viernes, 27 de enero de 2017

Crítica: Parasites (2017)

Película escrita y dirigida por Chad Ferrin. Se estrenó en VOD dentro de los Estados Unidos y Canadá el pasado 24 de febrero, pero no hay información sobre si saldrá en formato físico o sobre cuándo podría llegar a otros mercados.

Sinopsis:

Tres estudiantes universitarios se pierden en las solitarias calles del centro de la ciudad de Los Angeles y para su mala fortuna se encuentran con un grupo de violentos vagabundos, lo cual provocará una serie de horribles sucesos que mostrarán lo peor de Skid Row.





Comentarios generales:

La escena independiente suele ser un hit or miss, eso todo mundo lo sabe, pero siempre es bueno tener esta clase de trabajos haciendo ruido por distintos festivales debido a que es la única manera de diversificar de algún modo un género que pareciera estar centrado en los mismos individuos todo el tiempo. Es por ello que cuando películas como Parasites empiezan a generar cierta reputación siempre captan mi interés, ya que eso suele ser indicativo de que algo fresco podría estar presente; sin embargo, en esta ocasión simplemente no lo pude encontrar. 

Su premisa es muy básica con unos vagabundos increíblemente malos que torturan a unos pobres estudiantes de cierto estatus social, pero el problema es que desde un inicio Ferrin es incapaz de justificar dichas acciones de manera coherente y solo se limita a ir construyendo un primer acto que se da porque si. La verdad no tiene ningún tipo de lógica lo que ocurre, de hecho, ni siquiera existen motivos para que te importe porque básicamente te limitan a ver a un joven afroamericano correr por su vida mientras es perseguido por un vagabundo con un arma distinta (el nombre de cada uno de ellos es precisamente el nombre del arma) hasta que este lo mate y otro tome su lugar.

Dinámica que nunca cambia y se explota hasta el final, provocando así que ya entrados a la segunda mitad las cosas se tornen en exceso repetitivas, sin ningún tipo de tensión palpable que refleje lo aterrador de dicha experiencia y donde las únicas variantes se dan por medio de la introducción de personajes 100% desechables cada determinado tiempo que no añaden gran sustancia. Cuyo único propósito pareciera es mostrar que Skip Row es el lugar más deprimente del mundo entero y distraer al espectador del hecho de que no se profundiza para nada sobre los motivos que originaron esta aburrida persecución.  

La parte final se podría decir que es la más entretenida, principalmente por lo exageradas que son las acciones presentadas: hay disparos, cierto humor involuntario e incluso un pequeño conflicto entre los antagonistas que no aporta demasiado, pero que al menos rompe un poco la monotonía. Además tocan un tema muy delicado en la actualidad que le brinda cierta fuerza al cierre.

Las actuaciones son pobres en general, lo más rescatable es ver a Robert Miano como el líder de los vagabundos y la breve aparición Joe Pilato. La producción está bien cuidada dentro de sus posibilidades: el trabajo de fotografía está ok, el score tiene cierto aire a Carpenter que complementan de manera agradable con algunas canciones conocidas, el trabajo de sonido es pobre y toda la cuestión de efectos/maquillaje es en extremo limitada.

Opinión final: Parasites es decepcionante. Un trabajo muy pequeño que realmente nunca logra ofrecer algo llamativo y que se perderá rápidamente con el paso de los días.

Ojometro:
**

martes, 24 de enero de 2017

Crítica: The Axe Murders of Villisca (2017)

Primer largometraje del director Tony E. Valenzuela, cuyo guión fue escrito por Owen Egerton. Se estrenó de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 20 de enero, pero todavía no hay información sobre su posible llegada a otros mercados o salida en formato físico.

Sinopsis:

En 1912 se produjeron los brutales asesinatos de una familia en Villisca, Iowa que quedaron sin resolver. Ahora, varias décadas después, la casa donde se cometió dicho crimen se ha convertido en una exitosa atracción; la cual tres jóvenes están dispuestos a visitar en busca de respuestas sin saber que, tal vez, terminen descubriendo algo más allá de sus propios temores.

Comentarios generales:

La verdad nunca había escuchado sobre los asesinatos de Villisca, así que cuando supe sobre esta película inicie con el proceso de investigación correspondiente y lo que encontré fue un caso que realmente no se diferenciaba mucho de algunos otros que han servido como inspiración para distintos trabajos. Sin embargo, su naturaleza violenta y el hecho de que su director era un rostro nuevo me daban esperanzas de encontrarme ciertas ideas frescas en The Axe Murders of Villisca que pudieran añadir algo diferente a una fórmula ya muy gastada, pero lamentablemente eso no ocurrió.

Esto porque lo que nos trae Valenzuela inicia más como un drama juvenil que otra cosa, donde después de la debida presentación de los asesinatos hace mucho tiempo atrás, todo se centra básicamente en un triángulo amoroso construido de manera exprés cuyo principal objetivo es hacer pasar el tiempo mientras nuestros protagonistas se trasladan a la casa. Lo cual ciertamente no es tan aburrido como parece debido a que existe muy buena química entre estos personajes y eso hace que el paseo inicial por esta resulte ameno dado a que se logra combinar de manera adecuada cierto comportamiento absurdo juvenil con el tono serio que requiere todo lo referente a los asesinatos.

Algo que hace del inicio del segundo acto uno con bastante fuerza ante el planteamiento de ciertos conflictos y la inevitable aparición de los elementos paranormales de cajón en este tipo de historias, pero que se va cayendo poco a poco conforme se van manifestando las malignas intenciones de los espíritus.

De pronto toda esta tensión que se logró mostrar en pantalla se pierde y, aunque se logra construir una atmósfera interesante, esta nunca resulta parte fundamental en la serie de posesiones poco imaginativas presentadas. Unas que además, por considerables lapsos de tiempo, se pierden debido a que nunca logran generar momentos en el que todas puedan converger de manera importante y solo las sacan a relucir cuando cierta escena lo requiere; provocando así una confusión total al momento de querer identificar cual es la verdadera amenaza.

La parte final tampoco ayuda mucho. Aquí es donde la historia se separa de manera clara de lo manejado previamente, enfocándose más en el tema de la redención para dejar los asesinatos en un segundo plano y así crear un desbalance muy marcado que termina dejando como resultado varias preguntas sin respuesta.

Las actuaciones de Robert Adamson, Jarrett Sleeper y Alex Frnka no están nada mal, muestran buena química y logran que personajes con marcados estereotipos te resulten agradables. La producción es bastante pequeña: el trabajo de fotografía es sólido (sobre todo en exteriores), la dirección de arte no tiene nada llamativo, el score cumple, el trabajo de sonido está ok, los efectos si dejan mucho que desear y la labor de maquillaje en general es simple.

Opinión final: The Axe Murders of Villisca es decepcionante. Inicia bien, pero rápidamente se convierte en una película de casas poseídas del montón.

Ojometro:
**

sábado, 21 de enero de 2017

Crítica: The Barn (2016)

Película escrita y dirigida por Justin M. Seaman, quien hace su debut dentro del género. Salió directamente en DVD (además de una versión limitada en VHS) el pasado mes de diciembre, aunque de momento solo se puede conseguir mediante su tienda oficial.

Sinopsis:

Es Halloween de 1989 y dos buenos amigos tratan de disfrutar la que será su última noche juntos en esta festividad antes de graduarse de la preparatoria. Sin embargo, los problemas los siguen cuando junto con otro grupo de amigos encuentran un viejo granero abandonado donde duermen fuerzas malignas que, sin saberlo, las han despertado.


Comentarios generales:

La década de los 80s tiene algo que nos obsesiona a todos los fanáticos del cine de terror, es una época prácticamente legendaria para el género y aquellos que no tuvieron la oportunidad de vivirla por lo general esperan ansiosos a que algo pueda brindarles una pequeña probada de esta. Eso lo saben varias personas allá afuera, lo cual ha provocado una oleada de proyectos que pretenden recrear ese aire ochentero, pero solo unos cuantos han logrado recuperar toda esa esencia de manera casi perfecta como The Barn.

Una película con la que desde el primer minuto Seaman muestra su amor por el género de terror, por la década de los 80s y, sobre todo, por la noche de Halloween. Ya que es en base a esta festividad con la que se construye toda una historia que para muchos podría parecer simple, pero que en realidad involucra muchas reglas y leyendas a las cuales tienes que ponerles atención para entender lo que está por venir; complementadas con elementos que no podían faltar en un slasher como personajes estereotipados y rebeldía juvenil. Al igual que con una cantidad de referencias ochenteras muy bien logradas (¡Dr. Rock!) que hacen del primer acto uno muy entretenido por todo lo que engloba.

Es ya en el segundo acto cuando las cosas toman un rumbo más definido al darse las muertes esperadas (algunas fuera de cámara, lamentablemente) y demás, aunque en realidad lo que lo hace interesante es el hecho de que estos tres demonios tienen su propia leyenda detrás que les brinda una identidad única y que representan en su totalidad el Halloween; además de les proporcionan un elemento importante en su forma de accionar: cuando están solos son un peligro, pero pueden ser manejables; en cambio, si estos andan juntos, se vuelven una amenaza a gran escala que puede acabar con un pueblo entero. Un aspecto que le permite al director poder presentar diferentes tipos de situaciones amenazantes, no solo para producir encuentros directos con los jóvenes, sino también para generar una escena a “mayor escala” que muestre de manera importante el despliegue de efectos prácticos en todo su esplendor.

El problema que le encontré fue más que nada en la parte final. Esta resulta un tanto repetitiva, provocando que el ritmo ágil que había mantenido disminuya y no la haga tan emocionante; sin embargo, una vez superado eso las cosas toman buen rumbo para ofrecer una conclusión que dejará contentos a la mayoría a pesar de cierta falta de claridad.

Las actuaciones son exageradas sin duda, pero así estaba planeado y cumplen su propósito. Aunque lo verdaderamente llamativo es la producción, no porque sea espectacular, sino porque es impresionante ver la fidelidad que lograron en cada detalle; al grado de que si no sabes de antemano que es una película de 2016 definitivamente creerás que salió en 1989.

El trabajo de fotografía es descuidado a propósito, la dirección de arte correcta, el score es espectacular y cumple una función muy importante, el trabajo de sonido es sólido, los efectos son prácticos en su mayoría y la labor de maquillaje está bien hecha, aunque con cierto toque caricaturesco.

Opinión final: The Barn la disfrute bastante. Es un gran homenaje al cine de terror de los 80s que se debe de tomar como tal, ya que de lo contrario no los va a convencer.

Ojometro:
****

martes, 17 de enero de 2017

Crítica: Clinical (2017)

Película dirigida por Alistair Legrand (The Diabolical), quien además comparte créditos como co-escritor del guión junto a Luke Harvis. Se estrenó a nivel mundial el pasado 13 de enero exclusivamente en Netflix, aunque es probable que a mediados de año salga en formato físico.

Sinopsis:

La experimentada psiquiatra Jane Mathis (Vinessa Shaw) trata de ordenar nuevamente su vida después de un violento ataque al aceptar el caso de un paciente cuya historia es igual de devastadora que la suya.





Comentarios generales:

Los thrillers psicológicos son uno de esos subgéneros con los que existen las mismas probabilidades de éxito y fracaso debido a que son de los pocos que todavía pueden generar cierta duda en audiencias que cada vez son menos impresionables. Todo es cuestión de que tan bien explotados sean los elementos característicos con los que cuentan y sobre que tanto están dispuestos a invertir en el espectador para lograrlo, algo que Clinical pretende hacer como lo indica el librito; aunque sin los mejores resultados posibles.

Esto porque lo que nos regalan Lengrand y Harvis en su nueva colaboración es una historia que sin duda va a retar la paciencia de muchos espectadores debido a que su desarrollo se realiza de manera lenta. Sustentándose en dos líneas argumentales concebidas para mostrar las facetas de Jane durante su vida diaria y así crear un contraste sobre su comportamiento, lo cual suena interesante, pero en ya en pantalla no lo es tanto gracias a que su faceta como psiquiatra resulta bastante aburrida de ver y porque su faceta como alguien emocionalmente quebrada no ofrece los suficientes momentos de tensión como para que te importe demasiado su trauma, a pesar de que si es uno escalofriante.

Ya entrado en el segundo acto es cuando las cosas se vuelven más interesantes y en gran parte se debe a que se le da más exposición al personaje de Alex, un paciente desfigurado que poco a poco va superando un sufrimiento profundo y cuyo principal objetivo es ser ese enlace emocionalmente potente con el cual uno pueda simpatizar; además de volverse parte importante para que el personaje principal te resulte más humano. Igualmente,  es a partir de aquí cuando se empieza a jugar con lo que es verdad y lo que no; tal vez de manera no tan importante como en algunos trabajos similares, pero si con el suficiente nivel de impacto para construir un aparente conflicto que en el camino brinda algunos momentos visualmente llamativos.

La parte final no está mal, pero sentí que la alargaron demasiado. Finalmente todo lo anterior converge de manera natural, pero al involucrar a varios de los personajes secundarios que hasta ese momento solo habían servido de adorno ser pierde algo del shock que se supondría tendría que provocar dicho acontecimiento. Aunque igual es aquí donde se ofrece la mayor cantidad de sangre y eso beneficia mucho para que el desenlace se sienta con bastante fuerza.

En cuanto a las actuaciones puedo decir que Shaw no lo hace mal, aunque su nivel de locura no es tan convincente; sin embargo, quien se lleva todos los reflectores es Kevin Rahm como Alex al regalar una actuación que en general salva la película a partir del segundo acto. La producción es de buena factura: el trabajo de fotografía está bien cuidado, la dirección de arte es genérica, cuenta con un buen score, el trabajo de sonido es acertado, los efectos sencillos cumplen y la labor de maquillaje se centra principalmente en un solo personaje, pero con muy buenos resultados.

Opinión final: Clinical es aceptable. Sin duda la lentitud con la que se desarrolla le afecta, pero puede ser una buena opción para algún día en donde no tengan otra cosa que ver.

Ojometro:
***

sábado, 14 de enero de 2017

Crítica: Pitchfork (2017)

Debut tras la cámara del director Glenn Douglas Packard, quien además comparte créditos como co-escritor del guión junto a Darryl F. Gariglio. Se estrenó por medio de iTunes y VOD dentro de los Estados Unidos este 13 de enero, aunque todavía no hay información sobre si saldrá en formato físico.

Sinopsis:

Después de revelar su homosexualidad, Hunter viaja junto con un grupo de amigos desde Nueva York a la granja de su familia para pasar un fin de semana. Ya estando ahí, la situación con su padre se torna tensa, pero ese será el menor de sus problemas cuando empiecen a ser perseguidos por un perturbado asesino.


Comentarios generales:

Como lo he comentado con anterioridad, si hay un subgénero ideal para entrar al mundo del terror es sin duda el slasher debido a que su fórmula ha demostrado ser resistente al paso de los años y su estructura simple es una que cualquiera puede explotar. Obviamente eso es benéfico, pero también resulta como el caldo de cultivo ideal para que cientos de propuestas (con todo tipo de presupuestos) salgan año con año buscando crear al nuevo Jason Voorhees bajo la idea que con un asesino visualmente llamativo es más que suficiente para lograrlo, lo cual es un error y Pitchfork es el ejemplo perfecto de esto.

Ya que Douglas Packard desde el primer instante demuestra que su verdadera meta es la creación de un asesino icónico a como dé lugar y se olvida de todo el resto de los elementos necesarios para que su historia logre ser, por lo menos, divertida. Cometiendo el grave error de no darnos siquiera un tipo de origen y sustentando los primeros 35/40 minutos en cosas tan absurdas que difícilmente podrán obtener el interés del espectador, lo cual va desde un conflicto familiar con poco peso hasta un cuasi tributo a Footloose cuyo único objetivo es establecer a un grupo de personajes estereotipados con los que difícilmente se logra generar cierta empatía, a pesar de que si cuentan con motivos para hacerlo.

Sin embargo, una vez que inicia la masacre esos motivos quedan en el olvido para darle paso a la masacre que le proporciona un ritmo mucho más dinámico a la acciones, aunque nada de lo demás es precisamente una maravilla. Las muertes son en su mayoría bastante genéricas  y en general todo lo que tiene que ver con el asesino persiguiendo a las víctimas es muy desangelado: hay gritos sí, pero nunca sientes la tensión que deberías considerando que prácticamente todo el segundo acto consta de ver a estos jóvenes correr o pelear por sus vidas ante alguien prácticamente invencible. Quien además parece tener una habilidad de teletransportación porque llega muy rápido a todos lados, desafiando así la lógica de ciertas acciones.

La parte final es absurda por donde se le vea. Si explican de manera muy vaga los motivos por los cuales Pitchfork es así pero, en lugar de profundizar un poco más sobre esto, el director mejor opta irse por el camino de lo  grotesco y en presentar una serie de decisiones o comportamientos extraños que solo te dejan más dudas.

Las actuaciones son malas, algunas resultan muy exageradas y otras simplemente son intrascendentes como para poder lograr que estos personajes genéricos te importen. Sobre la producción si puedo decir que está bien para ser un trabajo independiente: el trabajo de fotografía es efectivo, la dirección de arte aceptable, el score no es nada del otro mundo, el trabajo de sonido tiene deficiencias, los efectos son muy simples y la labor de maquillaje cumple en su objetivo principal.

Opinión final: Pitchfork es un desastre. Ejemplo perfecto de cuando se pretende crear un asesino icónico, pero se olvidan de todo lo demás.

Ojometro:
**

martes, 10 de enero de 2017

Crítica: The Snare (2017)

Película escrita y dirigida por C.A. Cooper, la cual significa su primer largometraje. Se estrenó de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 6 de enero, aunque todavía no hay información sobre su salida en otros mercados.

Sinopsis:

Tres amigos viajan a la playa para emborracharse durante el fin de semana. Sin embargo, después de una noche, estos terminaran atrapados en el último piso del edificio donde se están quedando gracias a una maligna fuerza paranormal.




Comentarios generales:

Existen películas de las cuales uno no está seguro sobre lo que van a tratar, incluso si ya vio el trailer y leyó la sinopsis. Una situación que puede resultar en un arma de doble filo en muchos sentidos y en la que The Snare se encontraba conmigo, ya que la verdad no tenía idea de lo que me esperaba; algo que hasta cierto punto me emocionaba, pero también me generaba muchísimas dudas que al final de cuentas se justificaron con este trabajo cuyos propósitos nunca te quedan lo suficientemente claros.

Y es que si bien Cooper cuenta con ideas interesantes desde un inicio como la inestabilidad mental de Alice o los conflictos que le genera el estar con… bueno… otras personas, estos nunca se sienten como algo que pueda sustentar toda la historia más allá de unos cuantos minutos. Lo cual se hace evidente desde un primer acto que acelera demasiado el proceso del encierro y que lo único que provoca es volverlo bastante aburrido al presentar una dinámica entre los tres personajes en exceso repetitiva que no cuenta con avances significativos. En el que además su mayor medio para generar ciertas distracciones es mostrar aspectos paranormales o sueños que en este lapso parecen más metidos a la fuerza debido a que no aportan gran cosa.

Para el segundo acto el ritmo no cambia, pero al menos la interacción entre los personajes se vuelve más interesante de ver gracias a que la tensión entre estos es mucho más palpable y el deterioro físico/mental de todos genera algunos momentos de inquietud bien logrados que ahora si lucen creíbles. Sin embargo, a pesar de todo esto, los problemas siguen al no saberse exactamente el propósito de dichos elementos paranormales; unos cada vez más relevantes pero que no cuentan con la suficiente fuerza como para considerarlos una amenaza que logre ser un buen contrapeso a lo evidentes problemas mentales de la protagonista y, como consecuencia, haciendo de estos solo un elemento más.

La parte final no es tan complicada de descifrar, pero ciertamente resulta bastante enredosa por determinadas cuestiones que se dejan totalmente abiertas a la interpretación y con ello no se brindan respuestas contundentes sobre cuestiones que a lo largo de noventa minutos fueron presentadas, las cuales terminaron sin tener peso alguno en la dirección de esta historia.

Las actuaciones no son malas, los tres actores hacen lo que pueden considerando las limitantes con las que tienen que lidiar todo el tiempo; aunque también debo de decir que por algunos lapsos Eaoifa Forward como Alice resulta un tanto desesperante. La producción está bien cuidada: el trabajo de fotografía cumple, la dirección de arte no tiene nada llamativo, el score es bastante agradable, el trabajo de sonido resulta efectivo, los efectos son simples y la labor de maquillaje es discreta, pero en general está bien hecho. 

Opinión final: The Snare me decepcionó. Es una película que en su conjunto tiene muchas carencias difíciles de ignorar, aunque seguro provocará varias opiniones divididas.

Ojometro:
**

sábado, 7 de enero de 2017

Crítica: Amityville Exorcism (2017)

Película dirigida por Mark Polonia (Splatter Farm, Terror House), cuyo guión fue escrito por Billy D'Amato. Se estrenó el pasado 3 de enero directamente en DVD y VOD dentro de los Estados Unidos.

Sinopsis:

Un padre alcohólico tendrá que poner toda su fe en manos de un misterioso sacerdote cuando una fuerza demoniaca, conectada con décadas de asesinatos ligados a su casa, toma posesión de su hija adolescente.   






Comentarios generales:

No tuvo que pasar mucho para tener la primera película obligada del año que pretende explotar la humilladísima marca de Amityville y aunque sabía que existía un porcentaje muy alto de encontrar un fiasco, le di una oportunidad. Sin embargo, absolutamente nada me tenía preparado para lo que me encontraría con Amityville Exorcism; uno de esos trabajos con los cuales no sabes si reír o llorar por lo atroces que son en absolutamente todos los sentidos.

La verdad uno puede darse una idea clara de lo que se arriesga a ver justo con la primera toma que presentan, ya que por medio de esta queda perfectamente claro el nivel de película que nos va a regalar Polonia; quien parece completamente desinteresado en pulir los detalles y solo se limita a filmar sin muchas preocupaciones. Dándole vida a una historia genérica que sigue los patrones normales de cualquiera ligada con Amityville, pero bajo una pasividad enorme y una nula construcción del suspenso que vuelve complicado el poder tomarla en serio; en especial cuando se empiezan a manifestar los aspectos paranormales. Los cuales dan más pena (o risa) que otra cosa en su búsqueda por querer establecer de manera digna a cada uno de estos personajes con tan poco carisma.

Situación que empeora cuando se revela la conexión con Amityville, la cual es absurda como pocas y que significa el estancamiento total de las acciones. Ya que a partir de aquí lo único que vemos son situaciones totalmente genéricas diseñadas con el único propósito de tratar de resaltar las perturbaciones sufridas por la joven poseída ante la presencia del sacerdote para así ir construyendo un enfrentamiento que, en teoría, tendría que ir subiendo de intensidad con el paso de los minutos (lo cual no ocurre).  

La parte final nos presenta uno de los exorcismos más desangelados que haya visto, no tanto porque carezca de cosas habituales en esta clase de historias, sino porque están increíblemente mal hechas. Obvio el raquítico presupuesto evitaba el poder ver algo de espectacular, pero ni siquiera se logra generar un ritmo adecuado para volverlo dinámico y además carece de cualquier clase de impacto que le pueda brindar la fuerza necesaria al desenlace.

Las actuaciones son completamente amateurs, alguna que otra los hará reír por lo falsas que resultan, pero en general todo lo que tiene que ver con este rubro es un desastre. La producción tampoco es mucho mejor:  el trabajo de fotografía es mediocre, la dirección de arte descuidada, el score es posiblemente lo más rescatable, el trabajo de sonido contiene fallas, los efectos parecen hechos con Windows Movie Maker y la labor de maquillaje es pobre.

Opinión final: Amityville Exorcism es un desastre. Primera película de 2017 que se convierte inmediatamente en una fuerte candidata para ser la peor del año.

Ojometro:
*

miércoles, 4 de enero de 2017

Crítica: Incarnate (2016)

Película dirigida por Bard Peyton y escrita por Ronnie Christensen, la cual significa el debut dentro del género para ambos. Se estrenó en cines dentro de los Estados Unidos el pasado 2 de diciembre, mientras que en México hará lo propio durante este fin de semana. Recaudando hasta el momento $6.3 millones de dólares en taquilla a nivel mundial.

Sinopsis:

Seth Ember (Aaron Eckhart) es un doctor que tiene la asombrosa habilidad de poder entrar a la mente de personas poseídas, una que se volverá la última esperanza para salvar a un niño cuyo cuerpo ha sido tomado por un demonio con el que tiene una vieja historia.


Comentarios generales:

Es difícil saber que esperar de una película cuando su guionista y director son nuevos dentro del género, mucho más si esta llega bajo el brazo de una productora con un historial nada alentador como WWE Studios (en cooperación con Blumhouse). Sin embargo, el hecho de que Incarnate contara con la presencia de actores conocidos y presentara una premisa relativamente original hacía que tuviera ligeras esperanzas de encontrarme con una sorpresa, pero al final resulto ser solo una propuesta genérica de posesiones del montón.

Y esto se debe en gran parte a que tanto Peyton como Christensen básicamente van olvidándose poco a poco del único elemento que los diferenciaba del resto (la habilidad de Ember); uno que durante los primeros minutos si tiene su merecida importancia pero que, como ocurre con casi todo lo presentado en pantalla, termina siendo algo pasajero. Mucho más cuando el primer acto es uno que transcurre con muchísima lentitud, provocando así que los detalles sobre la posesión del niño y la historia del doctor con el demonio se sientan como algo completamente secundario mientras se quiere integrar con calzador un conflicto con la iglesia que no aporta grandes cosas y que en muchos aspectos luce más como un plagio de Constantine.

Ya pasados unos 35/40 minutos la intensidad se eleva de manera ligera cuando el enfrentamiento directo se da, el cual logra ofrecer algunos momentos visualmente potentes, pero que realmente nunca logra explotar de la manera correcta; especialmente porque se siente en extremo hueco. Esto gracias a que nada de lo planteado con anterioridad tiene gran influencia en los sucesos y porque todas las interacciones entre los personajes no aportan la debida dosis emocional que este tipo de historias necesitan para que verdaderamente te agobie la situación de la persona poseída. Aquí básicamente todos los personajes secundarios son desechables, incluso la propia madre del niño se siente como uno que solo está ahí para rellenar el set; generando con ello un desinterés enorme por todo lo que no involucre a Ember.

La parte final no es tan espantosa como se pudiera llegar a pensar, incluso en el lado emocional muestra ciertas mejoras. Sin embargo, el director no se atreve a mostrar de manera clara al demonio a pesar de que durante 70 minutos nos vendieron la idea de que ese sería el momento culminante. Todo para terminar con un desenlace genérico, carente de impacto y que deja abierta la posibilidad para una (improbable) secuela.

Las actuaciones son bastante pobres, lideradas por un Eckhart que realiza un esfuerzo mínimo para sacar adelante un personaje poco carismático y con un grupo de actores secundarios que realmente solo están de adorno. En el tema de producción tampoco presenta gran cosa: el trabajo de fotografía es genérico, la dirección de arte es poco imaginativa, el score está pasable, el trabajo de sonido cumple, los efectos son los de rutina en esta clase de historias y la labor de maquillaje no presenta nada que resalte.  

Opinión final: Incarnate es bastante decepcionante. Una película aburrida de posesiones que se perderá con el paso de los meses.

Ojometro:
** 

domingo, 1 de enero de 2017

Películas 2017

Aquí dejo el calendario con las películas que se conoce saldrán en 2017 y sus fechas tentativas de estreno durante este año dentro de los Estados Unidos, país de origen o del país en donde se distribuirá primero.

Es importante señalar que no todas las películas están 100% confirmadas, además de que siempre puede haber retrasos; mientras que en ciertos casos solo se ha revelado que saldrán este mismo año, pero no la fecha exacta.


* Recuerden que este calendario se estará actualizando de manera constante durante prácticamente todo el año cuando se den a conocer trailers o fechas de estreno.

----

ENERO

The Snare
Fecha de estreno: 6 de enero
Formato: En cines
Trailer

The Summoning
Fecha de estreno: 10 de enero
Formato: iTunes
Trailer

Bad Kids of Crestview Academy
Fecha de estreno: 13 de enero
Formato: Limitado en cines y VOD
Trailer

The Bye Bye Man
Fecha de estreno: 13 de enero
Formato: En cines
Trailer

Attack Of The Lederhosen Zombies
Fecha de estreno: 13 de enero
Formato: Limitado en cines y VOD
Trailer

Wolf House
Fecha de estreno: 17 de enero
Formato: DVD
Trailer

The Axe Murders of Villisca
Fecha de estreno: 20 de enero
Formato: Limitado en cines y VOD
Trailer

Split
Fecha de estreno: 20 de enero
Formato: En cines
Trailer

Parasites
Fecha de estreno: 24 de enero
Formato: VOD
Trailer

Resident Evil: The Final Chapter
Fecha de estreno: 27 de enero
Formato: En cines
Trailer

Get the Girl
Fecha de estreno: 27 de enero
Formato: En cines
Trailer

FEBRERO

The Lure 
Fecha de estreno: 1 de febrero
Formato: VOD
Trailer

Don't Knock Twice
Fecha de estreno: 3 de febrero
Formato: VOD
Trailer

Eloise
Fecha de estreno: 3 de febrero
Formato: Limitado en cines y VOD
Trailer

Rings
Fecha de estreno: 3 de febrero
Formato: En cines
Trailer

Arbor Demon
Fecha de estreno: 3 de febrero
Formato: VOD
Trailer

Stake Land 2
Fecha de estreno: 7 de febrero
Formato: VOD
Trailer

The Covenant
Fecha de estreno: 7 de febrero
Formato: VOD
Trailer

Reel Nightmare
Fecha de estreno: 7 de febrero
Formato: DVD
Trailer

Havenhurst
Fecha de estreno: 10 de febrero
Formato: Limitada en cines y VOD
Trailer

Bornless Ones
Fecha de estreno: 10 de febrero
Formato: VOD
Trailer

Prevenge
Fecha de estreno: 10 de febrero (Reino Unido)
Formato: En cines

Circus of the Dead
Fecha de estreno: 10 de febrero
Formato: iTunes y Amazon Instant Video
Trailer

Tenemos la Carne
Fecha de estreno: 14 de febrero
Formato: DVD
Trailer

A Cure for Wellness
Fecha de estreno: 17 de febrero
Formato: En cines
Trailer

XX
Fecha de estreno: 17 de febrero
Formato: En cines
Trailer

It Watches
Fecha de estreno: 21 de febrero
Formato: VOD

Get Out
Fecha de estreno: 24 de febrero
Formato: En cines
Trailer

Voodoo
Fecha de estreno: 24 de febrero
Formato: VOD
Trailer

Savageland
Fecha de estreno: 24 de febrero
Formato: VOD
Trailer

The Evil Within
Fecha de estreno: 28 de febrero
Formato: VOD
Trailer


MARZO

Lavender
Fecha de estreno: 3 de marzo
Formato: Limitado en cines y VOD
Trailer

The Institute
Fecha de estreno: 3 de marzo
Formato: VOD
Trailer

Ghost of Darkness
Fecha de estreno: 7 de marzo
Formato: Digital
Trailer

Devil in the Dark
Fecha de estreno: 7 de marzo
Formato: VOD
Trailer

Capture Kill Release
Fecha de estreno: 7 de marzo
Formato: VOD
Trailer

Slasher. com
Fecha de estreno: 7 de marzo
Formato: DVD
Trailer

Raw
Fecha de estreno: 10 de marzo
Formato: En cines

Kong: Skull Island
Fecha de estreno: 10 de marzo
Formato: En cines
Trailer

Personal Shopper
Fecha de estreno: 10 de marzo
Formato: En cines
Trailer

The Belko Experiment
Fecha de estreno: 17 de marzo
Formato: En cines
Trailer

The Devil's Candy
Fecha de estreno: 17 de marzo
Formato: VOD

The Dark Below
Fecha de estreno: 20 de marzo
Formato: VOD
Trailer

Valley of Ditcher
Fecha de estreno: 24 de marzo
Formato: VOD
Trailer

Keep Watching
Fecha de estreno: 24 de marzo
Formato: VOD

Dig Two Graves
Fecha de estreno: 24 de marzo
Formato: VOD

The House on Willow Street
Fecha de estreno: 24 de marzo
Formato: VOD
Trailer

Raised By Wolves
Fecha de estreno: 24 de marzo
Formato: DVD, VOD y digital.
Trailer

Hellraiser: Judgment
Fecha de estreno: 28 de marzo
Formato: Sin confirmar

Mortuary Massacre
Fecha de estreno: 28 de marzo
Formato: DVD
Trailer

The Discovery
Fecha de estreno: 31 de marzo
Formato: Netflix
Trailer


ABRIL

Holy Terror
Fecha estreno: 1 de abril
Formato: Amazon Prime Video
Trailer

Heidi
Fecha de estreno: 11 de abril
Formato: DVD
Trailer

The Wolves at the Door
Fecha de estreno: 18 de abril
Formato: Digital
Trailer

3 Hours Till Dead
Fecha de estreno: 21 de abril
Formato: VOD
Trailer

The Void
Fecha de estreno: 24 de abril
Formato: VOD
Trailer

Voice from the Stone
Fecha de estreno: 28 de abril
Formato: Limitado en cines, VOD y digital
Trailer

A Dark Song
Fecha de estreno: 28 de abril
Formato: VOD
Trailer

MAYO

Dead Awake 
Fecha de estreno: 12 de mayo
Formato: Limitado en cines y VOD
Trailer


Antisocial 2
Fecha de estreno: 16 de mayo
Formato: DVD
Trailer

Breakdown Lane
Fecha de estreno: 16 de mayo
Formato: DVD yVOD
Trailer

Evil Nanny
Fecha de estreno: 16 de mayo
Formato: VOD
Trailer 

Alien: Covenant
Fecha de estreno: 19 de mayo
Formato: En cines
Trailer

Life
Fecha de estreno: 26 de mayo
Formato: En cines
Trailer

Red Eye
Fecha de estreno: 27 de mayo
Formato: Sin confirmar
Trailer

Abruptio
Fecha de estreno: 31 de mayo
Formato: Sin confirmar


JUNIO

The Mummy
Fecha de estreno: 9 de junio
Formato: En cines
Trailer

Little Nightmares
Fecha de estreno: 17 de junio (Japón)
Formato: En cines
Trailer

Amityville: The Awakening
Fecha de estreno: 30 de junio
Formato: En cines
Trailer

Wish Upon
Fecha de estreno: 30 de junio
Formato: En cines
Trailer

JULIO

A Ghost Story
Fecha de estreno: 7 de julio
Formato: En cines
Trailer

Residue
Fecha de estreno: 18 de julio
Formato: iTunes y VOD
Trailer

The Dark Tower
Fecha de estreno: 28 de julio
Formato: En cines


AGOSTO

Annabelle: Creation
Fecha de estreno: 11 de agosto
Formato: En cines
Trailer

Flatliners
Fecha de estreno: 18 de agosto
Formato: Sin confirmar

It Comes at Night
Fecha de estreno: 25 de agosto
Formato: Sin confirmar
Trailer

Verónica
Fecha de estreno: 25 de agosto
Formato: En cines
Trailer 

SEPTIEMBRE

Sky Sharks
Fecha de estreno: 1 de septiembre (Alemania)
Formato: VOD
Trailer

It
Fecha de estreno: 8 de septiembre
Formato: En cines

Unhinged
Fecha de estreno: Sin confirmar
Formato: VOD  y DVD
Trailer

OCTUBRE

Crepitus
Fecha de estreno: 15 de octubre
Formato: Blu-ray, DVD y digital

Insidious: Chapter 4
Fecha de estreno: 20 de octubre
Formato: En cines
Trailer

Saw Legacy
Fecha de estreno: 27 de octubre
Formato: En cines

God Particle
Fecha de estreno: 27 de octubre
Formato: En cines

Wrong Turn 7
Fecha de estreno: 31 de octubre
Formato: DVD


NOVIEMBRE


DICIEMBRE

He's Out There
Fecha de estreno: 1 de diciembre
Formato: Sin confirmar


FECHA SIN CONFIRMAR

Leatherface
Suspiria

Cult of Chucky (Trailer)
Jeepers Creepers 3: Cathedral
Children of the Corn: Runaway
Deathgasm Part 2: Goremageddon

Nails (Trailer)
The Crucifixion (Trailer)
The Dark Tapes
Mom and Dad
Bloodsucka Jones Vs. the Creeping Death
Corbin Nash
Cute Little Buggers
Day of the Dead
Dead Trigger
Demon House
Death House

The Night Watchmen (Trailer
Cruel Summer (Trailer)
Dances with Werewolves (Trailer)
The Hollow Child (Trailer)
Primal Rage: The Legend of Oh-Mah (Trailer)
Clowntergeist (Trailer)
Borderline (Trailer)
Diane (Trailer)
Game of Death (Trailer)
Crepitus (Trailer)
The Heretics (Trailer)