domingo, 30 de junio de 2013

Crítica: Sawney: Flesh of Man (2013)

Producción británica que significa el debut del director Ricky Wood. Hizo bastante ruido en el Frightfest 2012 y desde entonces se la pasó de festival en festival hasta que se dio su salida en DVD en  los Estados Unidos el pasado 25 de junio. No tengo idea sobre si llegará a México.

Sinopsis:

La historia es una versión moderna de la leyenda urbana escocesa de Sawney Bean y su clan que aparentemente asesinaron y canibalizaron a unas 1000 víctimas en las montañas durante el siglo XVI. Esto partiendo de la base de que el Sawney Bean actual (David Hayman) es descendiente directo y sigue manteniendo las tradiciones familiares.


Comentarios generales:

En términos generales se puede decir que Wood cumple con la premisa principal de esta leyenda, que es darle un sentido de brutalidad a las cosas de inicio a fin; sin embargo, al estar centrándose en esto es muy claro que se dejan otros aspectos de lado que abren una serie de huecos en la historia que, o nunca se aclaran, o tratan de resolverlos en los últimos diez minutos y lucen sumamente forzados.

A eso hay que agregarle el hecho de que realmente te explican poco sobre el clan. Simplemente te los ponen ahí y tienes que imaginarte por qué un par de ellos tienen esas habilidades de cuasi ninjas, las tendencias sexuales que se llegan a manejar o por qué diablos la madre es así.

Igualmente tiene el problema de que la historia alterna que involucra al reportero es aburridísima, no solo porque se tarda muchísimo en unir los puntos entre los asesinatos, sino porque además el personaje de Hamish no te causa ningún tipo de afinidad hacia él; generando que al final realmente no te importe en lo absoluto si termina siendo el héroe u otra cena más del clan.

En actuaciones sinceramente no es la gran cosa, salvo por Wood que si logra una interpretación convincente. En producción lo mejor (y por mucho) es el trabajo de fotografía, ya que hay unas tomas espectaculares de los paisajes escoceses que están perfectamente balanceadas con los escenarios más tétricos y asquerosos que representan las cuevas. Además de que todo lo que tiene que ver con el gore y los órganos mostrados está bastante bien hecho para un filme de bajo presupuesto.

Opinión final: Sawney: Flesh of Man es un intento aceptable lleno de puntos bajos, el cual seguramente los fans del gore disfrutarán un poco más que la mayoría. Aún así no deja de ser un tanto decepcionante que una historia que ha sido fuente de inspiración para muchas otras películas y que tardó tanto en llegar al cine termine siendo un trabajo más.

Ojometro:
***

No hay comentarios:

Publicar un comentario