros, pero en general ahora no se les limitó y existieron varios momentos realmente buenos con estas bonitas criaturas.  

Opinión final: En términos generales considero que esta ha sido la mejor temporada de The Walking Dead hasta el momento, ya que a pesar de que tristemente no pudieron mantener la inercia inicial, si lograron crear la cantidad suficiente de episodios tanto buenos como aceptables para considerarla exitosa. Además de que se pudo notar una mejora en todos los aspectos de producción y dejaron la mesa puesta para una cuarta temporada que promete ser el punto de partida para que la serie y el cómic empiecen a distanciarse mucho más.

Sin olvidar que tendrán un nuevo showrunner y eso sin duda tendrá algún efecto.

Capítulos imperdibles:

“Seed”
“Sick”
"Killer Within"
"When the Dead Come Knocking"
"Made to Suffer"
“Clear”
“Prey”
"This Sorrowful Life"

lunes, 8 de abril de 2013

Crítica: Coffin Baby (2013)

Secuela del remake de The Toolbox Murders. Está dirigida y escrita por Dean Jones, quien de hecho realiza su debut tras la cámara. Salió en DVD hace apenas unas semanas atrás en los Estados Unidos.

Sinopsis:

Samantha (Chauntal Lewis) es secuestrada por uno de los asesinos seriales más brutales que la ciudad de Los Angeles haya visto, "The Toolbox Killer". Este la mantendrá cautiva y la hará presenciar cosas brutales mientras ella trata de escapar, sin saber que tal vez lo más peligroso no es precisamente el asesino.




Comentarios generales: 

Probablemente por cuestiones de derechos no la llamaron The Toolbox Murders 2, pero realmente no importa si no viste la primera porque nunca se toman la delicadeza de unir una con la otra.

Jones estuvo involucrado en el trabajo de maquillaje de TTM, así que no era ajeno al concepto, pero realmente no parece que tuviera mucha intención de expandir más allá las cosas debido a que en un punto la historia simplemente no tiene sentido alguno, solo te ponen ahí a un asesino que mata brutalmente a sus víctimas y mantiene secuestrada a la protagonista; todo para que solo en un par de minutos resuelvan el asunto y, con fortuna, tú puedas captarlo si es que todavía no te duermes.

Tratan de añadirle un giro que resulta totalmente ineficaz y a lo mucho creo que lo más destacado es ver precisamente como TTK muestra sus habilidades culinarias en una escena.

La actuación de Chauntal Lewis es para llorar, totalmente exagerada hasta el grado de que en ciertas escenas no pude evitar reírme de lo tremendamente falsa que resulta. En producción lo más destacado indudablemente es el trabajo de maquillaje, uno puede ver con esto cual es el punto fuerte de Jones y que seguramente gran parte del presupuesto se fue ahí porque en lo visual la película cumple bastante bien.

Opinión final: Si eres de los que con solamente ver mucha sangre y miembros arrancados te conformas, sin duda esto es para ti. Pero si buscas algo más elaborado definitivamente Coffin Baby terminara siendo un terrible dolor de cabeza.

Ojometro:
*

sábado, 6 de abril de 2013

Crítica: Girls Against Boys (2013)

Trabajo del director Austin Chick, quien también escribió el guión. La película salió a la luz desde hace un año en festivales, pero no fue sino hasta el pasado mes de febrero que vio un limitadísimo estreno en cines y su salida en formato físico dentro de los Estados Unidos.

Sinopsis:

El destino hace que Sue (Danielle Panabaker) y Lu (Nicole LaLiberte) se conozcan una noche y salgan de fiesta para olvidar sus problemas. Sin embargo, esto no termina muy bien para una de ellas y provoca que ambas mujeres, cansadas de los abusos de los hombres, salgan a tomar su revancha.



Comentarios generales: 

Probablemente la intención de Chick era crear una historia profunda sobre venganza y feminismo, pero se lo quiere tomar tan en serio que al final convierte su película en algo con lo que difícilmente el espectador podrá conectarse.

Todo se queda a medias, las escenas que supuestamente tienen que ser brutales no lo son, los motivos de una de las protagonistas nunca quedan muy claros e incluso un suceso que te debería de causar impacto y disgusto al final es fuera de cámara. Vamos… de pronto las cosas dejan de tener sentido y una historia de venganza termina convirtiéndose en una de ¿amor lésbico no correspondido?; en donde por alguna extraña razón el director muestra una increíble obsesión por los baños y por filmar las piernas de ambas protagonistas.

Panabaker hace un buen trabajo con un personaje que parece no tener rumbo alguno, mientras que LaLiberte desborda bastante sensualidad y locura. A nivel de producción el trabajo de fotografía tiene sus momentos destacados, pero definitivamente los fans quedarán sumamente decepcionados por las escenas de muertes.

Opinión final: Girls Against Boys es una película del montón que después de unos 30 minutos se vuelve en un sinsentido bastante aburrido gracias a sus intenciones de querer ser un slasher.

Ojometro:
**

viernes, 5 de abril de 2013

Crítica: Dark Skies (2013)

Película dirigida y escrita por Scott Stewart (Legion, Priest). Se estrenó en los Estados Unidos durante el pasado mes de febrero y en México hará lo propio el próximo 19 de abril.

Sinopsis:

Lacey (Keri Russell) y Daniel Barrett (Josh Hamilton) tienen una vida aparentemente tranquila hasta que empiezan a lidiar con los problemas de su hijo adolescente Jesse y el pequeño Sam. Especialmente este último comienza a hablar de un nuevo amigo imaginario al que llama “The Sandman” y que al parecer lo visita todas las noches, cosa que en un principio es tomado como una simple etapa de la niñez, pero que poco a poco será el punto de partida para que toda la familia se dé cuenta de que no están solos.

Comentarios generales: 

Sinceramente mis expectativas con esta película no eran las mejores dado a que los dos trabajos previos de Stewart no me agradaron mucho, pero creo que este es sin duda lo mejor que ha hecho hasta la fecha.

Es un poco pesada, dramática y tediosa al inicio, ya que ocurren situaciones que se han visto infinidad de veces en otros lados, pero es justo cuando se empieza a revelar la presencia de los extraterrestres en donde las cosas se ponen interesantes y sube la intensidad. Además de que tratan de abordar el tema de la manera más natural posible, sin caer en los excesos lunáticos habituales y centrándose más en la frustración de una familia a la que poco a poco se le termina el tiempo ante un problema que parece no tener solución alguna.

Russell es por mucho lo mejor a nivel actoral, ella tiene las escenas potentes de la película; mientras que Hamilton por momentos parece totalmente fuera de lugar y muy exagerado. También debo de decir que Rockett en su papel de Sam me resulto bastante odioso y desesperante.

En producción realmente no hay mucho que destacar: los efectos especiales ciertamente son dignos del canal Sci-fi y el pago con los extraterrestres es muy decepcionante.

Opinión final: Dark Skies es más del tipo de película por la cual uno pagaría para rentarla en época de promoción y no para verla en el cine debido a que no ofrece nada nuevo. No es mala, pero contiene mucho drama que seguramente hará que más de uno la deje de ver a los 20 minutos de haber iniciado.

Ojometro:
***