domingo, 1 de septiembre de 2013

Crítica: The Conspiracy (2013)

Primer largometraje del director Christopher MacBride, quien además es el guionista y uno de los editores. La película se estrenó de manera limitada en Canadá el pasado 19 de julio, mientras en los Estados Unidos salió en VOD el 8 de agosto y posteriormente tuvo un estreno limitado en cines.

Sinopsis:

Aaron (Aaron Poole) y Jim (James Gilbert) son dos directores que planean filmar un documental sobre un hombre llamado Terrance, cuyas teorías conspiratorias llaman bastante la atención. Sin embargo, mientras pasan los días, así como algunos extraños sucesos, ambos descubrirán una ancestral y peligrosa sociedad secreta a la cual pretenden exponer al público.  

Comentarios generales:

Los falsos documentales no son precisamente algo que me atraiga, mucho menos cuando el tema central trata sobre teorías conspiratorias, pero en esta ocasión MacBride creo que nos trae una historia original y muy bien pensada.

De inicio la verdad no es algo que te aterrorice, más que nada porque los primeros 15 o 20 minutos se centran en el personaje de Terrance y sobre cómo este es visto por la sociedad, pero una vez que la historia da un giro con algo que le ocurre las cosas se ponen mucho más interesantes y el director empieza a construir poco a poco una tensión palpable en base a pequeños sucesos que parecen no tener importancia.

Evidentemente en la parte final se hace el cambio de falso documental a found footage, lo cual funciona de manera increíble debido a que es a partir de este momento cuando The Conspiracy obtiene otro tono; se vuelve un ejercicio que te tiene completamente atento y con una sensación de inquietud que en un inicio no parecía que pudiera provocar. Juega con el hecho de que lo más aterrador en si es la propia realidad, exagerándola un poco claro está, pero dejándote plantada la idea de que probablemente lo que muestran no es algo totalmente ajeno a nosotros y que no sabemos qué hacen ciertas personas.

En actuaciones probablemente el más destacado es Alan C. Peterson en su papel de Terrance, ya que la mayoría de los demás actores aparecen con los rostros ocultos y tanto Gilbert como Poole están muy limitados. En producción debido a su formato tampoco tiene muchas cosas llamativas: el trabajo de edición logra darle un ritmo bastante sólido y creo que dentro de todo la parte de la reunión está muy bien ambientada.

Opinión final: The Conspiracy es un trabajo sólido y bastante original. No es precisamente una película de terror en su totalidad y creo que pudo haber sido mucho mejor, pero sin duda vale la pena verla.

Ojometro:
**** 

No hay comentarios:

Publicar un comentario