jueves, 13 de abril de 2017

Crítica: FirstBorn (2017)

Película dirigida por Nirpal Bhogal (Sket), quien además comparte créditos como co-escritor del guión junto a Sean Hogan. Se encuentra disponible en servicios como Netflix y Amazon Prime Video desde el 31 de marzo, pero todavía no hay información sobre su posible salida en formato físico.

Sinopsis:

La vida de una joven pareja sufre un cambio radical cuando el nacimiento de su hija se ve acompañado por aterradores entes que representan una gran amenaza para esta recién formada familia. 




Comentarios generales:

Nacimientos que involucran algún tipo de aspecto demoniaco son algo recurrente año tras año dentro del cine de terror, al grado de que se ha vuelto muy difícil (por no decir imposible) el ver trabajos realmente originales bajo dicha premisa. Ante esto el reto más que nada se ha convertido en tratar de encontrar ciertas variantes que puedan brindarle una pequeña dosis de frescura, unas que te hagan sentir que, a pesar de la familiaridad, hay algo ligeramente distinto y sin duda FirstBorn logra eso.

Esto porque Bhogal no quiere abordarte desde el lado de lo sobrenatural o demoniaco, sino más bien desde un lado mucho más humano al ponerte a pensar todo el tiempo sobre tú qué harías en una situación similar. Ya que la historia en un inicio avanza de manera mucho más rápida de lo que uno esperaría, saltándose por completo el tema del embarazo para darle paso a la situación familiar y sobre cómo los padres, a pesar de ser bastante escépticos, se ven obligados a tener que realizar ciertas cosas que cualquier persona se negaría, pero en este caso no tienen ninguna otra opción y las adoptan como una parte más de su vida.

Un aspecto que sin duda es su punto más fuerte, ya que en realidad aquí no se trata de encontrar respuestas a lo que ocurre, sino más bien lidiar con lo que ya es inevitable y en base a eso ir construyendo situaciones intensas que brinden un panorama complicado para todos los involucrados debido a lo complejo que vuelve todo este tema la relación de los padres con su hija. Lo cual es muy interesante de ver, pero por la mitad del segundo acto cae en un bache importante al no presentar un desarrollo tan fluido que provoca que el ritmo caiga ante el poco avance que ves cuando aparece un nuevo personaje cuyo rol es hacer explotar todo el tema sobrenatural, pero que nunca termina por sentirse integrado de la manera más orgánica posible.

En la parte final se unen todas las piezas de manera efectiva y, aunque el principal misterio no es tan complicado de descifrar, este si lleva a tener una conclusión potente. La cual para mi agrado le da su lugar correspondiente a la pequeña Thea y no la hace a un lado para caer en actos heroicos que se hubieran sentido muy forzados considerando todo lo construido previamente.

Las actuaciones son aceptables, siendo Antonia Thomas (Charlie) la única que por ciertos periodos resalta un poco más gracias a su rol de madre con conflictos internos sobre su hija. La producción es muy discreta: el trabajo de fotografía cumple, la dirección de arte no es nada del otro mundo, el score está ok, el trabajo de sonido es bueno, los efectos son muy básicos y la labor de maquillaje presenta algo bastante elaborado que lamentablemente nunca se puede apreciar de manera adecuada.

Opinión final: FirstBorn está ok. Un trabajo pequeño con una historia que en determinado momento toca pared, pero que a varios les puede parecer interesante.

Ojometro:
***

No hay comentarios:

Publicar un comentario