miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ojo Awards: Lo mejor del 2015

El 2015 fue un paso adelante con respecto al año pasado si consideramos el número de películas de buena o aceptable calidad que salieron, aunque de nueva cuenta se puede apreciar que los trabajos independientes son los que llevan la mano cuando se trata de experiencias un poco más originales; al grado de que muchos vieron su llegada a las salas de cine en diferentes mercados precisamente por la buena respuesta que recibieron en festivales, estrenos limitados o en sus exhibiciones en VOD. Siendo el caso más sonado el de It Follows.

En cuanto a números en taquilla las cosas también mejoraron. Por ahí hubo algunos fracasos muy notorios como Paranormal Activity: The Ghost Dimension o The Last Witch Hunter, incluso la misma Crimson Peak que no obtuvo los resultados deseados, pero en general muchos de los estrenos importantes lograron buenos números.

Y bueno… ya para no darle más vueltas al asunto aquí dejo lo que en lo que en mi opinión personal fue de lo mejor en este año por medio de la cuarta edición de los Ojo Awards. Los cuales, como siempre, están basados única y exclusivamente en todas las películas de las cuales escribí en el blog a lo largo de los 365 días del año.


----

Mejor Maquillaje: Contracted: Phase 2

Si hay algo en lo que esta secuela logro superar de manera amplia a su predecesora es sin duda en el trabajo de maquillaje. Uno que bajo la labor de solo cuatro personas hizo que el detallado y perturbador deterioro físico de su protagonista y algunos otros cuantos personajes se volviera incluso igual de relevante que la propia historia.


2.- Crimson Peak
3.- Wyrmwood


Mejores Efectos Especiales: Crimson Peak

Puede que la última película de Guillermo Del Toro no haya cumplido con las expectativas generadas, pero es innegable que en el aspecto técnico/artístico es de otro nivel. Siendo los efectos especiales creados por la empresa Mr. X un deleite en cuanto al uso de efectos prácticos que, combinados de manera mínima con CGI, logran resultados fenomenales.

2.- Goosebumps
3.- Harbinger Down


Mejor Score: It Follows

Rich Vreeland lucia como una apuesta arriesgada al tener solo experiencia en videojuegos, pero al final su trabajo resulto ser una grata sorpresa. Y es que el score sustentado en sintetizadores de It Follows logra evocar a aquellos de los 70s/80s que le añadían una fuerza impresionante a lo que ocurría en pantalla, al grado de que esta historia simplemente no funcionaría con algo diferente.

2.- Crimson Peak
3.- The Final Girls



Mejor Dirección de Arte: Crimson Peak

Crimson Peak cuenta con actores de primera línea, pero eso no evito que la verdadera estrella de la película fuera la mansión. Construida desde cero y en dos tamaños distintos, está estructura por muchos lapsos hace que le pongas más atención a los detalles de cada rincón que a las propias acciones que se desarrollan; generando así un deleite visual como pocos dentro del cine de terror actual. 

2.- Krampus
3.- #Horror



Mejor Cinematografía: Crimson Peak

Después de varios años Dan Laustsen volvió a colaborar con Del Toro y los resultados no pudieron ser mejores. Un trabajo que tuvo que lidiar con una cantidad de colores considerable debido a que cada escenario contaba con uno propio; utilizando principalmente el rojo y el azul como su base para generar una atmósfera única en cada uno de estos.

2.- Final Girl
3.- A Girl Walks Home Alone at Night




Mejor Actriz: Abigail Breslin (Maggie)

Poco a poco Abigail Breslin se va ganando su lugar como una futura “scream queen” y con Maggie nos regaló su actuación más completa hasta la fecha al darle vida a una adolescente que sufre una desgarradora transformación sin que pueda hacer absolutamente nada. Simplemente era inevitable no sentir empatía por ella y su carrusel de emociones.

2.- Kate Bosworth (Amnesiac)
3.- Maika Monroe (It Follows)


Mejor Actor: Richard Jenkins (Bone Tomahawk)

Este es un caso peculiar debido a que Jenkins recibe un personaje que parece completamente desechable y aún así, con el paso de los minutos, se va comiendo la pantalla. Esto bajo el rol de un viejo ayudante de sheriff cuya humanidad sobresale en una historia cruda en donde eso prácticamente no existe; provocando que simplemente no lo quieras ver morir.


2.- Pit Bukowski (Der Samurai)
3.- Taika Waititi (What We Do in the Shadows)


Mejor Director: David Robert Mitchell (It Follows)

Una de las categorías más complicadas, pero al final me he decidido por Robert Michell gracias a la manera en que logra evocar la esencia del cine de los 80s utilizando elementos muy simples. Mostrando un sentido del timing impresionante y una gran capacidad para generar una auténtica sensación de paranoia por medio de situaciones que normalmente no tendrían esos resultados.


2.- Anthony DiBlasi (Last Shift)
3.- Jemaine Clement & Taika Waititi (What We Do in the Shadows)


Mejor Guión: What We Do in the Shadows

Escribir buenas historias de vampiros actualmente es muy difícil, por ello lo que ocurre en esta película es digno de reconocer. Ya que se trata de un homenaje y ridiculización simultáneos con situaciones originales cuyo principal propósito no solo es hacerte reír, sino también darte un paseo por la rica historia de estas criaturas gracias a una cantidad de referencias impresionante.

2.- It Follows
3.- Goodnight Mommy


Mejor Película: It Follows

Sinceramente no fue muy complicado hacer la elección de este año, ya que a pesar de que hubo varias películas notables que me dejaron un grato sabor de boca, ninguna se le acerca a lo que me provoco It Follows. Un trabajo que parecía estar destinado al fracaso y que termino siendo una de las grandes historias de éxito en el año.

Una película que utiliza fórmulas de antaño para evocar mucho a la década de los 80s, pero que al mismo tiempo se siente fresca y totalmente acorde a la época actual por medio de una historia que está abierta a una cantidad considerable de interpretaciones. La cual está llena de momentos agobiantes, situaciones de genuino terror y un score espectacular que seguramente harán de esta un referente del género en los próximos años.


Top 10

1.- It Follows
2.- What We Do in the Shadows
3.- Last Shift
4.- Goodnight Mommy
5.- The Final Girls
6.- Tales of Halloween
7.- We Are Still Here
8.- Krampus
9.- Deathgasm
10.- Cooties


Mención honorífica: Wyrmwood, Crimson Peak, Unfriended, Extinction

domingo, 27 de diciembre de 2015

Las peores películas del 2015

Está a punto de terminar el 2015 y no podía faltar esta prestigiosa lista sobre aquellas películas que personalmente me parecieron lo peor que vi durante el año; esos trabajos que por breves momentos me hicieron preguntarme si los veo por gusto o por el simple hecho de que me gusta sufrir intencionalmente.

Siempre es complicado, pero en esta ocasión la elección para “El Ojo Sangrante” ha sido probablemente la más peleada desde que inicie el blog debido a que la cantidad de bodrios  que tuve el infortunio de ver fue considerable. Aunque al final la ganadora me parece que reúne todos los requisitos necesarios para provocarme pesadillas por varios años.

* La lista está hecha en base a lo que vi y critiqué en el blog, además de que no tienen ningún tipo de orden especifico. 

----

Gnome Alone


Nunca antes había extrañado tanto ver a Verne Troyer como Mini-Me.

Backtrack


Ver crecer el pasto resulta mucho más emocionante que esto.

Ebola Zombies 


Oportunismo en su máxima expresión utilizando el auge los zombies.

The Slashening 


Treintañeros queriendo aparentar que tienen 15 para algo que parece un trabajo escolar. 

The Amytiville Playhouse


¿Qué faltaba para hundir aún más a Amytiville? Quitarle el único aspecto que la distingue.

The Lazarus Effect


Olivia Wilde haciendo lo que mejor sabe: actuar en malas películas. 

The Vatican Exorcisms


El manual perfecto para saber cómo NO se deben hacer películas sobre exorcismos.

Muck 


Un sinsentido absoluto que por momentos llegue a pensar que se trataba de soft-porn.

Playing with Dolls


Lo único que recuerdo son unos pantalones muy ajustados. 

Infernal


Otro found footage sobre otra niñita que... OTRA VEZ vuelve a apestar.

Area 51


Una película que hubiéramos deseado que estuviera oculta en dicha instalación para nunca verla.

Condemned


Probablemente la mayor decepción que tendrá Sean Penn por parte de su hija.

The Human Centipede 3


El ejemplo perfecto de una franquicia condenada a ser un bodrio eternamente.

Let Me Out


Sin duda lo más cercano que verán a una filmación con la pura cámara de un celular. 

The Lake on Clinton Road


Un lago que no da miedo por lo que ocurre ahí, sino por lo insalubre que se ve.

Dollface


Una secuela que nadie pidió... de una película de los 90s que nadie vio.

Paranormal Activity: The Ghost Dimension 


Un cierre decepcionante para una franquicia que merecía algo más.

The Ouija Experiment 2: Theatre of Death


Una secuela que es incluso peor que la humillante primera parte.



EL OJO SANGRANTE 2015

Beaster Day: Here Comes Peter Cottonhell



Todas las películas anteriores fueron atrocidades que merecen ser quemadas para que las futuras generaciones no tengan la desgracia de verlas; sin embargo, ninguna llego a los niveles de pobreza que Beaster Day: Here Comes Peter Cottonhell. Lo cual te deja muy en claro que tan infame es esta mierda.

Lo que supuestamente pretendía ser una mofa a la pascua termina siendo uno de los trabajos más ridículamente malos que haya visto en mucho tiempo; donde el centro de atención es un conejote que parece más una rata mutante y que en base a este se construye una historia que no solo hace ver a las películas del canal Syfy como obras maestras, sino que además te hace cuestionar el nivel inteligencia de quienes la hicieron. 

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Crítica: A Christmas Horror Story (2015)

Antología que cuenta con la participación de los directores Grant Harvey, Steven Hoban y Brett Sullivan. Se estrenó el pasado 2 de octubre tanto en VOD como de manera limitada en cines dentro de los Estados Unidos, mientras que su salida en formato físico se dio a mediados de noviembre.

Sinopsis:

Navidad: época de felicidad, paz y buenos deseos, salvo que vivas en el pueblo de Bailey Downs. Aquí en nochebuena todo eso se ve opacado cuando un malvado espíritu encierra a tres adolescentes en un sótano; cuando el hijo de una pareja sufre un radical cambio de personalidad y cuando el malvado Krampus persigue a una familia no muy agradable. Incluso el propio Santa Claus se ve involucrado en el horror cuando tiene que pelear contra una horda de duendes zombies.

Comentarios generales:

Justamente la semana pasada comentaba que Krampus era una de las mejores adiciones al cine de terror navideño en años recientes y ahora me encuentro básicamente a la película que es su complemento ideal a pesar de no tener ningún tipo de conexión. Esto porque A Christmas Horror Story sigue básicamente la misma línea, al grado de que si uno no está informado sin duda pensaría que ambas fueron hechas por las mismas personas; aunque esta última con un tono más oscuro y violento.

Lo que nos traen estos tres directores es una antología un tanto atípica que, si bien cuenta cuatro historias diferentes, nunca pretende ser una serie de cortos tradicionales con su propia visión sobre la festividad y con ello rompe la estructura clásica de esta clase de trabajos al formar “una historia con tres historias”, saltando de una a otra por medio de un ligero hilo conductor. Dicho hilo es nada más y nada menos que William Shatner, quien en su papel de locutor de un programa de radio va soltando ciertas referencias que unen de manera discreta a los hechos con Bailey Downs sin dejarte muy en claro sobre si todo lo que ocurre convergerá en algún punto, lo cual termina siendo fundamental para el interés del espectador a largo plazo.

Y es que a pesar de que todas se conectan de manera mínima por ciertas coincidencias, lo cierto es que las historias manejan un ritmo y enfoques totalmente distintos; algo que afecta un poco la dinámica general pero que le da un toque único debido a que dentro de este universo se desarrollan al mismo tiempo situaciones para todos los gustos, ya sean con fantasmas, leyendas con criaturas fantásticas, zombies o simplemente gore sin grandes pretensiones. Todas con un nivel de misterio y tensión bien balanceado que evitan que la película se vuelva aburrida conforme cada una va entregando su conclusión de manera progresiva.

El final como tal recae en la historia de Santa Claus, la cual es la única que se desarrolla fuera del pueblo y eso le brinda un poco más de libertad. Básicamente se trata de una carnicería de duendes muy divertida y un Santa vs. Krampus que es el highlight de la película; sin embargo, lo mejor es un giro que apuesto nadie verá venir.

En cuanto a las actuaciones, la presencia de Shatner le añade un toque cómico gracias a que no sabes si lo que dice es parte de sus diálogos establecidos o de su conocida improvisación; aunque la verdadera estrella es George Buza bajo su rol de Santa Claus badass. La producción cumple: todo lo referente a lo visual (fotografía y dirección de arte) está muy bien y es vital para que la película no se sienta completamente segmentada con cada historia al mantener el mismo estilo; el score es el típico de la festividad, los efectos están bien logrados y el trabajo de maquillaje sale bien librado con la mayoría de las caracterizaciones.

Opinión final: A Christmas Horror Story no es perfecta, pero si es bastante divertida. Otra buena adición al género para ver todos los años durante esta época.

Ojometro:
****

----


De mi parte les deseo una feliz navidad a todos los lectores de “El Ojo del Horror”. Pásenla de lo mejor, sea como sea que celebren estas fechas.  

lunes, 21 de diciembre de 2015

Crítica: All Hallows' Eve 2 (2015)

Antología que cuenta con la participación de 11 directores para contar nueve historias distintas. Se estrenó directamente en VOD e iTunes dentro de los Estados Unidos durante el mes de octubre y su salida en DVD está programada para febrero de 2016.

Sinopsis:

Mientras se encuentra sola durante la noche de Halloween, una joven recibe una misteriosa cinta de VHS que contiene una serie de violentos vídeos cuyo grado de realidad es muy perturbador. Aunque esto no es todo, ya que también un misterioso individuo con máscara de calabaza se encuentra al asecho; sin que sus motivos sean del todo claros.


Comentarios generales:

Las antologías son una oportunidad perfecta para darle espacio a los directores jóvenes cuyos trabajos no suelen ser tomados en cuenta; algo que es bueno sin duda, pero que a la vez puede ser un problema cuando los productores prefieren apostar por la cantidad antes que por la calidad. Situación que ocurre con All Hallows' Eve 2, la cual en su afán por querer expandirse termina sacrificando varios elementos que convirtieron a su predecesora en una agradable sorpresa hace un par de años atrás.

Y es que ahora la historia de enlace es básicamente intrascendente y el tono siniestro fue dejado de lado por uno un poco más amigable para el espectador, provocado en gran medida por el hecho de que los cortos no tienen ningún tipo de conexión o línea general; de hecho, varios ni siquiera fueron filmados este año (hay uno de 2004) lo cual te da una idea muy clara sobre qué rumbo pretendían buscar con esta segunda entrega.

Pasando a las historias:


Enlace (Jesse Baget)

La historia de enlace ni siquiera tiene un nombre como tal y eso es la primera señal de que algo no anda bien, ya que salvo por una breve línea que hace referencia a las desventajas del formato Blu-ray con ciertas películas, no tiene absolutamente nada destacable. Incluso el asesino (la figura promocional de la antología) termina siendo un cero a la izquierda.

“Jack Attack” (Bryan Norton & Antonio Padovan)

Trata un tema ya común dentro de las antologías (la venganza de las calabazas), pero en esta ocasión bajo una premisa original no tan fantasiosa que permite mostrar mucha sangre y un buen despliegue de efectos especiales que más de uno disfrutará.

“The Last Halloween” (Marc Roussel)

De lejos el mejor de todos. Se trata de un tributo al Halloween y al verdadero espíritu de esta festividad con un tono increíblemente oscuro; en donde en muy pocos minutos el director logra generar una atmósfera por la cual morirían varias grandes producciones.

“The Offering” (Ryan Patch)

Probablemente el corto con mejor producción, pero cuya falta de sustancia termina por perjudicarlo debido a que los momentos de tensión importantes que contiene terminan sintiéndose sin gran relevancia ante las pocas explicaciones brindadas.

“Descent” (Jay Holben)

Este es el corto de 2004 que mencione anteriormente. Su antigüedad no se nota en lo absoluto y logra aprovechar a la perfección la cuestión de los espacios cerrados para combinarlo con situaciones de paranoia y suspenso que generan un final sorpresivo.

“M is for Masochist” (Kondelik Brothers)

El corto de menor duración y sin duda el peor de todos. Su única atracción es la aparición de Bill Oberst Jr.

“A Boy’s Life” (Elias Benavidez)

El de más larga duración y el más elaborado. Particularmente se me hizo un poco aburrido considerando que su historia es una muy gastada (el monstruo bajo la cama), pero ciertos elementos están bien cuidados y cuenta con actuaciones sólidas.

“Mr. Tricker’s Treat (Mike Kochansky)

Otro de los de menor duración, pero en esta ocasión si tenemos una premisa original que te hace querer ver un poco más. Además cuenta con un grado de violencia interesante, más no muy gráfica.

“Alexia” (Andrés Borghi)

Corto en español que es un entretenido homenaje al terror asiático. Una mezcla entre Ju-On y Unfriended con muy poco dialogo que en cierto modo toca el tema de cómo las personas lidian con la pérdida de un ser querido en las redes sociales.

 ----

Opinión final: All Hallows' Eve 2 esta ok, pero no logra recapturar lo que logro su antecesora y se siente más como una mezcla random de los primeros cortos que encontraron disponibles. Dentro de unos meses se olvidaran de su existencia.

Ojometro:
***

jueves, 17 de diciembre de 2015

Crítica: Krampus (2015)

Película dirigida por Michael Dougherty (Trick 'r Treat), quien además comparte créditos como co-escritor del guión junto a Zach Shields y Todd Casey. Se estrenó en los Estados Unidos el 30 de noviembre pasado y desde entonces ha llegado a las salas de cine en diferentes países, incluido México. Recaudando hasta la fecha $38.7 millones de dólares en taquilla a nivel mundial.

Sinopsis:

Cuando su disfuncional familia se la pasa peleando durante las festividades, el pequeño Max (Emjay Anthony) se decepciona y le da la espalda a la navidad. Lo que no sabe es que su falta de espíritu navideño ha liberado a Krampus: un demonio ancestral que hace pagar a aquellos que no creen y que hará de su nochebuena un auténtico infierno.

Comentarios generales:

Creo que un alto porcentaje de los fans del género se emocionaron al enterarse que Michael Dougherty estaba trabajando en una nueva película después de varios años de ausencia, lo cual era lógico considerando que hablamos de un director que fue en gran medida el responsable del renacer de las antologías. Además, el tema que tocaba en esta ocasión era uno interesante no solo por tratarse de la navidad, sino también por centrarse en un demonio al que no se le había dado mucha exposición; teniendo como resultado algo genial, ya que Krampus es sin duda la clase de película que el cine de terror necesitaba para estas fechas.

Y es que la verdad Dougherty nos trae de nueva cuenta una gran combinación de terror/fantasía/comedia que claramente tiene mucha inspiración de su trabajo previo, aunque con la clara diferencia de que ahora si puede desarrollar una historia oscura que a la misma vez sea amigable para un público mucho más extenso por medio de un mensaje que les llegara a todos por igual, ya sea que les guste o no la festividad. Esto al presentar a una familia altamente disfuncional que durante el primer acto se encarga de ofrecer momentos cómicos un tanto crueles que sirven como el detonante perfecto para el futuro infierno que les espera; generando así una simpatía por unos cuantos, pero antipatía por otros que a la postre será fundamental para disfrutar al máximo el inevitable destino que ellos mismos se buscaron con sus propias acciones.

Aunque sin duda lo mejor llega una vez que da inicio la nevada y con ello la verdadera esencia de esta película, ya que no solo esto ayuda a que todo el aspecto visual empiece a jugar un papel fundamental, sino que además proporciona el entorno ideal para generar buenas escenas de suspenso y establecer un escenario completamente adverso para la familia al ponerlos en una situación en donde corren peligro tanto fuera como dentro de la casa. Sin embargo, no todo es perfecto.

Uno de sus puntos en contra es que se tardan bastante tiempo en aparecer las amenazas, algo que no resulta tan frustrante como para dejar de verla, pero que sin duda le resta puntos considerando lo únicas que son y los beneficios que hubiera tenido al exponerlas durante más tiempo. Igualmente creo que a la película falto un poco más de sangre, ya que la mayoría de las muertes se dan fuera de cámara.

La parte final es caótica y muy entretenida. Evidentemente el momento clave es la aparición de Krampus, la cual es imponente, pero también toda la acción con la que cuenta gracias a los enfrentamientos con sus ayudantes vale mucho la pena debido al tono cómico que se mezcla de manera natural con el terror para ofrecer momentos únicos.

Las actuaciones son todas sólidas, hay algunas caras reconocibles como Toni Collette, David Koechner o Conchata Ferrell (bajo lo que es una extensión de su personaje de Berta en Two & Half Men), pero más que nada se trata del conjunto por encima de alguien en particular. La producción es de muy buena factura: el trabajo de fotografía es excelente, sobre todo cuando inicia la tormenta de nieve; la dirección de arte es impecable, el score es sólido y los efectos, si bien por momentos un tanto caricaturescos, cumplen a la perfección con su cometido. 

Opinión final: Krampus fue una experiencia muy entretenida. De las mejores películas de terror navideñas que se han hecho.

Ojometro:
****

lunes, 14 de diciembre de 2015

Crítica: Encounters (2015)

Co-producción sueca/danesa escrita y dirigida por Anders Johannes Bukh, quien hace su debut en ambos rubros. Se estrenó en diversas plataformas digitales el pasado mes de noviembre en Dinamarca y su llegada a otros mercados por la misma vía se espera que se de en estos próximos días.

Sinopsis:

El 28 de noviembre del 2011 un pequeño grupo de filmación danés desapareció al norte de los bosques de Suecia sin dejar rastro alguno. Un año después, un grupo de hackers suben a la red los videos que se creían perdidos que muestran la perturbadora verdad de lo que ocurrió con ellos; una que las autoridades han querido ocultar.


Comentarios generales:

Gracias a que se trata de un proyecto del que se empezó a hablar hasta hace relativamente poco tiempo por este lado del planeta todo el fastidio que existe en la actualidad por el found footage no lo alcanzo de una manera evidente; de hecho, me atrevería a decir que muchos esperábamos algo especial al tener como referencia más cercana a “The Troll Hunter” en cuanto a cine de terror nórdico bajo ese formato. Esto le daba cierto margen de maniobra, pero Encounters termina demostrando que este subgénero es uno difícil sin importar el país de origen.

Si hay algo que le debo de dar crédito a Johannes Bukh es que se sale por completo del tema de fantasmas o leyendas locales para darle una justificación sólida a la filmación continua de los hechos, brindándole un aire de originalidad bastante agradable que logra atraparte bajo la idea de que veras algo distinto (sobre todo cuando hacen burla de The Blair With Project). Lamentablemente esta sensación no tarda demasiado tiempo en desvanecerse gracias a que el director poco a poco empieza a irse más por la línea habitual del found footage al imprimir un ritmo muy pausado y exponer situaciones un tanto ridículas que tienen como principal artífice al nefasto camarógrafo de nombre Fjord; volviendo así al primer acto uno difícil de aguantar ante las pocas cosas trascendentes que ocurren.

Es hasta que hace acto de presencia el tema de las luces cuando la película vuelve a ser interesante, ya que previo a esto se encargan de establecer una duda que servirá para que el espectador se la pase preguntandose sobre si esto fue parte de un plan del director o si es cosa de los extraterrestres, lo cual en gran medida es el único modo para generar tensión entre los personajes. De aquí en adelante todo se trata de ir soltando pistas de manera sistemática sobre los sucesos extraños para brindarle algo de lógica a una historia que no tiene mucho sentido y que depende en exceso de los sustos fáciles hasta que una espectacular escena eleva las emociones.

La parte final no está mal, aunque es algo desesperante. El tema de los clones se maneja de manera muy acelerada y en lugar tratar de ofrecer un poco más de explicaciones se opta por llenar todo con tediosos recorridos por el bunker o persecuciones caóticas que no varían demasiado una de la otra, así como con gritos… muchos desesperantes gritos.

Las actuaciones son regulares, realmente no hay mucho que destacar sobre este aspecto. La producción es muy básica, pero cuenta con algunas cosas interesantes como un trabajo de sonido bien cuidado y efectos generados mediante CGI bien hechos que me hubiera gustado que aprovecharan un poco más dentro del bunker.

Opinión final: Encounters me decepciono. La historia tiene un poco más de originalidad que el found footage promedio, pero eso no es suficiente como para salvarla.

Ojometro:
**

jueves, 10 de diciembre de 2015

Crítica: Scouts Guide to the Zombie Apocalypse (2015)

Película dirigida por Christopher Landon (PA: The Marked Ones), quien además comparte créditos junto a Carrie Lee Wilson y Emi Mochizuki como co-escritor del guión. Se estrenó en cines tanto en los Estados Unidos como en México a finales de octubre, recaudando hasta la fecha $14.5 millones de dólares en taquilla a nivel mundial. También se encuentra disponible en VOD y formato digital.

Sinopsis:

En la víspera de su última noche de campamento, tres boy scouts descubrirán el verdadero significado de la amistad cuando intenten salvar a su pueblo de una amenaza zombie; donde sus conocimientos de supervivencia y una bella joven que trabaja en un strip club serán sus únicos aliados.


Comentarios generales:

En repetidas ocasiones leí que para describir este trabajo muchos utilizaban la frase “Superbad conoce a Zombieland”, lo cual ciertamente condiciono un poco el visionado gracias a que esperaba una combinación inspirada en estas dos comedias. Algo que en cierto modo se da, pero esto no evita que bajo sus propios méritos Scouts Guide to the Zombie Apocalypse logre un sello distintivo que genere de todo, menos indiferencia. Ya que existen casi las mismas probabilidades de que te parezca una autentica basura o una propuesta divertida sin grandes pretensiones.

En mi caso fue lo segundo y mucho tuvo que ver la primera escena, una con la que Landon establece perfectamente cómo será el tono de la película al combinar de manera inteligente la parte cómica con el inicio de la catástrofe; en donde ofrece algunos de los momentos más divertidos sin la necesidad de caer en excesos. Sin embargo, para nuestra mala fortuna no es capaz de seguir esta línea debido a que el primer acto no es muy bueno que digamos, sobre todo porque es la parte que sin duda les hará recordar a trabajos con un humor poco inteligente y cuya principal meta es consolidar la dinámica entre los tres protagonistas mientras se van topando con otros personajes estereotipados que no aportan gran cosa a la trama (de hecho, la mayoría debe de aparecer a lo mucho unos cinco minutos en toda la película); algo que termina por brindarle un ritmo muy pasivo, el cual se acentúa mucho más ante la poca presencia de zombies.

Esto cambia totalmente justo cuando empiezan a darle rienda suelta a las amigables criaturas, no solo porque el ritmo se incrementa de golpe, sino porque además la comedia resulta mucho mejor lograda al mezclar las bromas adolescentes con comedia física para construir así una persecución por el pueblo llena de situaciones atípicas que van desde un dueto con un zombie cantando “Baby One More Time”, hasta gatos zombies y algo que involucra un miembro sexual masculino. Todo esto siempre con un tono completamente exagerado que funciona para obtener la risa fácil.

La parte final es lo que esperas: un absoluto caos lleno de sangre. El highlight evidentemente es ver como los tres scouts hacen frente a la horda de zombies con sus armas caseras y esto resulta en una masacre entretenida que no pretende ser más que eso, aunque para los puristas podría no ser de lo mejor gracias a que abusan del CGI.

En las actuaciones debo de decir que Tye Sheridan (Ben), Logan Miller (Carter) y Joey Morgan (Augie) hacen un buen trabajo con lo que les dan, muestran mucha química en pantalla y eso genera algunas escenas hilarantes. La producción es decente a pesar de no haber contado con un gran presupuesto: el trabajo de fotografía cumple, la dirección de arte es simple, tiene un score correcto, el trabajo de maquillaje con los zombies tiene sus altibajos y los efectos en general están bien logrados; aunque como mencione anteriormente, utilizan en exceso el CGI en situaciones que bien podrían haber resultado mucho mejor con algunos efectos prácticos.

*  Contiene una escena post-créditos.

Opinión final: Ciertamente Scouts Guide to the Zombie Apocalypse no es nada especial, pero me pase un rato agradable viéndola. Buena opción para perder el tiempo.

Ojometro:
***

martes, 8 de diciembre de 2015

Crítica: The Diabolical (2015)

Debut tras la cámara del director Alistair Legrand, quien además comparte créditos con el también debutante Luke Harvis como escritor del guión. Se estrenó en VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 16 de octubre y posteriormente, a inicios de noviembre, salió en formato físico.

Sinopsis:

Madison (Ali Larter) y sus dos hijos viven en una casa en los suburbios donde todas las noches son violentamente despertados por una extraña e intensa presencia. Desesperada, ella le pide ayuda a su novio científico, quien empezará a buscar la manera de destruir al terrible espíritu que incluso los propios investigadores paranormales están temerosos de enfrentar.


Comentarios generales:

El caso de The Diabolical es uno particular debido a que mi interés por esta no surgió precisamente al ver el tráiler (el cual la vendía como una simple película más de casas con espíritus), sino con la revelación del póster. Esto porque al ver la imagen quedaba claro que habría algo más, tal vez un toque de sci-fi para darle una variación a un género que ya no podría estar más gastado, lo cual para nuestra fortuna fue el caso; haciendo de paso este trabajo uno mucho más interesante de lo que originalmente pensaba.

Y es que una de las primeras sorpresas que nos tiene preparadas Legrand es el hecho de que aquí todos los habitantes de la casa tienen pleno conocimiento de las presencias malignas e incluso saben cómo lidiar con estas a pesar del peligro que significan, dándole así una dinámica totalmente diferente a lo que esperabas. Aunque no es solo eso, sino que también nos ponen frente a una situación que plantea muchas preguntas ante el comportamiento de Madison, ya que ahora no solo se trata de sobre descubrir de donde provienen los espíritus, sino también sobre saber si la propia familia tuvo algo que ver con su existencia gracias a su negativa para abandonar la casa a pesar de contar con motivos suficientes como para hacerlo y que además no parece tener muchos problemas con el comportamiento de sus hijos.

Esto le brinda un ritmo mucho más fluido al acostumbrado en este tipo de películas, sobre todo porque las apariciones se dan de manera contundente y continua; dándole paso a algunos momentos que, combinados con el trabajo de efectos/maquillaje, proporcionan un nivel de intensidad elevado. Sin embargo, también es importante mencionar que esta fórmula durante el segundo acto se vuelve un tanto tediosa y en gran parte se debe a que dichas apariciones empiezan a aportar poco al desarrollo de la trama, dejándote con la sensación de que los avances son nulos para una historia cuyo principal propósito es empezar a aclararte el panorama ante tantas situaciones extrañas.

La parte final es donde finalmente les dan un giro completamente inesperado a las cosas al involucrar un tema que seguro a pocos se esperaban y que hace que se le dé más prioridad al lado científico que a lo paranormal. Ofreciendo así una conclusión con bastante acción y que responde varias preguntas, aunque lamentablemente deja otras cuantas en el aire.

Sobre las actuaciones casi todo el peso recae en Larter y aunque no diría que lo hace mal, esta no es capaz de brindar un trabajo convincente como para que te preocupes por ella o el resto de los personajes. La producción es sólida: el trabajo de fotografía es de nota alta, cuenta con un buen score, los efectos optan más por el CGI pero están bien hechos y el trabajo de maquillaje es destacado con la cuestión de los espíritus, sobre todo al inicio.

Opinión final: The Diabolical está entretenida. Buena elección para pasar el rato y que da un toque fresco a un subgénero que cada vez logra sorprender menos.

Ojometro:
***

viernes, 4 de diciembre de 2015

Crítica: Condemned (2015)

Primer largometraje del director Eli Morgan Gesner, quien además escribió el guión. Se estrenó de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el 13 de noviembre pasado, mientras que su salida en DVD está planeada para inicios de enero.

Sinopsis:

Harta de las constantes peleas de sus padres, Maya (Dylan Penn) decide mudarse con su novio a un edificio abandonado que se encuentra en una de las zonas más pobres de Manhattan. Ahí se topará con junkies, degenerados, travestis y demás joyas como vecinos; cuya asquerosa forma de vivir provocará el nacimiento de un virus que los convierte en asesinos sedientos de sangre y volverá ese lugar una carnicería humana.

Comentarios generales:

En el pasado ya he comentado que lo grotesco es algo que no suele atraerme demasiado debido a que es una fórmula que pierde su efectividad en cuestión de minutos; la cual, si no se sabe manejar de manera adecuada, suele producir algunos de los bodrios más grandes que se puedan ver. Este fue el caso con Condemned, un trabajo tan malo que aun después de ya pasadas algunas horas sigo sin poder encontrarle una justificación para que exista… más allá de ver el debut de la hija de Sean Penn por puro morbo.

Ya que lo que presenta Morgan Gesner es algo sumamente hueco, cuya historia básicamente se limita a mostrar los oscuros secretos de cada una de las personas que viven en el edificio para establecer una sola cosa: que todos son nefastos. Algo que además quiere aderezar con un sentido del muy humor muy extraño al mostrar situaciones que más que risa provocan asco (un tipo dándole de beber orina a su “mascota” musculosa al parecer le resultaba hilarante), haciendo de esto una experiencia difícil de tolerar a pesar de que solo hayan transcurrido unos 20 minutos y no tanto por lo grotesco, sino porque simplemente toda la novedad se gasta de manera muy rápida; provocando así una cantidad de relleno sin mucho sentido.

De pronto todo se vuelve vómitos, protuberancias que explotan, líquidos viscosos y demás cosas asquerosas que utilizan en exceso para esconder lo más que se pueda el nulo avance de una historia sobre un virus del que sabes por mera lógica como es que se originó, pero cuyos efectos tardan demasiado tiempo en exponerse. Originando una dinámica muy aburrida que quieren recomponer copiando de manera bastante descarada la fórmula de REC al dejar encerrados en el edificio en contra de su voluntad a todos los individuos, pero que fracasa en gran medida porque no pueden generar esa sensación de claustrofobia que este tipo de situaciones producen; además de que las acciones no son tan vertiginosas.

La parte final al menos tiene algo de intensidad. Revelan el único misterio que quedaba pendiente sin que este sea muy relevante y cuenta con un desenlace abierto que esperemos no sirva para una futura secuela.

Las actuaciones son terribles, nadie se salva; de hecho, la película está totalmente pensada para que Dylan Penn se luzca, pero entre su novatez y las claras limitaciones del guión no logra siquiera algo decente. La producción cuenta con ciertas cosas que valen la pena mencionar: tiene una dirección de arte bien lograda, el sonido no esta tan mal y ciertamente el trabajo de maquillaje es bastante bueno en la parte de las mutaciones. 

Opinión final: Condemned es horrible en todos los sentidos. No desperdicien su tiempo viendo algo como esto.

Ojometro:
*

martes, 1 de diciembre de 2015

Crítica: Bone Tomahawk (2015)

Debut tras la cámara de S. Craig Zahler, quien además es el escritor del guión. Se estreno de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el pasado 23 de octubre, aunque aun no hay información sobre si llegará a otros mercados o sobre su salida en formato físico.

Sinopsis:

Después de que un bandido guiara a un grupo de trogloditas caníbales al pacifico pueblo de Bright Hope, estos lo secuestran junto con un par de personas importantes para la comunidad. Sabiendo su locación, un pequeño grupo de búsqueda que incluye al propio sheriff (Kurt Russell) y a su anciano ayudante (Richard Jenkins) iniciara un viaje por el desierto para llegar a los territorios oscuros donde estas salvajes bestias habitan.

Comentarios generales:

Mezclar géneros que usualmente no tienen muchas conexiones siempre será algo interesante debido a que los resultados pueden variar de manera extrema: si es bien manejado será algo único, pero si no, es posible que nos encontremos ante una atrocidad como pocas. En el caso de Bone Tomahawk las cosas pintaban bien al ser descrita como un western de terror y por los nombres involucrados (Russell, Jenkins, Wilson, Haig, Arquette) sus probabilidades de éxito eran considerables; sin embargo, a pesar de que se trata de un experimento aceptable con más pros que contras, si es un trabajo que retara la paciencia de los fans como pocos en años recientes.

Esto porque Craig Zahler toma mucho más en serio el camino del western y en base a este es como construye un primer acto carente de grandes emociones, donde si te da una muy breve dosis de violencia pero cuya meta principal es hacerte sentir apego por un pueblo que cuenta con unos habitantes que son de todo, menos normales. Lo cual da paso a un desarrollo bastante lento que determina de manera contundente el ritmo con el que tendrás que lidiar durante más de dos horas y al inicio de una expedición muy peculiar dado el estado físico de los involucrados; la cual además sirve como el medio perfecto para ir conociéndolos más allá de sus estereotipos y poder deleitarse de cierta forma con las tomas en exteriores.

El problema llega cuando te das cuenta que el director no parece tener ninguna prisa por cambiar el rumbo de las cosas, ya que pesar de que avanzan los minutos de manera considerable esto sigue siendo un simple western en el que lo único ligeramente tenso son algunos encuentros nocturnos con animales, mexicanos o bandidos que solo sirven para crear pequeños conflictos o hacerles el viaje mucho más largo y complicado. Algo que no estaría mal si esta película no estuviera catalogada en parte como una de terror, pero este no es el caso y gracias a eso llega a un punto en donde se vuelve bastante aburrida e incluso repetitiva; al grado de que por momentos me puse a cuestionar seriamente sobre si lograba llenar los requisitos suficientes como para realizar una crítica.

Requisitos que se cumplen en los últimos 30 minutos, que son por mucho los más violentos y emocionantes. No solo porque es finalmente la parte en donde los caníbales hacen acto de presencia por medio de actos brutales, sino porque además la manera en la que se maneja el conflicto es distinta a como lo esperas; dejando la responsabilidad al individuo menos probable para así poner en duda el ya de por sí complicado éxito de la misión.

La película está bien actuada, con Russell y Wilson realizando un buen trabajo, pero sin duda es Richard Jenkins quien se lleva todos los reflectores con su sublime actuación; en especial porque logra que un personaje que de inicio parecía totalmente desechable termine siendo uno entrañable al cual simplemente no quieres ver que le ocurra algo grave. La producción es de muy buen nivel: el trabajo de fotografía es impecable, la dirección de arte cumple, tiene un buen sonido, score sólido y la labor de efectos/maquillaje está bien lograda; sobre todo en la parte final con un par de momentos de impacto.

Opinión final: Bone Tomahawk es un buen western, pero como película de terror me pareció a lo mucho aceptable. Sin duda su limitada dosis de terror generara muchas opiniones divididas.

Ojometro:
***

sábado, 28 de noviembre de 2015

Crítica: POD (2015)

Película escrita y dirigida por Mickey Keating (Ritual). Se estreno el pasado 26 de agosto de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos, aunque aun no hay información sobre llegará a otros mercado o sobre cuándo saldrá en formato físico.

Sinopsis:

Después de recibir un preocupante mensaje, Ed (Dean Cates) y Lyla (Lauren Ashley Carter) viajan a la casa del lago perteneciente a su familia para realizar una intervención con su paranoico hermano, Martin (Brian Morvant). Sin embargo, rápidamente la situación se sale de control cuando descubren que la casa se encuentra completamente desecha y que Martin ha construido una elaborada teoría de conspiración que gira alrededor de una siniestra criatura.

Comentarios generales:

Un buen tráiler siempre será garantía de atención, esto sin importar que la película que trata de vender no tenga demasiados elementos como para garantizar algo realmente importante. Este sin duda fue el caso con POD debido a que su tráiler era realmente bueno y te hacía suponer que estabas ante la nueva gran pieza de sci-fi que muchos habían estado esperando, pero al final terminó siendo un intento honorable cuyas aspiraciones iban más allá de lo que podía ofrecer.

Lo que nos trae Keating es un trabajo que inicia sin muchos rodeos, dedicando unos cuantos minutos a la complicada relación entre los hermanos para hacerte saber que su propósito no será nada sencillo a pesar de las “buenas intenciones” con las que cuentan. Todo bajo un ritmo lento que le permite analizar con lujo de detalle al espectador el estado de la casa y que ayuda a incrementar el impacto durante la aparición de Martin; haciéndola así mucha más explosiva e intensa como para que en verdad se sienta cierto peligro para los dos protagonistas, a pesar de que es su propia sangre la aparente amenaza.

Esto da pie a un segundo acto que depende exclusivamente de la locura reflejada por el personaje de Martin, ya que la intención es hacerte dudar en todo momento sobre si este en verdad capturó a la criatura desconocida o si simplemente está mal de la cabeza. Una idea arriesgada sin duda, pero que a mi parecer funciona gracias a que nunca te encuentras totalmente convencido sobre la situación y que le da una dosis de tensión muy interesante a la película sin tener que recurrir a sustos fáciles excesivos; aunque por otra parte, también es cierto que al seguir este camino las cosas se pueden tornar un tanto aburridas gracias a que no ocurren grandes emociones sino hasta ya muy tarde.

Lo cual beneficia a la parte final dado a que la violencia y sangre aparecen, además el ritmo se vuelve mucho más frenético mientras se nos revelan los misterios detrás del comportamiento de Martin. Sin embargo, también se le añade un giro que lo encontré en exceso forzado a pesar de que si tiene cierta justificación (sin que profundicen demasiado en esta) y que hace que el desenlace de la historia se sienta muy anti-climático.

De las actuaciones puedo decir que Morvant hace un gran trabajo en su papel de ex militar paranoico, él es quien carga con el peso de la película y la efectividad de esta recae en que tanto disfrutes de su trabajo; mientras que Lauren Ashley Carter resulta desesperante con sus gritos excesivos para absolutamente todo. La producción no está mal: el trabajo de fotografía en exteriores es muy bueno, la dirección de arte cumple, el score tiene buenas cosas, los efectos son discretos y el trabajo de maquillaje no se puede apreciar demasiado gracias a limitada aparición de la criatura.

Opinión final: POD está aceptable. Realmente es una película muy pequeña que no ofrece demasiadas cosas memorables, pero no está de más checarla.

Ojometro:
***

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Crítica: #Horror (2015)

Debut detrás de la cámara y como guionista de la actriz Tara Subkoff. Se estrenó de manera limitada en cines y VOD dentro de los Estados Unidos el 20 de noviembre pasado, aunque no hay información sobre cuándo podría llegar a otros mercados o sobre su salida en formato físico.

Sinopsis:

Un grupo de chicas adolescentes de 12 años enfrentan una noche llena de terror cuando la obsesión compulsiva por un juego social en online lleva al cyber bullying a un nivel del cual ni siquiera su alto estatus social puede salvarlas.





Comentarios generales:

Con ver el título uno podía suponer que este trabajo se enfocaría de manera importante en las redes sociales y de algún modo haría una crítica sobre estas, lo cual es así; sin embargo, ese solo es uno de los tantos temas que se tocan. Desde el bullying y la obsesión por la tecnología, hasta la falta de atención de los padres a sus hijos son cosas que verán aquí; una combinación interesante ciertamente, pero que lamentablemente termina poniendo a #Horror en la peor situación posible dado a que nunca logra definir exactamente la clase de película que quiere ser.

Esto porque Subkoff tiene la intención de realizar un slasher y a su vez generar un filme de arte, quedándose siempre en el medio sin un rumbo fijo. Tratando de mantenerte interesado en unos personajes que, salvo por una excepción (Sam), están diseñados para que los detestes desde el primer instante y cuyo comportamiento resulta muy complicado de soportar por más de veinte minutos gracias al rápido desgaste que sufre; provocando así un primer acto en extremo aburrido que básicamente se limita a mostrarte como un grupo de cuasi niñitas se insultan cada dos segundos de la forma más cruel posible mientras tratan de aparentar ser adultas, y donde ponen frente a tu nariz al responsable de los actos sangrientos que ocurrirán más adelante.

Obvio ante dicha situación casi toda la sensación de misterio desaparece y convierte mucho más insoportable la experiencia debido a que no solo la dinámica previamente mencionada se mantiene durante casi más de 55 minutos, sino que además el pequeño grado de interés o duda que cualquier trabajo de este tipo debe de tener ahora no existe (en serio, si para este punto uno no ubica quien es el asesino es porque se quedo dormido). Lo cual le da vía libre a la directora para que toda la falta de contenido en lo que se refiere al guión sea maquillado con un estilo visual llamativo por medio de un perfecto uso de las luces, la decoración de la propia casa y los gráficos de todo lo que tiene que ver con lo online; aunque no es suficiente para salvarla.

La parte final es lo mejor porque es donde por fin la película se siente ligeramente como un slasher. Sigue existiendo un comportamiento muy desesperante por parte de las adolescentes (alguien las está matando y aun así siguen peleándose por idioteces), pero la sangre, violencia y persecuciones proporcionan un ritmo mucho más intenso al manejado previamente.

Las actuaciones son bastante olvidables, salvo por la de Timothy Hutton (Dr. White), cuyo personaje es el único que muestra un poco más de sentido común a pesar de estar claramente loco. La producción es de buena manufactura, sobre todo en la parte visual: el trabajo de fotografía es muy bueno, la dirección de arte es probablemente lo mejor de la película, el score es sólido y no cuenta con nada particularmente llamativo en la cuestión de efectos/maquillaje.

Opinión final: #Horror es bastante mediocre. Un proyecto que es más envoltura que contenido, pero que puede resultarle atractivo a unos cuantos.

Ojometro:
**

domingo, 22 de noviembre de 2015

Crítica: Lumberjack Man (2015)

Película dirigida por Josh Bear, cuyo guión fue escrito por Ed Kuehnel y Matt Entin. Se estreno de manera limitada en cines, VOD y DVD el pasado 16 de octubre dentro de los Estados Unidos, aunque no se sabe si llegará a otros mercados.

Sinopsis:

Mientras el staff de un campamento cristiano se prepara para recibir a los niños en lo que será una primavera llena de “diversión bajo el sol”, un demonio renace desde las profundidades de su caldera para poder iniciar su venganza y darse un festín de pancakes cubiertos en la sangre de sus víctimas.




Comentarios generales:

Si hace veinte años alguien me hubiera dicho que iba a ver un slasher en donde la motivación para matar del asesino era obtener sangre para poder cubrir sus pancakes (hot-cakes o panqueques) gigantes, sin duda lo hubiera tachado de loco. De hecho, si alguien me hubiera dicho eso hace un año probablemente hubiera reaccionado igual, pero en estos tiempos todo es posible y con Lumberjack Man queda claro eso; aunque sin resultados dignos de presumir.

La verdad es que con los primeros cinco minutos es más que suficiente para darte cuenta de lo que te espera al ver a un grupo de adolescentes que en cuestión de segundos no solo dejan plasmados cada uno de los estereotipos conocidos, sino que además se encargan de decir algunos diálogos cuyo principal propósito es establecer que en esta historia solo importa una cosa: el sexo. Ya que la verdad el primer acto pasaría más como una película de softporn sino fuera por alguno que otro asesinato presentado, donde se utiliza un tono cómico muy simplón y ciertamente no se logra crear algún tipo de interés por personajes que bien pudieran haber sido reemplazados por cubetas sin ningún problema; incluyendo a la “final girl”, quien probablemente sea a la primera que quisieras ver morir.

Todo el tiempo se nota que el director pretende generar un humor totalmente exagerado bajo el pretexto de nunca tomarse nada en serio, pero esto más que ayudar termina perjudicando porque cada situación presentada es más estúpida que la anterior y poco a poco las cosas empiezan a perder el rumbo; volviendo bastante aburrida una experiencia que sustenta sus esperanzas en hacerte reír con sus defectos. Ante esto la única alternativa es ofrecer una carnicería memorable, pero ni eso logran; ya que aunque si presentan algunas muertes que resultan divertidas de ver (mención especial a una donde se utiliza uno de los pancakes), por alguna razón se opta por no mostrar en cámara los aspectos más brutales de estas y eso les quita impacto.

La parte final es increíblemente mala. Se siente lenta y muy cortada; con una pelea decisiva que no cuenta con ningún momento emocionante a pesar de que tratan de generarlo en repetidas ocasiones sin éxito, lo cual en parte se le puede atribuir a que es demasiado extensa y contiene mucha comedia integrada con calzador.

De las actuaciones no hay mucho que decir; por ahí Michael Madsen tiene dos o tres chispazos entretenidos, pero en general todos están terribles. La producción es pobre: el trabajo de fotografía es aceptable, el score intrascendente, tiene algunos problemas con la labor de sonido, los efectos se nota que estuvieron muy limitados por el presupuesto y el trabajo de maquillaje es casi inexistente.

Opinión final: Lumberjack Man tienen sus momentos, pero en general es un trabajo pobre que solo vale la pena ver si eres un fan a muerte de Michael Madsen.

Ojometro:
**