sábado, 30 de noviembre de 2013

Crítica: Skinwalker Ranch (2013)

Primera película que dirige el hasta ahora actor Devin McGinn, quien además también es el productor. Se estrenó de manera limitada en cines y para iTunes el pasado 30 de octubre dentro de los Estados Unidos, aunque también se puede obtener mediante su sitio oficial.

Sinopsis:

Un equipo de científicos se aloja en un rancho para investigar y documentar ciertos sucesos paranormales que rodean la desaparición de un niño de 10 años en Utah. Estando ahí serán testigos de una serie de cosas inexplicables que los harán comprender que probablemente no fue una buena idea ir a ese lugar.  

Comentarios generales:

McGinn nos trae un found footage que realmente no ofrece nada nuevo, ya que aunque la historia está basada en hechos supuestamente reales del rancho localizado en Utah, la verdad es que lo único que varía de muchos otros trabajos similares es precisamente la locación.

Aquí no es un hospital psiquiátrico abandonado y eso en cierto modo amplia un poco el panorama de lo que pueden mostrar, el problema es que no saben cómo: lo que en un inicio se trata sobre la desaparición de un niño termina convirtiéndose en una mezcla de varios mitos/fenómenos mostrados de manera aleatoria en pantalla sin ningún tipo de conexión.

De pronto vemos espíritus corriendo y de manera abrupta se pasa a la aparición de un tipo como ¿lobo? gigante que a los cinco minutos es olvidado por la presencia de extraterrestres, los cuales quedan en segundo plano por la revelación de un misterioso vídeo sobre una niñita diabólica del pasado.

Así es, de todas estas cosas se muestra algo y la mayoría queda sin explicación alguna dado a que nunca se realiza el seguimiento necesario para que el espectador por lo menos pueda sentir algo de intriga por todos estos supuestos fenómenos; lo que deja como resultado un cóctel con algunos sustos fáciles que por más que quieres no les logras encontrar sentido.

Irónicamente la película tiene su punto fuerte en un aspecto que suele ser poco importante en los found footage: el desarrollo de los personajes. Si bien creo que hay muchos y algunos sobran, en general todos desarrollan personalidades interesantes conforme van sorteando los extraños sucesos, lo cual da como resultado interacciones con bastante fuerza que hacen del final algo entretenido a pesar de lo inexplicable que es.

Dado a que lo más sólido es precisamente el desarrollo de los personajes las actuaciones por lo consiguiente son aceptables, no son nada del otro mundo pero la mayoría de los actores (para mi desconocidos) cumplen. En producción también es atípica para su género, se nota más presupuesto de lo normal o un mejor uso de los recursos: el trabajo de fotografía en exteriores están muy bien, el sonido en determinadas escenas es estupendo y los efectos, aunque nada ostentosos, sirven perfectamente para cada situación.  

Opinión final: Skinwalker Ranch está pasable. De esas películas para perder el tiempo cuando no tengan nada más que hacer.

Ojometro:
*** 

jueves, 28 de noviembre de 2013

Crítica: Masked (2013)

Cortometraje dirigido y escrito por Alex Williams. Fue un proyecto financiado por medio de Indiegogo durante el 2012, el cual logró recaudar algo así como $4,000 dólares y que salió a luz a inicios de este año.

Sinopsis:

Alex Luna (Luis Rodriguez) es interrogado por una psicóloga criminalista después de que su familia fue atacada por un extraño intruso con máscara blanca.







Comentarios generales:

No suelo hacer críticas sobre cortometrajes, pero este me llegó como un pedido especial y considerando su historia me pareció buena idea hablar un poco sobre esta propuesta, ya que aunque Masked solo dura en total 22 minutos, este logra lo que muchas producciones largas simplemente no consiguen: el contar una historia sólida de principio a fin.

Realmente no es algo que vaya a cambiar las cosas sobre cómo hacer cine; de hecho, puede resultar algo predecible en un 90% de su duración, pero Williams es capaz de sacarte una sensación de sorpresa de la nada a pesar de que siempre tienes lo evidente frente a ti. Todo gracias a un buen manejo de las limitadas situaciones y los (breves) tiempos, los cuales son complementados con la creación de una atmósfera que te llamará la atención y que, de forma totalmente pensada, oculta ciertas carencias en la producción.   

Para su limitado presupuesto en general está bien filmada e iluminada, aunque sin duda su punto más débil son las actuaciones. No diría que están pésimas, pero es muy claro que muchos de los involucrados estaban haciendo su debut y sus interpretaciones lucen como las de un trabajo de escuela; algunos están totalmente inexpresivos o de plano les cuesta muchísimo el no pensar que están siendo filmados y están a nada de ver directo a la cámara.

Opinión final: Cortometraje entretenido que claramente tiene sus limitantes, pero detrás hay alguien talentoso que pudiera realizar algo importante en un futuro.

Ojometro:
***

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Crítica: Fear Lives Here (2013)

Debut tras la cámara de Michael Gordon, quien además estuvo involucrado en varias áreas como la cinematografía, producción e inclusive como operador. Se mantuvo en la congeladora durante bastante tiempo después de que fue exhibida en el Fear & Fantasy Film Festival, pero logró obtener distribución y salió a la venta en DVD el pasado 19 de noviembre dentro de los Estados Unidos.

Sinopsis:

Cinco universitarios realizan un viaje a una remota área abandonada. Ya estando ahí, uno de ellos se topa con un misterioso niño que le regala un muñeco, sin saber que eso será el inicio de un juego del cual no podrán librarse.


Comentarios generales:

Amigos perdidos en el bosque, uno de ellos filmando todo con una cámara y un “aterrador” niño fantasma asechando. Es claro que Fear Lives Here no apostaba por la originalidad desde un inicio, pero aún manejando tantos conceptos básicos no logra grandes resultados.

Gordon debuta ofreciéndonos una película cuya palabra perfecta para describirla seria aburrida, algo que en realidad no se debe a que es pan con lo mismo, sino porque el ritmo es exageradamente pesado durante gran parte de esta. No es horrible, de hecho, tiene algunos conceptos en cuanto a las decisiones de supervivencia de los personajes que no suelen verse muy seguido en esta clase de historias (mantenerse juntos, esperar a que amanezca para buscar alguien), pero el guión es tan débil y lleno de inconsistencias que al final de cuentas lo que menos te importa es saber por qué diablos están atrapados en ese juego. 

Y es que en realidad nunca te explican nada, hacen algunas conjeturas y casi al inicio te dan digamos un punto de partida cuando el fantasma le entrega el muñeco al personaje de Alex, pero eso termina importando poco gracias a que tiene nulo impacto en el desarrollo e inclusive resulta intrascendente para los efectos del final. Haciéndote cuestionar los propósitos de ese aspecto que se supone es muy relevante.

Para el colmo todas las escenas con más dinámica son realizadas fuera de cámara, tal vez esto con la intención de mantener la intriga y suspenso lo más que se pudiera, pero termina siendo totalmente contraproducente al tener un ritmo inicial tan lento que provoca esperar un poco más de acción, la cual nunca llega… o llega a cuentagotas.

En actuaciones no es precisamente mala; nuevamente los actores hacen lo mejor que pueden con un guión muy flojo y en términos generales Zack Gold (Alex) logra un interpretación sólida que te hace sentir pena por él. En producción no tiene mucho: un decente trabajo de fotografía, un buen sonido y efectos muy primarios. Sin embargo, la caracterización del fantasma de Johnnie es una de las más lamentables que he visto; no solo porque no luce como alguien que murió en los 50s, sino porque en realidad ni siquiera luce como un fantasma.

Opinión final: Fear Lives Here es bastante aburrida, realmente tiene pocos elementos que la vuelvan un must-see para este raquítico final de año.

Ojometro:
**

lunes, 25 de noviembre de 2013

Crítica: Killer Holiday (2013)

Película del director Marty Thomas, quien además también hace una pequeña aparición en pantalla. Salió a la venta en DVD y plataformas digitales el pasado 5 de noviembre, aunque la versión en formato físico incluye muchísimos extras que no pueden ser vistos en otro lado.

Sinopsis:

Un grupo de amigos se van de viaje en carretera por el desierto de California para pasar las vacaciones de primavera. Mientras más se alejan de la civilización llegan a un misterioso parque de diversiones abandonado dentro de la ruta 66, donde un peligroso asesino los asecha.




Comentarios generales:

He aquí una película independiente que en base a un esfuerzo bastante importante logró tener un lanzamiento más efectivo que la gran mayoría de trabajos similares y con lo que pudo crear cierta inercia positiva que le ayudo, lo cual es algo que le reconozco.

El problema es que la buena publicidad no significa gran calidad y Killer Holiday deja mucho que desear en todas las áreas en donde un slasher debe de cumplir; especialmente porque desde los primeros cinco minutos uno no solo sabe exactamente quién es el asesino, sino también su cómplice, quitándole así todo el posible grado de misterio que se pudiera generar.

Evidentemente la idea no era mantener escondida la identidad del asesino, pero con esto uno esperaría algo más original, algo que tratara de variar un poco las reglas del juego para mantenerte intrigado; sin embargo, Thomas solo se limita a contar algo que de entrada no parece tener mucho sustento detrás y que cuando quieren explicártelo no saben cómo diablos justificarlo (aunado a que dejan demasiadas cosas sin resolver).

Lo peor es lo tremendamente ridícula que es, ya que ante el sinsentido en la historia todo lo que le quedaba era que la masacre fuera por lo menos entretenida, pero ni eso logran. Sin temor a equivocarme este debe de ser uno de los grupos de jóvenes mas inútiles en la historia del género slasher, cada decisión que toman es idiota y no ayuda mucho que las propias persecuciones en las que se ven envueltos estén totalmente carentes de tensión y dinámica.

Esto último obliga a tratar de esconder las carencias en base a trucos con la cámara que por lo regular son utilizados en vídeos musicales (donde Thomas tiene mucha experiencia) como rápidos cortes de escena para imprimirle más ritmo, pero sin mucho éxito.

En actuaciones poco se puede decir, ya que aunque claramente el guión no ayuda a los actores, estos tampoco muestran grandes condiciones y todos lucen increíblemente forzados. Visualmente la película hasta eso logra crear una atmósfera interesante dentro del parque de diversiones gracias a una dirección de arte decente que lamentablemente se pierde ante la poca iluminación, pero de ahí en fuera la producción pasa de largo.

Opinión final: Killer Holiday es un slasher muy flojo. Realmente lo que vale la pena son los extras en el DVD y su sexy protagonista pelirroja.

Ojometro:
**

sábado, 23 de noviembre de 2013

Crítica: The Dead Inside (2013)

Producción inglesa que significa el debut tras la cámara para Andrew Gilbert, quien además también da sus primeros pasos como guionista junto a Julian Hundy. La película salió directamente en DVD dentro del Reino Unido durante el pasado 14 de octubre, mientras que todavía no hay información sobre si llegará de este lado del planeta.

Sinopsis:

El Reino Unido es amenazado por algo que revive a los muertos y el caos es total. Ante esto, un grupo de soldados, civiles y adolescentes hacen todo lo posible para mantenerse a salvo dentro de una escuela esperando a que alguien los rescate, mientras que a las afueras una horda de zombies se acumula con el paso de los días.

Comentarios generales:

Debo de aceptar que cuando supe que era una película de zombies con bajo presupuesto ya estaba listo para destrozarla, la combinación ideal para un desastre se volvía a presentar ante mí y esperaba lo peor; sin embargo, puedo decir que The Dead Inside está lejos de ser mala.

Se nota a todas luces que Gilbert y Hundy son fans porque la película está llena de referencias a los clásicos de Romero, al grado de que es muy evidente de dónde sacaron la idea central para esta historia, pero eso no evita que logren ofrecer un trabajo que en su mayoría te mantiene atento con persecuciones dinámicas, varias muertes y decisiones estúpidas.

En general es una película de zombies en toda la regla, donde las cuestiones personales son dejadas de lado y no se le pone mucha énfasis a la situación general de la humanidad bajo este escenario apocalíptico. Decisión que agradará a varios o molestará a otros cuantos considerando las tendencias actuales.

Su principal problema es que dura más de lo debido, lo cual provoca que a la mitad caiga en un tipo de agujero en donde pasa muy poco y tengan que recurrir a situaciones de relleno que no aportan absolutamente nada. Inclusive esto da pie para que integren un tipo de “antagonista” muy flojo, cuya presencia resulta totalmente gris y nunca logra los efectos que uno supone tendría que provocar.

El final me gustó, está original dentro de lo que cabe y te saca del letargo provocado por lo previamente mencionado.

En cuanto a las actuaciones realmente es puro desconocido, probablemente la mayoría de los actores hizo su debut aquí y, aunque en ocasiones se les nota lo verde, no perjudican mucho las cosas. En producción exprimieron totalmente los cerca de $25,000 dólares que tuvieron de presupuesto, en especial porque utilizan varias locaciones y una importante cantidad de extras para los zombies con un trabajo de maquillaje muy básico; aunque cometen la tremenda falla de generar efectos de sangre por medio de CGI en varias ocasiones.

Opinión final: The Dead Inside es disfrutable, a pesar de que no aporta nada nuevo.

Ojometro:
***

viernes, 22 de noviembre de 2013

Crítica: Bad Milo! (2013)

Película del director Jacob Vaughan, quien además escribió el guión en conjunto con Benjamin Hayes. Salió para VOD en los Estados Unidos durante el pasado mes de agosto y se estrenó en cines, así como en iTunes, el pasado 24 de octubre.

Sinopsis:

Duncan (Ken Marino) es un hombre que sufre de intensos dolores estomacales todo el tiempo y no encuentra solución alguna para ponerles fin. Lo que no sabe es que estos no son problemas naturales, sino que una criatura diabólica sedienta de sangre vive dentro de su colon.





Comentarios generales:

Realizar comedias de terror no es tan sencillo como parece, ya que existe el riesgo de caer en una zona en donde te alejas por completo del género y resulta complicado poder balancear las cosas, algo que en esta película resultaba muy probable que pasara gracias a lo extravagante de su historia.

Y es que Bad Milo maneja un humor demasiado simple, el cual incluso para muchos puede resultar muy estúpido, ya que Vaughan en lugar de armar situaciones que te hagan reír por varios minutos solo se limita a sacar la risa fácil por medio de chistes que van más acorde a una comedia de adolescentes de finales de los 90s; esos que podrán ser graciosos una vez, pero que cuando los vuelven a repetir pierden todo su efecto.

¿Esto quiere decir que es aburrida? En realidad no. A pesar del humor tan simple la película se maneja de buena forma para tener varios momentos que te harán reír bastante y además tiene la virtud de construir algunas interacciones en verdad hilarantes como lo son la de Duncan-Milo, Duncan-Padrastro o Duncan-Highsmith. Aunado a esto, la parte final es bastante dinámica, llena de secuencias de acción a su estilo y con una revelación que por lo menos yo no esperaba que hace un poco más coherente una idea de por sí muy absurda.

Dentro de las fallas hay una muy grande y esa fue que las apariciones de Milo son hasta cierto punto limitadas, lo cual es decepcionante porque esta adorable criatura es la razón por la que varios esperaban este trabajo; uno quiere verlo matar a diestra y siniestra, pero realmente solo se nos dan migajas. También el hecho de que la mayoría de las muertes son fuera de cámara me molestó un poco (aunque la única que hay será MUY dolorosa de ver si eres hombre), en especial porque tenía potencial para ser algo ligeramente más gore y aún así mantener su tono cómico intacto sin problemas.

Con respecto a las actuaciones Ken Marino se lleva todas las palmas, lo ponen en cualquier cantidad de situaciones diferentes y prácticamente saca todas adelante; mientras que el resto del elenco no está mal, complementan de manera correcta al protagonista. En cuanto a producción realmente lo único a lo que le pones gran atención es a Milo y el trabajo con este es de resaltar, no solo porque la criatura en si tiene bastante encanto, sino porque no está hecha con CGI y aun así logran generar que sea sumamente expresiva cuando lo necesita ser.

Opinión final: Bad Milo! es entretenida por partes, pero no cumple con todas las expectativas generadas. Creo que dependerá mucho del tipo de humor que le guste a cada quien para adquirirle gusto o no.

Ojometro:
***

jueves, 21 de noviembre de 2013

Crítica: Carrie (2013)

Nueva adaptación de la novela de Stephen King que representa el debut dentro del género de la directora Kimberly Peirce. Se estrenó en cines dentro de los Estados Unidos durante el mes de octubre, mientras que aquí en México llegó a las salas el pasado 15 de noviembre y hasta el momento lleva recaudados 53 millones de dólares en taquilla a nivel mundial.

Sinopsis:

Carrie White (Chloë Moretz) es una adolescente tímida que es víctima de rechazo y burlas de parte de todos sus compañeros de escuela. Para empeorar las cosas, su madre Margaret (Julianne Moore) es una religiosa que la quiere alejar de todos los “peligros”, provocando que desarrolle una telequinesis que se saldrá de control.

Comentarios generales:

Es curioso, pero de los remakes importantes que iban a salir durante el 2013 sin duda era este el que personalmente me parecía que tenia un potencial mucho mayor gracias a los involucrados en el proyecto y, aunque al final fue el más flojito de todos, no me decepcionó.

La verdad, a pesar de que es una nueva adaptación, resulta casi imposible el no compararla con la película de De Palma y seguramente muchos analizarán con lupa cada detalle para destrozarla, pero en general creo que Peirce logra abordar de manera bastante buena una problemática muy actual como lo es el bullying con los conceptos religiosos y sobrenaturales de la historia de King.

Esta nueva versión de Carrie en general es más fiel a la novela y en lugar de añadirle contenido (que si lo hace en contadas ocasiones) se enfoca en insertar de la manera más natural posible cosas actuales como el uso de la nueva tecnología para atormentar a la protagonista; aunque sin enfocarse demasiado en ello para dejar que lo importante de esta historia sean las interacciones humanas que terminan construyendo poco a poco a un “monstruo” de manera involuntaria. Todo en base a un ritmo muy fluido, sin muchas pausas para explicar cosas que ya sabemos y un manejo de los tiempos ideal que beneficia muchísimo a la masacre en la graduación gracias a que le proporciona un poco más de impacto.

Dentro de sus problemas están el hecho de que el personaje de la maestra Desjardin se siente totalmente obsoleto, ya que a pesar de que si se mantiene en la línea de la novela nunca sientes que sea relevante y te da exactamente lo mismo lo que le ocurra. Otro punto que personalmente me fastidio fue el final: nuevamente, es bastante cercano al de la novela, pero muy blando cuando en realidad el tono de la película en su parte final es fuerte y daba opciones para ofrecer algo mucho más memorable.

Está bien actuada, Moore esta estupenda en el rol de madre obsesiva y Chloë Moretz interpreta a la perfección el rol de esta Carrie en particular, ya que si refleja mucho mas ese look de outsider adolescente introvertida (influye mucho el hecho de que si tiene 16 años), aunque luce bastante forzada al momento de la locura final. En producción visualmente no es tan impactante como pensé que sería, mientras que en cuanto a los efectos especiales cumple bastante a pesar de que por ahí hay algunos que pudieron ser pulidos de mejor manera.

Opinión final: A mí me gustó, se me hizo una buena película. Tal vez no está al nivel del clásico del 76, pero no tiene desperdicio.

Ojometro:
****

martes, 19 de noviembre de 2013

Romero y su don para hacerse detestar sin necesidad



George A. Romero es uno de los más grandes iconos del cine de terror que existen y existirán (además de uno de mis directores favoritos), sin él simplemente no tendríamos uno de los subgéneros más populares e importantes de la actualidad. Su legado es incuestionable, además de que con el pasar de los años siempre se ha caracterizado por ser uno de los personajes más atentos con los fans y, según gente que lo ha podido entrevistar, una persona en verdad muy agradable.

Sin embargo, durante los últimos años Romero se ha ganado la animadversión de varias personas dentro de la industria, así como de una importante cantidad de fans, gracias a diversas declaraciones que ha hecho y recientemente eso aumentó ahora que el blanco de sus palabras fue nada más y nada menos que The Walking Dead.

A inicios de mes declaro esto para una entrevista con The Big Issue cuando le preguntaron sobre cómo se sentía por la popularidad de los zombies en la actualidad:

“Me siento como si no tuviera un caballo en esta carrera. Ellos me pidieron que hiciera un par de episodios para The Walking Dead, pero yo no quería ser parte de eso. Básicamente es una telenovela con zombies ocasionalmente. Yo siempre utilice al zombie como un personaje para satirizar o criticar políticamente, y me parece que eso está perdido en lo que ocurre actualmente.”

No conforme con esto, en una entrevista brindada para Zombie Research Society hace un par de días, ante una pregunta sobre su opinión de The Walking Dead, contesto lo siguiente:

“The Walking Dead, en primer lugar, solo me molesta. Quiero decir, nosotros lo hicimos. Nosotros fuimos y teníamos que haber estado involucrados si alguien iba a hacerlo.”

Evidentemente cada quien puede tener su propia opinión personal sobre la popular serie y, de hecho, en las primeras declaraciones me parece que tiene algo de razón (a pesar de que TWD necesita manejarse de esa forma siendo una serie de TV, de lo contrario sería sumamente repetitiva), pero en el caso de Romero parece que su malestar sigue una línea muy conocida en donde algo no le gusta porque simplemente él no estuvo involucrado. Y es que esto no es algo único, en el pasado el propio director ha declarado una y otra vez que no vé otras películas de zombies o proyectos que involucren a estas criaturas por la sencilla razón de que no son los “suyos”, no le interesan, incluso si se tratan de remakes de sus conocidos clásicos; manifestando así cierto recelo por el hecho de que estos se hayan vuelto tan populares con el pasar de los años y no tuviera mucha injerencia en ello.

Al final es algo triste este asunto, sobre todo porque Romero tiene bastante tiempo sin sacar una película en verdad notable (Land of the Dead me parece muy entretenida, pero lejos del nivel de sus películas pre 90s) y esta clase de declaraciones solo lo dejan parado como alguien celoso del éxito de otros que, para bien o para mal, han sabido utilizar mucho mejor un subgénero que él parece ya no sabe como explotar.

Aquí la entrevista con The Big Issue
Aquí la entrevista con Zombie Research Society

lunes, 18 de noviembre de 2013

Crítica: Carriers (2009)

Película que significó el debut de los hermanos David y Álex Pastor. Se filmó en el 2006 pero estuvo en la congeladora prácticamente tres años porque nadie la quería distribuir, esto hasta que Chris Pine se volvió famoso y obviamente quisieron aprovecharse de eso; lo cual provoco un limitadísimo estreno en cine dentro de los Estados Unidos, aunque a nivel mundial logró 5.8 millones en recaudación. 

Sinopsis:

Un peligroso virus se ha esparcido a nivel mundial matando a casi todo el mundo. Ante esto, Brian (Chris Pine), su hermano Danny (Lou Taylor Pucci), su novia Bobby (Piper Perabo) y Kate (Emily VanCamp) deciden viajar a una playa en el sureste de los Estados Unidos para alojarse en un apartado hotel y esperar a que la epidemia pase. 

Comentarios generales:

Las películas sobre epidemias ya son el pan de cada día y con el pasar de los años se ha vuelto cada vez más complicado el poder encontrar formas originales de llevar esta clase de historias a la pantalla sin caer en lo repetitivo. Ante esto los hermanos Pastor realmente no pretenden cambiar el rumbo de esta fórmula, ya que Carriers es más que nada un trabajo que se centra en las relaciones humanas y en las difíciles decisiones que uno tiene que tomar para mantenerse con vida en una situación en extremo desfavorable, dejando de lado la acción que la mayoría busca.

Eso último genera que el ritmo sea particularmente lento, pero no cansino como ocurre en algunas otras películas; en especial porque los directores son capaces de sacarse algunos trucos bajo la manga y de vez en cuando le añaden sucesos que no solo son importantes para la evolución de los personajes principales, sino para agregarle tensión. Es en estos donde tal vez se dan los mejores momentos gracias a que por lo general muestran situaciones complicadas, no desde el aspecto visual, sino desde la parte humana. También le añaden cierto dinamismo tan necesario cuando empieza a parecer que no ocurre nada y tú empiezas a impacientarte.

Sus problemas radican en que tiene muchas inconsistencias, especialmente porque nunca establecen muy bien por qué diablos el virus es tan mortal (solo se limitan a mostrar uno de sus síntomas) o que lo provocó; igualmente está llena de momentos muy estúpidos que simplemente no van con el tono de la historia.

El final también se ve afectado por lo predecible que es. Uno desde como por el minuto 20 ya sabe quiénes van a sobrevivir y esperas que por lo menos sea algo impactante o depresivo, pero termina resultando en algo totalmente intrascendente.

En actuaciones está bastante bien en términos generales, personalmente solo Pine me pareció algo exagerado en determinados momentos. En producción es muy discreta: esta realizada prácticamente en exteriores y la fotografía resalta gracias a eso; mientras que cuando utilizaron algún tipo de set la dirección de arte cumple. Aunque por otra parte, el trabajo de maquillaje es nulo y la sangre aparece a cuenta gotas.  

Opinión final: Carrires es una película aceptable con un final espantoso. Absténganse de verla si prefieren algo con más acción.

Ojometro:
***

sábado, 16 de noviembre de 2013

Crítica: Haunter (2013)

Película del director Vicenzo Natali (Cube, Splice), cuyo guión está escrito por Matthew Brian King. Se estrenó de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 18 de octubre, mientras que ya está confirmada su salida en DVD para el mes de febrero del 2014.

Sinopsis:

Lisa (Abigail Breslin) tiene una vida típica para una adolescente que está por cumplir 16 años de edad. Sin embargo, esta parece girar sobre los mismos acontecimientos una y otra vez, revelando que en realidad pertenece al mundo de los muertos; desde donde tendrá que ayudar a alguien más para que no sufra su mismo destino.



Comentarios generales:

* Contiene spoilers

Haunter es algo peculiar porque su estructura está pensada para caminar dentro de diferentes escenarios como lo son una historia de fantasmas, de un asesino serial y de una casa con fenómenos paranormales, provocando así que al menos uno de estos caiga irremediablemente en lo predecible si ya tienes recorrido por el género. Algo que al parecer no le agobiaba mucho a Natali gracias a que es él mismo quien se encarga de volver sumamente evidente todo el misterio con su manejo de cada escena durante la primera parte de la película para así pasar a otras cuestiones que necesitaban un poco más de tiempo en su explicación.

Y es que es justo cuando uno se da cuenta que la familia está muerta cuando las cosas dejan de ser tan predecibles e inicia un trabajo interesante que une el pasado con el presente por medio de pistas un tanto confusas que encajan poco a poco de manera natural. Esto a pesar de que en realidad nunca se nos muestran de manera profunda los misterios que rodean a la casa o a la propia muerte de la familia protagonista, simplemente sabemos que ocurrió algo ahí sin tener grandes detalles y asumimos lo que sigue, generando así un final entretenido, tal vez un tanto cursi, pero que encaja completamente.  

Ahora. Sin bien su compleja estructura es manejada de manera acertada, no está exenta de problemas: el primero de ellos sin duda es el ritmo que tiene, ya que por largos lapsos se siente pesada y como si no ocurriera mucho realmente; el segundo radica en que el trato que le dan al asesino es por demás decepcionante, especialmente porque nunca aclaran los motivos por los cuales tiene tanto poder dentro de la casa; el tercero y último es que a pesar de tratarse esencialmente de una película de suspenso casi no hay sustos importantes, ni siquiera por medio de trucos fáciles.

A nivel actoral para mi sorpresa Breslin logra dar una interpretación bastante correcta, demostrando diversas emociones en pantalla que hacen que no se sienta como la típica adolescente que estamos acostumbrados a ver en las películas de terror (además si encaja con el rango de edad y no es una veinteañera queriendo ser más joven). En producción particularmente lo que más llamó mi atención fueron los pequeños detalles que logran darle un aire ochentero sin que tenga una dirección de arte ostentosa: objetos tan simples como un Atari 2600, una Betamax o un Walkman de cassette son suficientes para trasladarnos a dicha época. Visualmente también es muy interesante, aunque sin duda el momento más llamativo es una escena con cadáveres en donde se hace presente el slow motion.

Opinión final: Haunter me entretuvo pero claramente se nota que está hecha para un público mucho más joven que apenas esta adentrándose a este género.  

Ojometro:
***

viernes, 15 de noviembre de 2013

Crítica: The Taking (2013)

Debut de los directores Cezil Reed y Lydelle Jackson (aka The BAPartists), quienes además fueron los guionistas de esta película; aunque en el caso del segundo también colaboró en otros departamentos. De momento solo ha salido en Blu-Ray dentro de Alemania.

Sinopsis:

Dos extraños tienen que encontrar la forma de escapar de una anormal familia que vive en el bosque, la cual planea sacrificarlos y ofrecer sus almas a una presencia maligna.






Comentarios generales:

Con el paso de los años uno adquiere la fuerza suficiente para poder aceptar toda clase de películas y así tratar de establecer un juicio sobre estas al verlas completas, pero vaya que en esta ocasión me costó trabajo el poder mantenerme despierto.

The Taking es uno de esos trabajos innovadores que claramente no está destinado a un público comercial; es más, probablemente ni siquiera este destinado al público en sí y solo se trate de una visión sumamente personal que los directores querían plasmar sin importar las reacciones externas (las cuales creo que serán muy distantes entre la crítica y el publico común).

La verdad durante los primeros 20/30 minutos no parece tener mucho sentido, ya que gran parte de la historia se desarrolla en exteriores con tomas en primera persona, flashbacks o con secuencias que son extrañamente cortadas sin que exista una gran cantidad de diálogos, dejándote básicamente en blanco hasta que poco a poco se empiezan a soltar las piezas mediante una eterna conversación entre los dos “protagonistas” mientras están amarrados a unos árboles.

A partir de ahí es cuando todo mejora ligeramente, donde el mensaje central empieza a ser un poco más coherente y la sensación de incomodidad aumenta; preparando todo para una de las persecuciones menos emocionantes que he visto para desembocar en un final totalmente anti climático.

En actuaciones no hay mucho que decir: el personaje que más habla durante toda la película lo hace mediante un lenguaje inentendible; aunque debo de admitir que la labor de casting, al menos en la cuestión del aspecto de la familia, fue totalmente acertada. En producción evidentemente resalta el trabajo de fotografía al estar filmada prácticamente en su totalidad en exteriores, mientras que el score termina siendo parte fundamental de todo lo que pasa en la pantalla (le entiendas o no). Aunque por otra parte, la sangre está prácticamente ausente.

Opinión final: Personalmente no la recomendaría, me pareció muy mala y exageradamente aburrida. Pero en este caso creo que aplica perfectamente la frase: “Para gustos, los colores.”

Ojometro:

martes, 12 de noviembre de 2013

Crítica: Solo (2013)

Primer largometraje del director Isaac Cravit, quien además también es el guionista. Salió para diversas plataformas digitales durante el pasado 26 de octubre, pero aún no hay ninguna fecha concreta de salida en cines fuera de Canadá o para formato físico.

Sinopsis:

Gillian (Annie Clark) es una joven de 17 años que entra a trabajar como voluntaria en un campamento de verano. Ya estando ahí y como parte de su iniciación, ella tiene que pasar un par de noches completamente sola en una isla en medio del lago, la cual está rodeada de leyendas.




Comentarios generales:

La verdad cuando vi el tráiler lo primero que me vino a la mente fue que se trataba de otro slasher de cajón ubicado en su escenario preferido, pero realmente Solo es algo más elaborado de lo que parece.

El debutante Cravit nos trae una película cuyo mayor propósito es no apegarse a lo convencional dentro de dicho subgénero para así tratar de darle mayor frescura a las cosas: aquí no hay desnudos (aunque si una sexy protagonista) o muertes elaboradas al por mayor, pero por otra parte se pueden identificar algunos viejos trucos característicos que logran mantenerla en la linea entre el slasher y el thriller.

Todo se centra más que nada en el misterio, en querer que uno se vea envuelto en la atmósfera producida por el trabajo de fotografía y en esperar pacientemente a que lo inevitable le ocurra al personaje principal, a pesar de que no estés muy seguro sobre qué será exactamente. Esto le da un ritmo bastante lento, el cual no me molesto, pero que para muchos puede que termine siendo insoportable.

Lamentablemente tiene un grado de predictibilidad demasiado elevado y si eres un fan asiduo de los slashers seguramente deducirás rápidamente el misterio, así como la identidad del asesino en turno, ya que a pesar de se hace un esfuerzo por tratar de generar dudas al espectador las cosas embonan muy rápido desde el primer acto y resulta casi imposible el poder quitártelas de la cabeza por lo obvias que resultan.

El final es bastante bueno. Es por mucho la parte más dinámica de la película y en donde suben las emociones, aunque está lleno de acciones un tanto torpes.

En actuaciones Annie Clark hace un buen trabajo, le imprime la intensidad debida a su personaje de “final girl”; mientras que Daniel Kash (Fred) tiene sus momentos a pesar de ser un tanto caricaturesco. En producción no tengo idea sobre cuánto tuvieron de presupuesto, pero al verla te resulta difícil creer que es independiente: el trabajo de fotografía es estupendo y en gran parte es lo que le da vida a Solo, mientras que el score complementa ciertos momentos de manera muy efectiva. Tristemente tiene poca sangre, la mayoría muy superficial y solo un ejemplo con un poco más de elaboración.

Opinión final: Solo es un thriller aceptable que no ofrece nada fuera de lo normal. Opción interesante por si quedaron totalmente decepcionados con Black Rock. 

Ojometro:
***

domingo, 10 de noviembre de 2013

Crítica: The Purge (2013)

Ultima producción de Platinum Dunes que significa el debut en el género del director James DeMonaco, quien además también fue el guionista. La película se estrenó en los Estados Unidos durante el mes de junio, aunque aquí en México se les ocurrió estrenarla a penas este fin de semana. Su salida en DVD, BR y plataformas digitales se dio el 8 de octubre.

Sinopsis:

Es el año 2022 y en los Estados Unidos todos los crímenes son permitidos durante una noche al año conocida como la purga. James Sandin (Ethan Hawke) es uno de los que más provecho ha sacado de eso vendiendo equipos de seguridad para las casas; sin embargo, por un giro del destino él y su familia tratarán de sobrevivir durante esas 12 horas a un grupo de extraños que tocan a su puerta.

Comentarios generales:

A pesar de ser una producción de Platinum Dunes debo de confesar que esta era una de las películas más esperadas de mi parte en este 2013, ya que su premisa tenía tanto potencial que por un momento pensé que por fin veríamos algo realmente bueno, pero me equivoque.

En cuestión de minutos DeMonaco de alguna forma convierte a The Purge de algo innovador en algo totalmente genérico. Ya que comienza muy bien, con una secuencia inicial estupenda y logrando una atmósfera bastante incómoda en donde uno como espectador sabe que ocurre algo totalmente peculiar que puede explotar en cuestión de minutos, esperando así  poder ver escenas un tanto incomodas que justifiquen lo que en principio es una guerra de clases y se adapten a la violencia que se vio durante la introducción.

Tristemente es justo en el momento en que los Sandin se encierran en su casa (y por ende, el inicio de la purga) cuando todo se va en picada, principalmente porque el director aquí cambia las cosas a una simple historia de invasión, olvidándose por completo de lo que ocurre afuera y de los motivos por los cuales se realiza esta “festividad”; centrándose así solo en la forma en la que los miembros de la familia manejan el evento. Lo cual es una pena porque en su mayoría este cambio se sustenta básicamente en tres cosas: una interminable búsqueda de un vagabundo dentro de una casa, una hija que se esconde sin motivo aparente y un hijo cuyos niveles de estupidez son muy altos.

Todo esto provoca que la incomodidad de los primeros minutos desaparezca y uno simplemente espere lo evidente, dejando como único aspecto disfrutable la forma en la que el grupo de asesinos se comporta afuera de la casa mientras esperan, haciéndote recordar por momentos a la familia Manson.

La invasión en si debo de decir que está divertida gracias a la violencia e intensidad que se le imprimen, aunque es predecible y no está ajena a cosas absurdas (¿Por qué dejar atado a alguien que te puede ayudar en la balacera?). El final me pareció flojo, se aplaude el giro que le dan pero ese toque moralista nuevamente termina pisoteando el punto central de todo esto, dejándote una sensación de vacío importante.

En actuaciones creo que Hawke hace un buen trabajo gracias a que su personaje es dentro de lo posible el más complejo de todos, mientras Rhys Wakefield como líder de los asesinos logra unos momentos bastante potentes; aunque por otra parte nunca compre el papel de mujer indefensa de Lena Headey. La producción es impecable, poco se le puede criticar en este aspecto: la fotografía cumple su cometido y los efectos especiales en la parte con más acción son efectivos.

Opinión final: No diría que es aburrida o un asco, pero The Purge tiene muchísimos fallos que la convierten en un trabajo bastante olvidable considerando el potencial de la premisa.

Ojometro:
***

sábado, 9 de noviembre de 2013

Crítica: Mischief Night (2013)

Película del director Richard Schenkman (Abraham Lincoln vs. Zombies), en la cual también es guionista y productor. Se estrenó en VOD, iTunes, Amazon Instant Video y de manera muy limitada en cines dentro de los Estados Unidos el pasado 30 de octubre; mientras que su salida en DVD está programada para el próximo 17 de diciembre.

Sinopsis:

Emily Walton (Noell Coet) es una adolescente que debido a un accidente automovilístico años atrás sufre de ceguera psicosomática. Ella es muy capaz a pesar de su condición, pero durante una noche a solas en su casa tendrá que lidiar con un misterioso intruso cuyas intenciones no son nada amigables.


Comentarios generales:

Schenkman nos trae un slasher más de invasiones al hogar, algo que este año hemos visto bastante y que ciertamente termina afectando a Mischief Night. Esto porque la película tiene muchos elementos similares a varios de esos trabajos, volviéndola con ello muy predecible desde prácticamente el inicio y quitándole una gran cantidad de suspenso a situaciones que a lo mejor en otro momento hubieran resultado mucho más efectivas. Aunado a que el final lo puedes ver venir desde aproximadamente los quince minutos gracias a un pequeño dialogo que se pudo haber evitado.

Además es repetitiva como pocas, ya que a partir de la mitad se puede decir que pasa exactamente la misma situación hasta en cuatro ocasiones con el mismo resultado, reflejando así una falta de imaginación bastante importante. Tampoco ayuda mucho el que este llena de inconsistencias como el hecho de que Emily se preocupe tanto por encender o apagar las luces cuando es alguien que no ve o que pueda captar el olor de su novio a lo lejos, pero no el del intruso estando a solo unos centímetros; detalles que tal vez son mínimos, pero que ante una trama tan básica resaltan bastante.

Aunque no todo es malo, en realidad la película en si nunca se torna aburrida y si hay algunos buenos momentos de tensión que involucran al intruso parado cerca de Emily (aunque son utilizados en exceso). Igualmente los últimos minutos, aunque repetitivos, mantienen un ritmo desenfrenado que te hacen olvidar un poco el hecho de que ya sabias de cierta forma que es lo que iba a suceder.

En actuaciones creo que Coet hace un buen trabajo a pesar de las inconsistencias previamente mencionadas a las que está sometida su personaje, mientras que el resto del elenco hace apariciones muy cortas. En producción es igualmente pequeña: tiene un buen trabajo de fotografía, los efectos son mínimos, salvo por unos cinco minutos casi todo se realiza dentro de la casa y el score esta ok.

Opinión final: Mischief Night es sumamente predecible. Es de esa clase de películas que no aportan nada nuevo, pero no te resultan aburridas.

Ojometro:
***

viernes, 8 de noviembre de 2013

Crítica: Cabin Fever 2: Spring Fever (2010)

Secuela directa de la película del 2002 que fue dirigida por Ti West (The Innkeepers), pero que sufrió una tormentosa fase de post producción que la retrasó prácticamente tres años debido a que los productores re-editaron la versión de West y filmaron nuevamente varias escenas. Por esta razón fue lanzada directamente en DVD y BR en el 2010.

Sinopsis:

Justo después de lo ocurrido al final de la primera película, un desfigurado Paul (Rider Strong) corre entre el bosque para sufrir una terrible muerte. Sin embargo, su sangre infectada se queda en el lago que abastece a una embotelladora de agua, cuyo producto es entregado a una escuela preparatoria horas previas al baile de graduación.

Comentarios generales:

Personalmente nunca he sido gran fan de la primera Cabin Fever, por ello nunca me había animado a ver esta segunda entrega, Mucho menos después de todos los problemas que tuvo y que terminaron afectándola de manera importante.

Se trata de una película dirigida por West con la cual te darás inmediatamente cuenta que no fue editada por él, ya que tiene un ritmo sumamente rápido, una inexistente trama y lo peor de todo, una clara obsesión por dejar fuera detalles importantes para darle paso a momentos llenos de sangre que en ocasiones son un tanto grotescos. Algo que no está mal considerando la naturaleza misma de Spring Fever, pero al final de cuentas siempre se siente sumamente forzado para ocultar todas las demás carencias.

Y es que al ser una secuela uno supone que tratarían de dar más de explicaciones sobre lo ocurrido en la primera parte, pero salvo por unos pequeños flashbacks con el único personaje que regresa para ser totalmente intrascendente, realmente no hay nada. Se vuelve más una mezcla Prom Night/REC con un giro que involucra al gobierno sin mucho sentido.

Del final por lo que sé fueron los mismos productores quienes mandaron filmar esos últimos seis o siete minutos y lo único que puedo decir es que se sienten totalmente fuera de lugar; una simple excusa para alargar las cosas con el fin de tener material suficiente para justificar futuras secuelas (lo cual no sirvió de mucho porque las siguientes dos entregas serán precuelas).

En actuaciones no hay mucho que valga la pena, mientras que en términos de producción la película cumple bastante en tres aspectos: la música, efectos básicos y el maquillaje. Esto último sin duda es lo que más resalta debido a que la carnicería es bastante detallada. Aunque en la parte de efectos hay que decir que la sangre es MUY abundante y se logra una de las secuencias de titulo más entretenidas que recuerde.

Opinión final: Cabin Fever 2 es un revoltijo de ideas que termina bastante mal. No vale mucho la pena, salvo que tengan muchísima curiosidad o sean fans a muerte de la primera.

Ojometro:
**

jueves, 7 de noviembre de 2013

Crítica: 4Closed (2013)

Película del director Nick Lyon (Species: The Awakening). Salió directamente en DVD y BR el pasado mes de agosto, aunque tengo entendido que en los Estados Unidos también fue transmitida por TV.

Sinopsis:

La familia Butler se muda a su nueva casa, pero antes tienen que lidiar con Forest Hayes (Jamie Kennedy), el hijo de la dueña anterior y quien no la quiere abandonar. Después de una serie de cuestiones legales lo logran sacar, sin embargo, no será la última vez que lo vean.





Comentarios generales:

Mientras estaba viendo este thriller por un momento pensé que eran los 90s, ya que esta clase de películas abundaron en aquella época y cada semana sin falta había alguna programada en la TV en horarios particularmente extraños.

4Closed no trae nada nuevo sobre la mesa, en realidad Lyon solo se limita a rodar un trabajo que desde los primeros cincos minutos notas que será bastante pobre, sin ningún tipo de riesgo y cuyo propósito general será, tal vez, sacarte algún ligero susto o al menos que inocentemente pienses que Kennedy es un buen actor. La verdad es muy complicado encontrarle algo positivo.

No genera nada de suspenso o tensión, lo cual es un problema grave considerando que está rígidamente estructurada para lograr eso, pero además es sumamente tonta. Por ejemplo, la forma de ser de Hayes nunca es siquiera tratada y llega un momento en donde la razón principal que lo lleva a hacer todo lo que hace termina siendo obsoleta; al grado de que terminas cuestionando lo que ocurrió durante una hora y media. Igualmente, la forma en la que se crean fricciones entre la familia Butler es ridícula, mientras que todo lo que involucra al abuelo me resulto en verdad patético.

En actuaciones es igualmente pobre; a Kennedy simplemente nunca le crees que sea un psicópata, James Denton es, bueno… James Denton, y aunque no creo que sea mala actriz, Marlee Matlin demuestra que claramente no está hecha para este tipo de papeles. En producción lo más llamativo es una explosión al final en donde es probable que se hayan gastado gran parte del presupuesto, pero de ahí en fuera no hay mucho que sea digno de mención.  

Opinión final: 4Closed es totalmente olvidable, evítenla.

Ojometro:
*

lunes, 4 de noviembre de 2013

Crítica: Byzantium (2013)

Regreso del director Neil Jordan (Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles) al género después de una larga ausencia. Se estrenó durante el mes de mayo en el Reino Unido y en junio de manera limitada en los Estados Unidos; aunque su salida en formato físico y digital se dio apenas el pasado 29 de octubre. 

Sinopsis:

Clara (Gemma Arterton) y su hija Eleanor (Saoirse Ronan) son dos vampiras con más de doscientos años de edad que se la pasan huyendo hasta que se establecen en un hotel de nombre Byzantium ubicado en las costas inglesas. Ambas llevan consigo un secreto de su pasado, del cual no quieren hablar, pero que las persigue con consecuencias fatales.

Comentarios generales:

Como lo he comentado en ocasiones anteriores, hoy en día hacer una película de vampiros se ha vuelto algo complicado gracias a las atrocidades de las que tenemos conocimiento y sin duda Byzantium corría el riesgo de ser uno más de los tantos ejemplos que han convertido de este subgénero en algo bastante triste, pero afortunadamente no es así.

Más que nada porque Jordan sabe su negocio, ya que aunque la historia juega con los conceptos básicos de los vampiros (por ejemplo: pueden salir durante el día) este nunca se propone crear reacciones absurdas de un determinado público, sino que lo aprovecha para brindarle un aire melancólico a todo lo que ocurre en pantalla por medio de un ritmo pausado. Con tomas que provocan una sensación de soledad bastante importante y momentos específicos cargados de fuerza cuya meta es mostrarte los dilemas que el personaje de Eleanor tiene que enfrentar para alimentarse o, en menor medida, las cosas brutales que Clara tiene que hacer para protegerla.

Y es que esto más que ser un baño de sangre se trata sobre las decisiones que uno toma durante su vida y las consecuencias que estas tienen para los hijos, así como lo que uno es capaz de hacer para protegerlos. Todo llevado con una edición que raya en la perfección, la cual se encarga de entrelazar el pasado con el presente por medio de un timing perfectamente cuidado.

Su punto flojo llega con la explicación de la propia creación de los vampiros: es original, pero sumamente hueca y provoca que los principales antagónicos te resulten un cero a la izquierda; los cuales además se rigen por estrictas reglas de las que no se dice casi nada. Igualmente, creo que se queda corta en cuanto a escenas un poco más sangrientas, ya que aunque no son estrictamente necesarias, si se hubiera agradecido un número mayor de estas.

Artenton y Ronan están estupendas en sus roles; en realidad son ellas dos las que hacen de esta película algo interesante porque tienen una gran química a pesar de representar personajes con personalidades tan contrastantes (además de que Artenton luce increíblemente sexy). En cuanto a la factura es de muy buen nivel: el trabajo de fotografía está lleno de colores oscuros que logran un contraste impecable con las luces fluorescentes y con ello un aspecto visual atrapante; el score es bastante clásico, totalmente ad hoc a la historia. Y aunque los efectos realmente son mínimos, si hay una decapitación que vale mucho la pena.

Opinión final: Byzantium es una buena y efectiva película. Creo que no es para todos los gustos, pero tiene muchas cosas que valen la pena.

Ojometro:
****

domingo, 3 de noviembre de 2013

Crítica: Chilling Visions: 5 Senses of Fear (2013)

Antología que cuenta con la participación de seis directores distintos. Se estrenó directamente en TV dentro de los Estados Unidos durante el mes de mayo y salió a la venta en formato físico, así como en plataformas digitales, este pasado 22 de octubre.

Sinopsis:

Cinco diferentes historias que le brindan un aspecto distinto y aterrador a cada uno de los cinco sentidos que posee el ser humano.







Comentarios generales:

Chilling Visions era un concepto ambicioso sin lugar a dudas, ya que presentar una antología basándose en los cinco sentidos abría una cantidad bastante impresionante de opciones para explotar. Lamentablemente el resultado termina siendo un tanto decepcionante, ya que aunque no es precisamente mala, si carece de bastante sentido y pareciera como si nunca hubieran tenido bien definida la forma en la que iban a juntar todo el material; al final se siente como cinco cortos totalmente ajenos que solamente son unidos bajo un hilo muy delgado que no tiene ningún tipo de dirección.

“Smell” es la primera historia, así como la más larga. Es un tanto moralista con el mensaje que quiere mandar y maneja básicamente un humor negro que puede o no gustar, pero en términos generales es entretenido a pesar de que no explican demasiado.  

“See” es la segunda historia y solo me limitaré a decir que es una buena idea, ejecutada tremendamente mal.

“Touch” es la tercera y a mi juicio la mejor de todas. Indudablemente es un tanto exagerada pero aquí es donde uno se entera que las historias se ligan de algún modo; generando tensión con cosas tan simples como pasar los dedos por trampas para animales y ofreciendo un final feliz para darle balance a la segunda mitad de la película.

“Taste” es la penúltima y me pareció ridícula. De cierta forma esta es la más importante de todas porque aquí es donde el engranaje se da manera total, pero en lugar de profundizar más al respecto, solo se limitan a ofrecer algo absurdo cuyo principal propósito es querer impactar al espectador por medio de lo visual (ademas de hacerle un breve homenaje a Saw).

“Listen” es la que cierra todo, trayendo consigo el found footage que no podía faltar. Es la segunda historia más larga, la mejor elaborada y en general la más oscura; aunque por momentos no es lo suficientemente clara.

En actuaciones no hay nada que me llamara poderosamente la atención, solamente en las historias 3 y 5 creo que se logran trabajos de buena calidad en este aspecto. En producción no se le puede recriminar mucho, se nota que para todo mundo existió un presupuesto similar: los cinco cortos tienen buen trabajo de fotografía y el trabajo de maquillaje es acertado.

Opinión final: Chilling Visions: 5 Senses of Fear es totalmente ideal para verla en TV y dejar que 90 minutos de tu vida pasen sin pena ni gloria.

Ojometro:
***

viernes, 1 de noviembre de 2013

Crítica: All Hallows’ Eve (2013)

Antología que significa el primer largometraje dirigido y escrito para Damien Leone, quien hasta ahora se había especializado más que nada en efectos especiales y de maquillaje. La película salió a la venta en los Estados Unidos el pasado 29 de octubre en DVD e iTunes, aunque aún no se sabe si llegará a tener distribución internacional.

Sinopsis:

Sarah (Katie Maguire) es una niñera que está cuidando a Timmy (Cole Mathewson) y a su hermana Tia (Sydney Freihofer) durante la noche de Halloween. Todo parece normal hasta que Timmy encuentra una extraña cinta de VHS en su bolsa de dulces, la cual contiene una serie de videos cuya conexión parece ser un aterrador payaso.

Comentarios generales:

*Esta crítica contiene spoilers

Algo positivo dentro del género durante los últimos años es que poco a poco se han ido retomando las antologías, por ello esta película capto mi atención cuando supe de su existencia hace algún tiempo y debo de decir que no me decepcionó.

All Hallows’ Eve es un trabajo que sigue perfectamente las reglas que este tipo de propuestas deben de mantener intactas para ser efectivas, ya que Leone no solo se preocupa por las historias alternas, sino que pone especial atención en aquella que las ligará entre sí (algo que por ejemplo es nulo en las V/H/S) para que el resultado sea convincente y le dé sentido a las cosas. Esto aunado a que logra crear a uno de los personajes más tétricos que recuerde en los últimos años para tenerte enganchado o aterrado, dependiendo del caso particular de cada quien.

Evidentemente el peso recae en las historias mostradas en el vídeo, las cuales tienen en común el hecho de que todas son protagonizadas por una mujer.

Estas son tres:

La primera es sin duda la más rara, inclusive diría que durante gran parte de su duración parece no tener mucho sentido. Tiene cierto aire de giallo, utiliza varios elementos característicos de este género y al final revela algo mucho más oscuro que termina salvándola de la completa intrascendencia.

La segunda a mi juicio es el punto más flojo, ya que sigue esa inexplicable tendencia de querer introducir forzosamente historias sobre extraterrestres. No solo se siente completamente fuera de lugar, sino que además no genera absolutamente nada de tensión y el alíen parece más botarga de circo que otra cosa.   

La tercera fue por mucho mi favorita. Es la más violenta de todas, con más acción y donde el payaso tiene más protagonismo; además como ingrediente extra se cambia un poco el formato para darle un aire distinto con respecto a todo lo demás.

En cuanto a las actuaciones no hay nada del otro mundo; sin embargo, no puedo dejar de resaltar a Mike Giannelli como el payaso, ya que sin decir una sola palabra y con simples expresiones faciales logra crear un villano que puede convertirse en uno de culto durante los próximos años.

En producción lo que más me llamo la atención fue su score, ya que desde los créditos iniciales sabes que verás algo muy de la vieja escuela, lleno de tonadas características de los 70s/80s. Por ultimo, el trabajo de maquillaje tiene sus altas y bajas: algunos monstruos lucen bastante pobres, pero nuevamente es el payaso quien salva este aspecto porque todo lo que tiene que ver con su imagen es perfecta; tú lo ves y sabes que es algo diabólico, inclusive cuando realiza actos cómicos.

Opinión final: All Hallows’ Eve es una de esas películas ideales para ver en Halloween o Día de Muertos. No está al nivel de Trick r’ Treat, pero vale mucho la pena.

Ojometro:
****