sábado, 1 de junio de 2013

Crítica: Home Sweet Home (2013)

Producción canadiense/francesa del director David Morlet (Mutants), quien también es el guionista y uno de los productores.  Salió en DVD el pasado 14 de mayo en los Estados Unidos y al parecer en Canadá vía internet, aunque no hay información sobre alguna posible distribución en México, Europa o el resto de Latinoamérica.

Sinopsis:

Sara (Meghan Heffern) y Frank (Adam MacDonald) son una joven pareja que regresa a su casa después de una cita. Todo parece ir de lo más normal, hasta que un silencioso asesino los hará vivir una pesadilla atrapándolos dentro de su propio hogar.


Comentarios generales: 

Al ver esta película uno no puede evitar el pensar en The Collector, aunque no logra alcanzar los niveles de crueldad e impacto que el trabajo de Dunstan.

En lugar de eso Morlet se va por un camino mucho mas metódico al tomarse su tiempo para enseñarnos paso a paso la planeación del asesino y eso origina que los primeros 30/35 minutos sean en verdad muy lentos, lo cual es un problema porque el ritmo que establece se queda completamente estancado y nunca se siente algún tipo de verdadera emoción cuando las cosas se ponen más violentas. Todo esto aunado a que la historia llega a un punto en donde parece disco rayado porque pasa lo mismo una y otra vez.

A nivel actoral no tiene mucho; todo se limita a Heffern gritando y lamentándose, McDonald diciendo muchas tonterías y al asesino sin decir nada. En producción es lo mismo, tal vez el soundtrack en algunas partes es llamativo pero en general es un trabajo bien hecho sin nada que te deje con la boca abierta.

Opinión final: Home Sweet Home es un trabajo equis. No es algo que te haga sangrar los ojos, pero difícilmente la recordarás de aquí al siguiente fin de semana.

Ojometro:
**

No hay comentarios:

Publicar un comentario