miércoles, 24 de julio de 2013

Crítica: Heebie Jeebies (2013)

Película dirigida por Thomas L. Callaway y escrita por Trent Haaga. Fue estrenada en los Estados Unidos el 9 de febrero por el canal Syfy como parte de sus Saturday Original Movies (aunque en realidad es una producción de MPCA) y salió en DVD el pasado 25 de junio.

Sinopsis:

Unos mineros quedan atrapados cuando se encontraban buscando oro y cientos de años después regresan a la vida transformados en un aterrador monstruo que solo está en búsqueda de venganza y aniquilará a cualquiera que se le cruce en su camino.



Comentarios generales:

Ciertamente cuando uno se pone a ver una película del canal Syfy que está catalogada como una producción original ya sabe más o menos que esperar: una historia sin mucho sentido que básicamente se basa en ver como un monstruo ataca a otras personas en algún pequeño pueblo que solo cuenta con un par de policías.

Una línea básica que en esta ocasión tiene de extra ciertos detalles como un policía miedoso, un excéntrico gordo amante del dinero, un monstruo que sangra oro (si, leyeron bien) y un nombre por demás absurdo que te lo justifican en una brevísima línea que puede pasar totalmente desapercibida si no pones la atención necesaria.

Sin duda todo esto es una mezcla que te hace pensar en algo aberrante, pero por más que cueste creerlo la película en realidad logra ser entretenida considerando su nivel; especialmente porque ocurren cosas tan absurdas que la convierten casi en una comedia con bastante sangre. Aquí no es prioridad tener a la criatura oculta durante el 80% del filme para crear tensión, simplemente te la ponen ahí y esperas a que haga lo suyo, mientras los protagonistas se las ingenian para terminar con esta.

Las actuaciones son bastante malas, pero Michael Badalucco en su rol de Billy Butler resulta demasiado cómico por lo tremendamente exagerado que está, especialmente durante la parte final cuando saca su lado lunático. En producción como podrán imaginarse lo más destacado es el monstruo en sí, totalmente hecho en CGI, pero con uno de los diseños más bizarros que recuerde. También hay bastante sangre, aunque el trabajo de maquillaje más que nada se limita a chorrear litros sin entrar mucho en detalle.

Opinión final: Heebie Jeebies es bastante absurda, aunque dudo que se aburran si la logran ver en TV durante un día en donde no tengan nada que hacer.  

Ojometro:
**

No hay comentarios:

Publicar un comentario