lunes, 31 de agosto de 2015

Crítica: What We Do in the Shadows (2015)

Película escrita y dirigida por la dupla Jemaine Clement / Taika Waititi, quienes además actúan en la misma. Se estreno en cines dentro de Nueva Zelanda a mediados del año pasado e hizo lo propio en los Estados Unidos (febrero) y México (julio) durante este 2015. También ya está disponible en DVD, Blu-ray o formato digital.

Sinopsis:

Viago, Deacon, Vladislav y Patyr son cuatro roomates que solo tratan de acostumbrarse a la sociedad moderna, aunque existe un pequeño problema: todos son vampiros inmortales. Hasta ahora se habían mantenido en las sombras, pero por medio de un documental pretenden mostrar como su vida puede seguir siendo la misma a pesar de tener que pagar renta o no poder entrar a ningún club nocturno sin invitación.

Comentarios generales:

Creo que los vampiros no pueden ser más ridiculizados de lo que ya están, sin duda lo que han hecho con estos en los últimos años ha dañado su reputación con muchísimos fans de manera importante. Por eso cuando supe por primera vez de What We Do in the Shadows no me entusiasme demasiado, al final de cuentas parecía ser una comedia más cuyo único objetivo era presentar humor fácil; sin embargo, después de estarme riendo durante casi 90 minutos me ha quedado claro que esta es una de las peliculas más divertidas que he visto últimamente.

Esto porque Clement y Waititi nos traen una historia con la cual no solo piensan mofarse de los chupasangre, sino también homenajearlos por medio de situaciones cómicas en las cuales nunca los hemos visto y cuyo grado de originalidad es sorprendente en una época donde todo parece estar reciclado. Desde la propia introducción de los personajes centrales se pueden notar las constantes referencias a otros trabajos u situaciones históricas ligadas a los vampiros, generando así una mezcla de personalidades única que sirve como el detonante perfecto para desatar extrañas fricciones que poco a poco se encargaran de irle dando forma a algo que en el papel no tiene mucha sustancia.

El ritmo nunca baja, siempre es fluido a pesar de que esto se maneja como un “documental”; tampoco cuenta con grandes sustos y los momentos que pretenden acercarse más al lado del terror terminan resultando muy cómicos ante las excentricidades de los vampiros. Realmente es hasta la aparición de un quinto personaje cuando la dinámica cambia debido a que esto trae consigo nuevas experiencias para todos los protagonistas que involucran a la modernidad y de paso un conflicto que lleva a una de las peleas más peculiares que haya visto en mi vida.

La parte final es muy entretenida. Todo el tema que rodea al baile de mascaras es hilarante (ojo con una referencia a Blade genial) por lo extremadamente cuidado que esta cada detalle y, sobre todo, porque presenta una situación con los humanos involucrados que no esperas se vaya a dar de esa manera; además es gracias a esto que el tono cómico se ve reemplazado por algunos instantes para mostrarte el lado más cruel de ser un vampiro y así construir un desenlace bastante satisfactorio para todos.

Las actuaciones son estupendas, desde los protagonistas hasta los secundarios están muy bien; aunque a mi parecer quien se lleva las palmas es Waititi con su personaje de Viago: él es quien de alguna manera sirve como enlace y muchas de las situaciones más graciosas ocurren en sus escenas. La producción es discreta en general, pero efectiva: el trabajo de fotografía esta ok, la casa cuenta con una dirección de arte muy buena, el score me agrado bastante, los efectos son simples y el trabajo de maquillaje, si bien un tanto caricaturesco, es sólido.

Opinión final: What We Do in the Shadows es original, pero sobre todo muy divertida. Sin duda una de las mejores comedias de terror de los últimos años.

Ojometro:
*****

jueves, 27 de agosto de 2015

Crítica: Starve (2014)

Película dirigida por Griff Furst (Ghost Shark), cuyo guión fue escrito por Xander Wolf. Se estreno durante el mes de octubre del año pasado como parte de los “31 Days of Halloween” del canal Syfy y desde entonces ha estado siendo transmitida en diferentes países.

Sinopsis:

Mientras se encuentran investigando una leyenda urbana sobre niños salvajes, tres amigos son secuestrados y encerrados en una escuela dentro de un pueblo abandonado. Ahí serán confrontados por una maldad mucho más siniestra que la propia leyenda, todo con un simple propósito: dejarlos hambrientos.



Comentarios generales:

Desde el año pasado fue claro que Syfy se propuso elevar la calidad de sus contenidos para los especiales de Halloween y no quedarse encasillado nada más como el canal que hace películas sobre tiburones o monstruos extravagantes. “Dead Still” fue el primer ejemplo de esto y Starve es una continuación interesante a ese nuevo enfoque más oscuro en sus producciones, aunque desafortunadamente no logra estar a la altura de su premisa.

Lo primero que notas es que la historia sigue una línea muy inspirada en Saw al utilizar un tema específico para poner a prueba a las personas, algo que de entrada no es tan alentador porque Furts utiliza elementos que te hacen pensar que verás una copia bastante descarada con caníbales, pero con el paso de los minutos esa sensación desaparece. Y es que después de una introducción muy breve y un tanto genérica, lo que se nos presenta es básicamente un juego entretenido de supervivencia que raya en lo extravagante; donde las víctimas son puestas en situaciones que no solo significan un riesgo para su integridad física, sino también para su propio estado mental y emocional al tratar ciertos conflictos morales muy fuertes que son el puente perfecto para ofrecer niveles de violencia elevados.  

El problema es que dicho efecto de shock no es suficiente para sostener todo el segundo acto, provocando poco a poco que la película se empiece a sentir repetitiva, sin mucho rumbo y con pocas emociones; lo cual se acentúa mucho más cuando de sorpresa integran a una policía que no aporta absolutamente nada a la trama y solo sirve para aumentar el conteo de cuerpos. De un momento a otro lo que pasa ya no te genera expectativa, los enfrentamientos pierden intensidad debido a que todo el tema central de la comida pasa a un segundo plano y sin esa sensación inicial de apremio por sobrevivir con los protagonistas las cosas no fluyen de manera correcta.

La parte final no está mal. En realidad el conflicto está bien resuelto y se revelan algunos misterios que le dan sentido a las acciones de los asesinos; sin embargo, aquí ya sientes que la película ha durado más de lo que debía y se hace pesada hasta el punto de que algunos de los sucesos no te provocaran ninguna clase de reacción.  

Las actuaciones no están mal, sobre todo Mariah Bonner (Candice) muestra una evolución muy agradable con su personaje a lo largo de los 100 minutos, ya que pasa de ser odiosa a alguien que en verdad quieres que salga con vida. La producción es sólida para los estándares de TV: la fotografía cumple (salvo una escena nocturna casi al inicio donde se nota que fue filmada de día), está bien ambientada, tiene un buen trabajo de sonido y aunque no es precisamente muy gráfica, todo lo relacionado con efectos/maquillaje es de calidad.

* Cuenta con una escena post-créditos

Opinión final: Starve es un buen concepto que nunca despega. Sirve para perder el tiempo cuando no tengan nada más que hacer.

Ojometro:
***

martes, 25 de agosto de 2015

Crítica: Demonic (2015)

Película dirigida por Will Canon, quien además es co-escritor del guión junto con Doug Simon y Max La Bella. El primer lugar donde se estreno en cines fue en Brasil durante el mes de febrero y desde entonces ha llegado a varios países, incluido México apenas el fin de semana pasado.

Sinopsis:

Cuando el detective Mark Lewis (Frank Grillo) es llamado para atender un reporte de allanamiento de una famosa casa abandonada en Luisiana, lo que este encuentra son tres cuerpos y un sobreviviente en estado de shock. Al inicio todo parece estar muy claro sobre quién es el culpable, pero conforme pasen las horas la investigación tomara un nuevo rumbo al revelarse los secretos de la casa y los motivos por los cuales había personas ahí dentro.

Comentarios generales:

En estos últimos dos años James Wan ha optado por ser únicamente productor de algunos trabajos que bien pudo haber dirigido, algo comprensible considerando su incursión en otros géneros y porque al final de cuentas ha sido benéfico para estos debido a que su nombre indudablemente garantiza buenos números. Sin embargo, el caso de Demonic pintaba para ser distinto gracias a todos los problemas que tuvo para su realización y ciertamente después verla me quedo la sensación de que solo presto su nombre por mero remordimiento (el guión original había sido escrito por él, pero abandono el proyecto).

Lo que nos trae Canon es una historia que inicia bastante bien al establecer un escenario sangriento de manera inmediata y poner sobre la mesa varias preguntas vitales con respecto a lo ocurrido dentro de la casa, lo cual hace que la dinámica de la investigación resulte interesante e incluso algo novedoso considerando que en este tipo de historias no se le suele dar tanta relevancia a esta parte. Todo bajo una atmósfera tétrica muy bien lograda por medio del trabajo de fotografía y el score que piensas marcara la pauta, pero que rápidamente se ve opacada por la manera en que se presentan los sucesos al combinar filmación tradicional con found footage y alguno que otro flashback.

Esto hace que la narrativa se convierta en una constante ida y vuelta con lo ocurrido en el pasado/presente que en lugar de agregarle dinamismo a las cosas termina por hacerlas un tanto aburridas, sobre todo cuando vuelven al found footage el formato dominante. Una decisión que no solo convierte a esta película en una más de sucesos paranormales, sino que además limita demasiado lo que pueden presentar en pantalla como ocurre en el caso de las muertes, las cuales en un inicio pintaban para ser brutales pero que apenas y se pueden apreciar. Ni que decir del exceso de sustos fáciles poco efectivos que se ven obligados a utilizar para tapar lo vacio del guión cuando el tema de la casa empieza a perder relevancia ante lo poco que profundizan sobre su oscuro pasado.

El final presenta un giro interesante que proporciona la fuerza necesaria para hacer entretenida una trama que parecía no iba a tener nada más que ofrecer, pero también se siente algo forzado y como una medida desesperada que terminan acelerando para que no pierda su factor sorpresa.

Las actuaciones están ok, no existen muchas cosas que resaltar sobre este rubro dado a que por la manera en que está contada la historia se les limita mucho su tiempo en pantalla a la mayoría de los personajes. La producción es decente en general, ni muy pequeña o muy espectacular: presenta un trabajo de fotografía sólido en las partes convencionales, la dirección de arte no está mal, tiene efectos simples y la cuestión del maquillaje es mínimo; aunque lo realmente destacado es el gran score con el que cuenta.

Opinión final: Demonic es aceptable considerando su simpleza. Película más para rentar o ver en TV cuando esté disponible por esas vías.

Ojometro:
***

sábado, 22 de agosto de 2015

Crítica: Unfriended (2015)

Película escrita por Nelson Greaves y dirigida por Levan Gabriadze, quien hace su debut dentro del género. Se estreno en cines dentro de los Estados Unidos durante el mes de abril, mientras que en México hizo lo propio apenas el fin de semana pasado. Hasta el momento ha recaudado $58 millones de dólares en taquilla a nivel mundial.

Sinopsis:

Mientras se encuentran platicando por medio de un chat de video en Skype, seis amigos reciben un extraño mensaje de una compañera de clase que se suicido exactamente un año atrás. Al inicio todos piensan que solo se trata de una broma de mal gusto, pero con el paso minutos la “chica” empieza a revelar varios de sus más oscuros secretos con un solo propósito: involucrarlos en un juego mortal.

Comentarios generales:

En un género donde cada vez cuesta más trabajo encontrar conceptos novedosos siempre es gratificante toparte con algo que te sorprenda y te haga pensar que su futuro es prometedor, lo cual fue mi caso con Unfriended. Una película que no solo me sorprendió, sino que además me dejo con la sensación de que se puede convertir en una franquicia bastante prolífica; algo que no luce tan descabellado después de ver cuánto costó hacerla (1 millón de dólares) y su recaudación total en taquilla.

Gabriadze nos trae una historia contada en tiempo real que se centra en un tema delicado como lo es el bullying cibernético, lo cual probablemente no parezca muy atractivo que digamos pero que gracias a su habilidad para replicar de manera convincente la forma en la que se comunican los jóvenes vía online poco a poco te va involucrando en una dinámica que al añadirle un elemento sobrenatural obtiene el toque de suspenso necesario para generarte grandes dudas sobre qué o quién está detrás de lo que ocurre. Realmente todo el primer acto se sustenta entre lo que es broma y lo que no, construyendo una serie de situaciones desconcertantes que por ciertos lapsos resultan pesados en lo que uno se acostumbra a la presentación general, pero que son importantes para no dejar nada al aire con respecto al suicidio de Laura.

Ya con la caída de la primera víctima es cuando los niveles de tensión empiezan a subir y no paran de hacerlo hasta el final, así como el ritmo frenético con el cual se desarrolla todo el juego. Uno que por el formato de la película esperaba que no funcionara; sin embargo, la naturalidad con la que se va presentando cada acontecimiento ayuda a que los momentos de impacto sean efectivos a pesar del uso excesivo de sustos fáciles y unas muertes que no son tan elaboradas (uno de los puntos negativos con los que cuenta).

Igualmente otro aspecto fuerte de la película es la manera en la juega con tus emociones y en la forma que te hace cambiar tu sentir por cada uno de los personajes. Durante la primera mitad la mayoría de estos te parecen agradables y sientes pena por su situación, pero una vez que los secretos salen a luz ese sentimiento cambia por completo; de pronto lo que tu creías que era un asesino ahora parece todo un antihéroe cuyas razones para hacer esto son muy validas, provocando así que quieras ver morir a los jóvenes.

El final es bastante intenso. En este punto ya es claro lo que está detrás y aunque si resulta un tanto absurdo, esto no evita que lo ocurrido pierda impacto; en especial porque las decisiones que tienen que tomar los involucrados siguen siendo muy complicadas, sobre todo las que involucran limite de tiempo.

Las actuaciones son bastante sólidas para tratarse de un casting desconocido, ayuda mucho que todos los actores luzcan y se expresen como adolescentes para que la química entre ellos sea fuerte; además no lucen acartonados, ya que todos saben manejar bastante bien los cambios abruptos de emociones cuando tienen que hacerlo. En cuanto a la producción es algo peculiar por su presentación, la cual esta cuidada con lujo de detalle en todo lo que se refiere al uso de las herramientas de internet (Skype, YouTube, Gmail, Facebook, Google, etc.), mientras que en lo más convencional cumple: la edición es de destacar, cuenta con un trabajo de sonido muy bueno y lo que respecta a los efectos es muy básico.

Opinión final: Unfriended resulto ser mucho mejor de lo que esperaba. Tal vez no aporte nada nuevo, pero por su presentación única vale la pena checarla.

Ojometro:
****

miércoles, 19 de agosto de 2015

Crítica: The Lake on Clinton Road (2015)

Película escrita y dirigida por el debutante DeShon Hardy. Se estreno directamente en DVD el pasado 15 de julio dentro de los Estados Unidos y de momento no parece que vaya a salir en otros formatos o llegar a otros mercados.

Sinopsis:

Cuando seis amigos de Massachusetts terminan el semestre estos deciden realizar un viaje por carretera hacia la costa de New Jersey para celebrar el cumpleaños de uno de ellos. Su destino es una casa, pero contrario a lo que pensaban, esta no se encuentra en la playa sino a la orilla de un lago en medio del bosque ubicado en Clinton Road; un lugar que ha estado embrujado por los pasados 50 años.


Comentarios generales:

No suelo hacerle el feo a ninguna película por más espantosa que pinte en el tráiler, de hecho, trabajos con cierto toque de serie B me suelen hacer pasar ratos por lo menos divertidos ante lo malos que resultan. Sin embargo, siempre existirá un puñado que por más que trate no les puedo encontrar algo destacable y hacen de mi experiencia una verdadera tortura ante lo deprimentes que resultan, siendo este el caso con The Lake on Clinton Road.

Como punto de partida se utilizan unos supuestos hechos reales que, en efecto, están ligados con Clinton Road, pero estos son tan insignificantes y con tan poco sustento que no proporcionan el contenido suficiente como para poder ofrecer una historia convincente. Ante esta tremenda limitante lo que decide hacer Hardy es utilizar relleno… mucho relleno, ya que el primer acto básicamente consiste en los seis amigos bebiendo cerveza mientras van por la carretera, bebiendo cerveza en el lago, bebiendo cerveza en la casa y demás acontecimientos absurdos que para cuando te das cuenta ya han consumido casi treinta minutos sin mostrar gran novedad de lo que nos pretender contar.

Lo peor es que para el segundo acto las cosas no cambian en lo absoluto, por ahí existe alguno que otro esfuerzo por tratar de darle un poco más de sustancia al tema de la posesión de la protagonista, pero al no tener nada previo construido esto resulta como algo más metido para ganar tiempo. No existe la generación de sustos de ningún tipo, nunca se logra crear una atmósfera acorde a un sitio embrujado y la presencia de espíritus se limita a un niño con apariciones esporádicas; lo cual, aunado a un ritmo muy lento, origina un aburrimiento demasiado fuerte.

El último acto es prácticamente un chiste. Se podría decir que es la parte donde existen más elementos de terror, pero están tan mal desarrollados que ni lo parecen y en la mayoría de los casos se ven opacados por situaciones absurdas que les proceden (un tipo que se pone a hacer ejercicio justo después de la muerte de uno de sus amigos es un claro ejemplo); además no profundizan nada en lo que respecta a las leyendas de Clinton Road.

Las actuaciones rayan en lo amateur, aunque para ser sinceros el guión no ayudaba demasiado e incluso por varios lapsos se nota un alto grado de improvisación por parte de los actores. La producción es muy pobre: la iluminación es nefasta, la decoración de la casa es desangelada, el sonido increíblemente sucio y los efectos, siendo probablemente lo más decente de todo esto, son muy básicos.

* Cuenta con una escena post-créditos (la más larga e irrelevante de la historia)

Opinión final: The Lake on Clinton Road es exageradamente mala, sin duda una gran candidata a ser la peor película del año.

Ojometro:
*

lunes, 17 de agosto de 2015

Crítica: Apocalisse Zero: Anger of the Dead (2015)

Primer largometraje del italiano Francesco Picone, quien además es el escritor del guion. Se estreno directamente en DVD el pasado 11 de junio en Italia y durante la semana pasada en todo el Reino Unido bajo el título de “Age of the Dead” (con el cual probablemente llegue al continente americano).

Sinopsis:

En un mundo devastado por un virus que convierte a las personas en hambrientos caníbales, una mujer embarazada de nombre Alice (Roberta Sparta) y otros dos hombres sufren para llegar a una isla que no ha sido afectada por la plaga. Mientras tanto, en otro lugar, un peligroso hombre se encuentra en búsqueda de una misteriosa mujer; provocando que pronto Alice descubra que los zombies no son la única amenaza.

Comentarios generales:

A estas alturas de mi vida ya he llegado al punto en donde todo lo que tenga incluido el nombre de Uwe Boll (productor del filme) me provoca curiosidad, esto a pesar que de antemano se que existen altas probabilidades de que sea una porquería. Realmente el excéntrico alemán parece empeñado en apoyar lo peor que se encuentra por ahí en sus ratos libres y cuando uno ve la escena de créditos iniciales de Anger of the Dead (la cual es un cuasi plagio de la de The Walking Dead) sabe inmediatamente que sin duda tendrá su sello.

Y es que a pesar de que Picone nos trae un concepto interesante al contar esto mediante dos historias intercaladas, lo cierto es que desde un inicio la película falla de manera clara en poderte enganchar debido a que resultan por demás genéricas. Ambas tienen casi el mismo tiempo de exhibición, pero es la parte referente a Alice la que se podría considerar como la central y eso termina siendo perjudicial al tratarse de una cuyo principal sustento es tener a tres personajes desconocidos yendo del punto “A” al punto “B” sin grandes sobresaltos, donde salvo por alguna muerte esporádica no pasa mucho como para poderte involucrar emocionalmente con estos. Además todo lo referente al escenario apocalíptico es mínimo, no lo desarrollan de manera convincente y eso ocasiona que lo presentado se sienta muy plano.

La otra historia tampoco es que mejore mucho las cosas, sin duda es más violenta y evidentemente es en la que recae toda la cuestión del misterio, pero esto rápidamente se ve opacado por un seguimiento inadecuado. Siempre se siente como integrada con calzador y no profundizan en la cuestión del refugio, de la mujer o los experimentos; simplemente te ponen las cosas ahí para que tu saques las conclusiones.

La parte final es definitivamente lo mejor. La tan esperada conexión entre ambas historias se da de una manera muy random y con poco tiempo disponible, lo cual provoca que se tenga que acelerar todo; sin embargo, esto en lugar de ser un problema termina siendo un beneficio gracias a que le brinda un ritmo completamente distinto e incrementa el grado de intensidad. Aunque por otra parte, no te brindan respuesta alguna con respecto al tema del refugio.

De las actuaciones solo encontré aceptable a Sparta; tiene un rol muy limitado en la primera mitad pero durante la segunda ella es quien carga con todo el peso y lo hace de manera acertada. La producción es decente: el trabajo de fotografía probablemente sea su punto más fuerte, está bien ambientada, el score cumple y la caracterización de los zombies es poco imaginativa, pero no está mal.

Opinión final: Anger of the Dead es mala. No diría que es lo peor que he visto en el año, pero simplemente no tiene mucho que rescatar.

Ojometro:
**

viernes, 14 de agosto de 2015

Crítica: Harbinger Down (2015)

Película escrita y dirigida por Alec Gillis, la cual significa su primer largometraje. Se estreno tanto en cines como VOD dentro de los Estados Unidos y Canadá el pasado 7 de agosto, aunque no se sabe si saldrá en formato físico o sobre cuándo llegará a otros mercados (al parecer esto se daría vía TV en algunos).

Sinopsis:

Un grupo integrado por miembros de la universidad programa un viaje a bordo de un barco pesquero para estudiar los efectos del calentamiento global en las ballenas beluga dentro del mar de Bering. Aunque pronto su expedición sufre un cambio abrupto cuando encuentran una vieja pieza espacial soviética congelada, la cual guarda un aterrador secreto que pondrá en peligro a toda la tripulación.

Comentarios generales:

Películas que están inspiradas en The Thing no suelen abundar, así que cuando aparece una nueva llama mucho la atención porque de alguna manera seguimos esperando que finalmente llegue un trabajo que se le acerque a uno de los más grandes clásicos del género. El problema es que la mayoría de estos suelen ser más que nada copias con diferentes escenarios o efectos mejor pulidos… y ciertamente Harbinger Down no es la excepción.

La verdad es que Gillis no se quiebra el cerebro con respecto a la historia, aunque por lo menos le integra ciertos elementos ligados a la guerra fría que le brindan un fondo distinto a lo acostumbrado, además de que presentarla a bordo de un barco cambia un poco la dinámica. Realmente desde los diez minutos uno ya sabe que va a pasar y al director se nota que no le incomoda en lo absoluto eso, centrándose así en la tarea de hacer lo más ligero posible un primer acto que no cuenta con muchas novedades; recurriendo incluso de manera ligera a algo de comedia para sacarlo adelante hasta que inicia todo el despliegue técnico por medio de una escena que indudablemente es un homenaje a The Thing.

A partir de aquí las cosas obtienen un ritmo mucho más ágil gracias a las muertes llamativas presentadas, además se hace el intento por generar conflictos entre los personajes utilizando la infección como punto de partida (aunque ninguno de estos alcanza niveles de tensión importantes). Algo que evidentemente suena muy similar a otras historias y para solucionarlo se le agrega un giro un tanto absurdo que a más de uno le hará mover la cabeza de decepción, pero que termina proporcionando el contenido suficiente como para justificar más muertes gráficas y, sobre todo, una posible salida dentro de este escenario tan limitado en opciones.

El final esta ok, pero sin duda le falta acción. Ese gran encuentro con la criatura que tanto llevas esperando no se da, o más bien, se da por partes; dejándote con una sensación de vacío importante gracias a que nunca se alcanza a construir una conclusión fluida que vaya incrementado las emociones, simplemente pasa y ya.

Las actuaciones son aceptables, no hay nadie que destaque o sea sumamente nefasto; aunque si cuenta con un par que resultan caricaturescas de manera involuntarias gracias a los estereotipos presentados. La producción es su fuerte, sobre todo lo que tiene que ver con el aspecto visual: el trabajo de fotografía es efectivo y la dirección de arte es simple; sin embargo, son los efectos prácticos los que se llevan los reflectores gracias al diseño de la criatura y las propias muertes.

Opinión final: Harbinger Down es un show visual a la vieja escuela para pasar el rato y nada más.

Ojometro:
***

miércoles, 12 de agosto de 2015

Crítica: Indigenous (2015)

Película dirigida por Alastair Orr (The Unforgiving) y escrita por Max Roberts. El filme gano atención por haberse exhibido en los festivales de Tribeca y Cannes durante el año pasado, pero fue hasta este año que se estreno de manera limitada en cines y diversas plataformas digitales en países como las Filipinas, España o Turquía.

Sinopsis:

Cinco turistas estadounidenses se encuentran en Panamá de vacaciones y ahí conocen a Carmen, una joven panameña que les cuenta sobre una hermosa cascada en medio de la selva. A pesar de las advertencias de un amigo, esta los lleva al lugar; sin embargo, pronto su viaje paradisiaco se convertirá en una pesadilla al descubrir que las historias sobre el chupacabras son ciertas y ha desarrollado gusto por la carne humana.

Comentarios generales:

Siempre he pensado que el titulo de una película es mucho más importante de lo que la gente piensa, por eso suelo molestarme demasiado cuando las traducciones a otros mercados se alejan del concepto central. Aunque es mucho peor cuando el título original no tiene absolutamente nada que ver con lo que ocurre en pantalla, lo cual es el caso de Indigenous… un trabajo en donde los indígenas brillan por su ausencia.

La verdad es que Orr y Roberts no se rompen mucho la cabeza y lo que nos ofrecen es una historia que nunca pretende venderte algo innovador o ser más de lo que presenta en su tráiler, un tipo de honestidad que se agradece, pero que no es suficiente para justificar todo un proyecto. Esto porque los primeros 30/35 minutos de la película son omitibles, los cuales no aportan nada al centrarse exclusivamente en bromas baratas, sexo y comportamiento infantil; algo que hasta cierto punto es normal dentro del género pero que en este caso consume una cantidad valiosa de tiempo que pudo ser utilizado para construir de manera mucho más sólida la terrible amenaza en la selva y no solo dejar este aspecto en un breve video de internet que aparece de manera fugaz.

Es hasta el segundo acto y con la revelación del chupacabras que las cosas toman un rumbo claro, finalmente se entra en una dinámica mucho más ágil que por momentos les hará recordar de cierta forma a The Descent (sin la sensación de claustrofobia extrema, claro está), donde el factor shock es efectivo por algunos minutos. Lamentablemente la manera en que esta filmada no es de gran ayuda, ya que aunque no se trata de un found footage si se siente como si fuera uno al no poder ver con mucha claridad lo ocurre en pantalla; prácticamente lo más relevante son las escenas nocturnas y si no fuera por el uso de linternas el espectador no tendría idea laguna sobre lo que hacen los personajes. Además de que esto le quita impacto a las apariciones de la criatura.

El final es por mucho lo mejor y no es porque sea sumamente emocionante, sino porque presenta una conclusión poco común en esta clase de historias con turistas extraviados. La verdad el tema viral le da un toque especial a pesar de que no lo saben explotar del todo, brindándole así algo de frescura a un concepto muy genérico.

De las actuaciones no hay mucho que decir; todas son planas y, salvo por muchísimos gritos, hacen poco o nada para que uno sienta algo de interés en los personajes. La producción es bastante decente: el trabajo de fotografía es lo mejor de la película al aprovechar de muy buena manera el paisaje, tiene muy buen sonido, el score esta ok, cuenta con pocos efectos y la caracterización del chupacabras está bien lograda (aunque no es muy original que digamos).

Opinión final: Indigenous es una película del montón. Salvo por su final, realmente no cuenta con muchos argumentos para recomendarla.

Ojometro:
**

domingo, 9 de agosto de 2015

Crítica: Amnesiac (2015)

Película dirigida por Michael Polish, cuyo guión fue escrito por la dupla Amy Kolquist / Mike Le. Su estreno en cines de manera limitada dentro de los Estados Unidos está planeado para el 14 de agosto, aunque ya se encuentra disponible en VOD; aun no hay información sobre si llegará a otros mercados.

Sinopsis:

Un hombre (Wes Bentley) se despierta en su cama con amnesia después de haber sufrido un accidente automovilístico. Desde el primer instante su esposa (Kate Bosworth) se hace cargo de él, aunque este no recuerda nada de su vida con ella y con el paso de los días empezara a cuestionarse sobre si en verdad es su esposa gracias a su extraño comportamiento.

Comentarios generales:

Cuando uno ve el tráiler de esta película es prácticamente imposible no encontrar similitudes con “Misery”, lo cual es bueno y malo a la vez. Por un lado sabes más o menos que esperar, pero por el otro tienes el temor de que en el afán por no querer provocar odiosas comparaciones las cosas vayan a resultar muy absurdas; algo que por fortuna no se da con Amnesiac, aunque eso no la salva de estas.

La verdad no tengo idea sobre si Kolquist, Le y Polish pretendían homenajear al clásico de 1990, ya que el inicio de su película es extremadamente similar, con diferencias evidentes en la historia, pero si con una línea central que no te deja dudas con respecto a su fuente de inspiración. Todo esto bajo una atmósfera un tanto atípica que está llena de luz y un ritmo pausado totalmente pensado para que el espectador se centre en la fría relación entre dos personajes cuyas interacciones poco a poco van construyendo una tensión palpable, pero no tan desbordada como para generarte la certeza suficiente que te ayude a descifrar los misterios detrás de ella y lo que verdaderamente ocurrió con él.

El aire de duda te invade en todo momento, algo que encontré positivo, lo malo es que las cosas se empiezan a tornar muy repetitivas justo cuando se llega al segundo acto; de pronto se entra en una dinámica de "intento de huida / posterior captura" que es divertida por unos minutos (en gran medida porque es el medio para revelar el lado oscuro de la protagonista), pero que rápidamente pierde interés por lo poco imaginativas que resultan. En realidad ninguna logra brindar algún momento memorable, no hay un intento de escape que te ponga al filo del asiento porque carecen de suspenso y eso es un problema considerando que, en teoría, esta parte se tendría que sustentar con esa formula tan simple..

El final es bueno. Definitivamente es donde se elevan más las emociones y el grado de violencia toma un nivel mucho mayor al manejado en los dos primeros actos; sin embargo, es el giro presentado lo que en verdad termina por redondearlo de manera sólida a pesar de que hay ciertas señales que te hacen pensar sobre dicha posibilidad minutos antes.

Con respecto a las actuaciones es Bosworth quien se lleva todos los reflectores, está muy bien en su rol; completamente distinta a lo que se la ha visto en años anteriores y por algunos momentos bastante creepy. La producción está bien para ser de bajo presupuesto: el trabajo de fotografía es sólido, la dirección de arte en cada habitación de la casa está bien cuidada, el score te fastidia por lo repetitivo que es y casi no cuenta con efectos o un trabajo de maquillaje destacados.

Opinión final: Amnesiac esta ok. El hecho de que todo el tiempo te recuerde a otro trabajo juega en su contra, pero es una propuesta que por lo menos merece ser checada.

Ojometro:
***

jueves, 6 de agosto de 2015

Crítica: Extinction (2015)

Adaptación de la novela “Y pese a todo” de Juan de Dios Garduño que esta dirigida por Miguel Ángel Vivas, quien además comparte créditos como co-escritor del guión junto con Alberto Marini. Se estreno de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 31 de julio.

Sinopsis:

Nueve años después de que una infección convirtiera a la mayoría de los humanos en zombies, Patrick, Jack y la pequeña Lu sobreviven en el apacible y, aparentemente, libre de amenazas pueblo de Harmony. Aunque no todo es felicidad, ya que la tensión entre ambos hombres es evidente, pero pronto tendrán que dejar ese rencor de lado para proteger a lo único que a ambos les importa más que cualquier otra cosa.

Comentarios generales:

Yo no he leído la novela, así que cuando supe los detalles sobre esta propuesta lo primero que se me vino a la mente fue que se trataba de otra película post-apocalíptica con hordas de zombies matando a cualquier ser vivo como las que han abundando en los últimos dos o tres años. Y no es que este harto de esos trabajos, pero cada vez es más difícil ver algo novedoso bajo ese enfoque; sin embargo, una vez que empecé a indagar un poco más sobre los involucrados mis expectativas crecieron y para mi sorpresa Extinction termino cumpliéndolas.

La verdad es que Vivas nos trae algo bastante distinto a lo que esperas, de hecho, se atreve a dejarnos sin explicación alguna sobre los motivos por los cuales se desata el apocalipsis en primera instancia y así no enfocar sus recursos en los zombies (no sin antes regalarnos una escena inicial estupenda con estos), sino más bien en el otro aspecto vital dentro de todo este asunto: los humanos. Esto porque el primer acto se trata de la relación entre estos tres individuos que viviendo tan cerca unos de otros se sienten completamente distantes por razones desconocidas, lo cual ayuda a establecer misterios que van más allá del peligro evidente; convirtiendo así un drama en una interesante historia de supervivencia donde te involucras casi de manera inmediata con los personajes y sus modos totalmente distintos de lidiar con una vida tan restringida.

Algo que sin duda ayuda a darle más impacto a unas criaturas cuya presencia en pantalla durante la primera hora es limitada, un aspecto que sin duda molestara a más de uno pero que termina estando bien justificado por medio de una razón evolutiva. Aunque esto tampoco es suficiente para no sentir por algunos lapsos que la película avanza muy lento o que dura más de lo debido; además la revelación del conflicto entre los dos hombres, si bien es interesante, no es lo suficientemente extensa como para atraparte por completo cuando se cae en el inminente punto donde este tiene que ser el foco de atención previo al desenlace.

El último acto me pareció excelente. La simple integración de un cuarto personaje del que no se sabe mucho sirve para cambiar ligeramente la dinámica, pero sobre todo es la parte en donde la acción brilla en su totalidad con escenas muy bien logradas que brindan una conclusión emocionante e incluso emotiva dentro de todo este panorama tan desolador.

Las actuaciones están bien, tanto Matthew Fox como Jeffrey Donovan cumplen de manera adecuada sus roles; sin embargo, es Quinn McColgan quien se lleva toda la atención gracias a su ingenuidad e inocencia que resaltan muchísimo en una historia como esta. La producción tiene una nota alta: el trabajo de fotografía y toda la cuestión de ambientación son impecables, cuenta con un buen score, los efectos son sólidos y el trabajo de maquillaje no es muy elaborado o innovador, pero cumple.

Opinión final: Extinction resulto ser mucho mejor de lo que esperaba. Una agradable sorpresa que vale la pena ver, aunque no creo que sea apta para los fans más hardcore de los zombies.

Ojometro:
****

martes, 4 de agosto de 2015

Crítica: The Stranger (2015)

Producción chilena escrita y dirigida por el uruguayo Guillermo Amoedo, quien hace su debut dentro del género. Se estreno de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 12 de junio, aunque no hay información sobre cuándo saldrá en DVD o si llegará a otros mercados.

Sinopsis:

Un misterioso hombre arriba a un pequeño pueblo en Canadá para buscar a su esposa con la cual comparte una grave infección, pero su indeseada presencia y lo que termina descubriendo pronto involucraran a la comunidad del lugar en un baño de sangre cuyas consecuencias podrían ser catastróficas a largo plazo.


Comentarios generales:

Desde hace algún tiempo a la fecha el que una película venga acompañada con el famoso “Eli Roth Presenta” suele generar división instantánea debido a que en muchas ocasiones parece más como una manera fácil de llamar atención que un verdadero sello de calidad. En mi caso suelo tomarlas con mucha cautela, pero debo de reconocer que el siempre polémico director/productor en los últimos años ha apoyado proyectos con potencial que difícilmente alguien más tomaría y The Stranger sin duda es uno de esos.

Lo que nos trae Amoedo es una película de vampiros que no pretende descubrir el hilo negro, pero tampoco pretende caer en los clichés, lo fantasioso o demás formulas habituales de este subgénero al sustentar gran parte de su primer acto en un estira y afloja donde el espectador no está convencido al 100% sobre que va todo esto, ya que solo se te van ofreciendo pequeñas pistas que lo mismo pudieran encajar para los chupasangre que para los zombies (aunque los más clavados captaran de manera inmediata cada punto), lo cual le brinda un aire de misterio muy fuerte. Un aspecto que, junto con el nivel de violencia presentado, hace que sea una historia oscura e incluso depresiva por momentos; donde los personajes se comportan de una manera poco convencional y toman decisiones que añaden cierta sorpresa a lo que uno espera, construyendo el camino para un conflicto que a todas luces se ve que tendrá un efecto a gran escala para dicho pueblo.

El problema llega cuando las escenas de impacto han sido debidamente mostradas porque la película cae en un vacio muy claro, las cosas se estancan y muchas cuestiones se sienten forzadas o, en su defecto, incompletas. El tema de la esposa termina pasando a segundo plano de manera muy rápida y eso le quita interés de forma considerable al ser en esencia lo que une los hilos; de pronto todo lo que pasa ya no parece llevar a ningún lado, hay varios personajes pero sabes muy poco sobre estos (incluso del protagonista) como para involucrarte de manera importante con lo que les ocurre a pesar de que se ven expuestos a dilemas morales muy fuertes.

La parte final me agrado. No solo porque se trata del periodo en donde por fin toman un rumbo mucho más conocido con el tema de los vampiros sin caer en la espectacularidad habitual llena de CGI o sangre, sino porque además es contundente y sin rodeos; no es sorprendente, pero tampoco el final feliz que bien pudiera haberse ido por el camino fácil y desentonar por completo.

Las actuaciones no están nada mal, en especial si consideramos que el guión pone contra la pared a muchos personajes; siendo Cristobal Tapia Montt (Martin) a mi juicio el que logra la interpretación más sólida. La producción también es de destacar: tiene un trabajo de fotografía muy bien cuidado, el score es estupendo y aunque no son precisamente llamativos considerando el tema central, tanto los efectos como el trabajo de maquillaje logran ser un buen complemento.

Opinión final: The Stranger es aceptable. Tiene algunos puntos muy marcados en su contra, pero puede que el paso de los años termine beneficiándola. 

Ojometro:
***