domingo, 16 de noviembre de 2014

Crítica: Jessabelle (2014)

Película escrita por Ben Garant y dirigida por Kevin Greutert (Saw VI, Saw 3D). Se estrenó de manera limitada en cines, así como en VOD, dentro de los Estados Unidos el pasado 7 de noviembre. Su salida en formato físico está planeada para enero del 2015 y seguramente será por ese medio como llegará a otros mercados.

Sinopsis:

Jessie (Sarah Snook) se ve obligada a regresar con su padre a la casa donde paso su infancia después de sufrir un terrible accidente que la deja momentáneamente en silla de ruedas. Sumergida en el aburrimiento y con algunos recuerdos del pasado, pronto ella descubrirá un misterio que rodea su nacimiento, así como a un peligroso fantasma que está dispuesto a eliminarla.

Comentarios generales:

El género de terror es peculiar porque es uno donde se condena como en ningún otro el hecho de que una película siga fórmulas ya vistas, generando así una oleada de críticas negativas que por momentos me resultan muy absurdas cuando en algunos otros el reciclaje de ideas es constante y no se suele ser tan drásticos al respecto. Es por ello que Jessabelle tenía desde un inicio un panorama complicado a pesar de ser un trabajo aceptable en prácticamente todas sus líneas, esto porque se trata de uno en el que la originalidad no es precisamente su fuerte.

Lo que Greutert nos trae es una historia de misterio/suspenso a la vieja escuela cuya principal meta es tener al espectador lo más confundido posible durante la mayor parte del tiempo; llevándote por una serie de eventos trágicos que rodean a la protagonista y que desencadenan varias preguntas que con el paso de los minutos irán encontrando cierta respuesta. Aunque para esto se implementa un ritmo poco atractivo, muy pausado, en donde lo importante es ir construyendo una atmósfera desoladora por medio de sustos fáciles, así como alguna que otra situación de alto impacto para venderte la idea de que el personaje de Jessie no solo está en grave peligro, sino que además nada ni nadie puede ayudarle (esta momentáneamente invalida y sola en una casa tétrica, parece estar loca, su padre no es precisamente amoroso, todo el mundo dentro del pueblo la mira con desconfianza), lo cual se logra de manera perfecta.

El principal problema que le encontré es que trata de mostrar muchísimas cosas sin que se profundice demasiado en una en particular: el vudú es tratado apenas con pinzas, la relación tensa entre padre e hija es irrelevante y los vídeos de la madre no parecen tener sentido (entre otras). Todo esto se presenta de manera acelerada, sin darte el tiempo suficiente para digerir cada una de las piezas y encontrarles lugar dentro de este rompecabezas; provocando así que el proceso de investigación sea poco convincente e incluso quitándole cierta fuerza a un tema con el que se podía jugar un poco más como lo es el vudú.

Aunque por otra parte las escenas que involucran al fantasma ayudan a mantener el tono inicial y para recordarte de vez en cuando que esto sigue una línea mucho más orientada al suspenso. Están muy bien hechas, no son muy gráficas o sangrientas pero logran varios momentos de terror sólido.

El final me pareció efectivo. A pesar de que podía perderse entre tanta mezcla de ideas y explicaciones aceleradas termina siendo muy claro y deja abierta la posibilidad a una secuela que no creo que se dé.

En cuanto a las actuaciones en general todo el reparto está bastante bien, pero debo de decir que Snook resultó ser una grata sorpresa debido a maneja perfectamente ese rol de chica indefensa que te hace querer que salga bien librada de toda esta serie de eventos catastróficos que la rodean. La producción es otro punto alto: la dirección de arte está bien cuidada, el sonido muy limpio y cuenta con un trabajo de maquillaje aceptable con el fantasma. Sin embargo, es el trabajo de fotografía lo que más resalta dado a que es espectacular: las tomas en exteriores son estupendas, además de que las transiciones de la realidad a la aterradora “ficción” dentro de la casa se vuelven parte fundamental.

Opinión final: Jessabelle me entretuvo y aunque no aporta nada nuevo definitivamente vale la pena darle la oportunidad.  

Ojometro:
****

No hay comentarios:

Publicar un comentario