lunes, 1 de julio de 2013

Crítica: Return of the Living Dead: Part II (1988)

Secuela de la alabada Return of the Living Dead, la cual ya no contó para nada con la participación de John Russo en ningún aspecto y que estuvo bajo la dirección de Ken Wiederhorn. Recaudó un poco más de 9 millones de dólares en 1988 dentro de los Estados Unidos y hasta el momento su única versión en DVD salió hace nueve años, la cual además fue muy criticada por las graves alteraciones que se le hicieron en el soundtrack.

Sinopsis:

Un camión militar que transporta barriles de Trioxin deja caer uno de estos a un rió. Al día siguiente unos niños lo encuentran dentro de una cueva y al abrirlo este expulsa un gas que va directamente a un cementerio, provocando que los muertos salgan de sus tumbas deseosos por comer cerebros.

Comentarios generales:

Desde el primer minuto se puede notar que Russo ya no estuvo involucrado aquí, esto gracias a que el tono de la película es muchísimo más ligero al que ya se había establecido en la primera parte; de hecho, básicamente lo que hicieron fue rehacer nuevamente la franquicia porque se incluye con diferentes nombres a un par de personajes de la anterior que supuestamente habían muerto y nunca se hace el más mínimo intento por explicarte su presencia.

En general la historia es muy básica y está llena de humor, el cual puede lucir ahorita ya muy bobo pero que en su momento fue sumamente efectivo para poder seguir moldeando poco a poco un subgénero como el de las comedias de zombies. Además, introdujo un método de aniquilación que sorpresivamente hoy en día parece que nadie recuerda.

En el aspecto de las actuaciones es lo que uno espera, pero si hay algo que en verdad me molesta de este filme son los personajes de Jesse (Michael Kenworthy) y el de Ed (James Karen); el primero porque resulta sumamente odioso y el segundo porque no deja de gritar todo el tiempo. En producción las cosas no están nada mal: la versión de DVD no ayuda en el montaje y mezcla de sonido, pero en la cuestión de maquillaje/efectos sigue luciendo muy bien, aunque ciertamente no es uno de los trabajos en donde se muestran más muertes y eso aligera un poco las cosas.

Opinión final: Return of the Living Dead: Part II es una secuela entretenida que se queda corta a lado de su predecesora. Tiene sus momentos, pero es probable que su humor no sea del agrado de todo el mundo.

Ojometro:
*** 

No hay comentarios:

Publicar un comentario