sábado, 15 de junio de 2013

Crítica: Hayride (2013)

Película escrita y dirigida por Terron R. Parsons, la cual representa su debut en el género. Su salida en DVD se dio el pasado 27 de mayo gracias a Midnight Releasing, aunque también se encuentra disponible en VOD, iTunes, Netflix y demás servicios similares.

Sinopsis:

Steven (Jeremy Ivy) regresa a su casa en Alabama junto con su novia para visitar la atracción anual de Halloween manejada por su tío Morgan (Richard Tyson). Por otra parte, un peligroso convicto se escapa sin que nadie lo sepa y justamente esa misma noche hace su aparición Pitchfork: un personaje supuestamente ficticio propio de la atracción que tiene deseos de sangre.

Comentarios generales: 

En su afán de querer contar dos historias Parsons termina creando un ritmo sumamente lento que nunca logra su verdadero objetivo, ya que estas se entrelazan casi hasta el final y siempre da la sensación de que una es totalmente intrascendente para los efectos de la película.

Creo que todo en general es anti climático, pasados unos treinta minutos uno ya empieza a desarrollar un pensamiento de que ya no le importa absolutamente nada de lo que ocurra porque no ha pasado mucho y cuando llega la hora de la masacre esta se siente sumamente falsa y totalmente carente de intensidad. Aunque si debo de decir que el final es uno que no esperaba.

Esto sin contar el hecho de que las muertes en muchos casos no se ven y cuando si aparecen en pantalla no producen ningún tipo de efecto (no impactan, no generan sorpresa, es mas... ni siquiera esa de sensación de que al menos estuvo original), lo cual para un slasher es algo pésimo.

A nivel actoral es un sufrimiento, no hay absolutamente nada rescatable en ese aspecto. En producción antes que nada tengo que decir: ¿Por qué diablos se ve tan roja la película?, no le encontré sentido a eso, además de que tanto la mezcla como edición de sonido son prácticamente inexistentes. Hay sangre a cuenta gotas, pero los efectos y trabajo de maquillaje no son tan malos como los característicos de este tipo de proyectos.

Opinión final: Evítenla. Es un trabajo independiente que quiere hacer más cosas de las que podía y que ya amenaza con una secuela.

Ojometro:
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario