viernes, 20 de febrero de 2015

Crítica: Atrocity (2015)

Debut tras la cámara del director Jeff S. Chimenti, quien además escribió el guión. Se estrenó directamente en DVD este mismo 20 de febrero dentro de los Estados Unidos, aunque no existe información sobre si saldrá de manera digital o si llegará a otros mercados.

Sinopsis:

Una noche junto con su grupo de amigos, Zach decide irrumpir en la casa de su novia para grabar como esta le es infiel y subir el vídeo en internet como parte de su venganza. Sin embargo, ya estando ahí una serie de inesperados sucesos complican las cosas; ocasionando una horrible masacre que siete años después será discutida nuevamente por aquellos que realizaron la investigación.

Comentarios generales:

Mis expectativas con Atrocity eran exageradamente bajas después de que vi el tráiler debido a que mostraba muchos elementos de los cuales no soy precisamente fan, además había que añadirle que la mayoría de los trabajos previos de la distribuidora estaban lejos de ser decentes. Realmente todo estaba en su contra y aunque el producto en general es mediocre, por ahí existen algunas ideas interesantes que te hacen pensar que con un poco más de experiencia tras la cámara hubiéramos visto algo mucho mejor.

Y es que es claro que Chimenti tenía una idea clara sobre lo que quería contar, pero no sabía del todo cómo presentárnosla debido a que esto no se maneja como un documental de investigación desde un inicio; de hecho, la película presenta una de las introducciones más largas que recuerde. Lo cual es un problema porque esto inicia con cierta dinámica ajena a lo que supuestamente pretenden vender y uno como espectador piensa que estará viendo una típica found footage más con adolescentes estúpidos donde realmente no pasa nada durante los primeros 25/30 minutos (que es cierto); sin embargo, lo peor se da cuando finalmente se animan a apretar el gatillo y no porque lo ocurrido sea aburrido, sino porque da paso al terrible error de empezar básicamente desde cero al, ahora sí, presentar el inicio de la investigación.

Todo el primer acto de la película termina siendo inservible: el ritmo establecido y la tónica se pierden por completo para darle paso a… otro tipo de ritmo y tónica. Es como si empezaras a ver un trabajo totalmente distinto, lento, enfocado más que nada en el misterio pero que nunca logra recuperar el rumbo; especialmente cuando le dedican diez minutos a un interrogatorio poco interesante que al final de cuentas no aporta mucho. Se tardan demasiado en darle sentido a las cosas, situación que afecta al momento diseñado para crear gran impacto (la masacre); el cual, si bien es por mucho lo mejor, no es suficiente para salvar las cosas.  

La parte final es un tanto agridulce. Por un lado el giro presentado es interesante a pesar de su sobre elaboración; aunque, por otra parte, la revelación definitiva me pareció muy difícil de creer porque resulta imposible pensar que cualquier persona en sus cinco sentidos no pueda identificar a un tipo así (sobre todo el detective).

Las actuaciones son bastante malas, casi todos son actores novatos y eso se nota en pantalla. La producción tampoco tiene mucho que destacar gracias al formato: la iluminación es algo pobre, no presenta gran cosa en sus locaciones/sets, el score no resalta y el trabajo de maquillaje solo se limita a heridas superficiales poco elaboradas, así como a un bigote muy deprimente en una caracterización de adulto.

Opinión final: No catalogaría a Atrocity como un total desperdicio, pero tampoco presenta nada relevante como para recomendarla.

Ojometro:
**

No hay comentarios:

Publicar un comentario