domingo, 31 de marzo de 2013

Crítica: Animus (2013)

Debut tras la cámara y como guionista de Quin Davis, quien hasta la fecha se había desempeñado principalmente en el área de maquillaje y efectos especiales. Su salida en DVD y VOD se dio apenas el pasado 26 de marzo en los Estados Unidos.

Sinopsis:

Cinco estudiantes viajan a Arizona liderados por Maya (Megan Davis) para filmar un documental que representará su proyecto final del semestre. Su objetivo es un viejo hospital abandonado en donde esperan encontrar cierta actividad paranormal que según los lugareños ronda en ese lugar, pero que podría guardar un secreto mucho más peligroso.


Comentarios generales: 

Davis ciertamente hace un trabajo bastante destacado tras la cámara, su estilo le añade mucho al aspecto visual de la película tanto cuando filma en exteriores como en interiores; especialmente la parte dentro del hospital es sumamente agradable en este aspecto dado a que no es el típico trabajo en donde parece que el principal objetivo es mostrar las escenas más oscuras posibles.

El bajón viene en el guión, ya que si bien logra crear una historia de fondo interesante tanto para hospital como para la protagonista, de ahí en fuera todo lo demás luce totalmente olvidado e improvisado. El resto de los personajes simplemente están ahí sin mucho chiste y eso al final no ayuda a que al espectador le importen y pueda sentir algo cuando sus vidas corren peligro.

En cuanto a las actuaciones no hay mucho que destacar tampoco; Davis es la más salvable, pero todos los demás lucen sumamente acartonados. En producción claramente muestra sus grandes limitaciones: por momentos el trabajo de edición luce pobre, pero la fotografía es bastante buena y ni que decir de los efectos y el trabajo de maquillaje. Los cuales evidentemente muestran la especialidad de Davis (aunque algunos tienen ciertos detalles que los hacen lucir bastante falsos).

Opinión final: Animus es uno de los claros ejemplos en donde las limitaciones de producción terminan perjudicando al producto final, pero aun así es un trabajo con varias cosas positivas que auguran una carrera interesante para su director. Tiene la suficiente sangre y elementos básicos para que valga la pena checarla al menos una vez.

Ojometro:
***

sábado, 30 de marzo de 2013

Crítica: The Fallow Field (2013)

Debut tras la cámara del director Leigh Dovey. Esta producción inglesa fue filmada en el 2009 y solo tuvo una pequeña exhibición en un festival, pero fue hasta inicios de este mes que se salió en DVD en el Reino Unido.

Sinopsis:

Matt Sadler (Steve Garry) por alguna razón siempre se despierta en medio del campo sin que recuerde absolutamente nada, lo cual es algo recurrente y por lo general pasa una semana como desaparecido, lo que ocasiona que su esposa lo corra de su casa. Ante esto, Matt viaja al lugar donde suele despertar en busca de repuestas y llega a una granja donde el dueño de nombre Calham (Michael Dacre) oculta algo que simplemente termina con toda lógica de la naturaleza humana.

Comentarios generales: 

¿La historia es peculiar? Si. ¿Maneja el tono oscuro del cine de terror ingles? Si. ¿Es algo que marcará época? Lo dudo.

Especialmente porque me parece que esta película se quiere tomar tan en serio las cosas que al final termina convirtiéndose en algo muy aburrido para el espectador. Dovey se limita a filmar todo de manera muy lenta, queriendo sustentar gran parte en el dialogo entre los dos actores para que choquen sus personalidades y eso vuelve extenuante una historia que podía haber dado bastante más que simplemente buenos diálogos; sobre todo porque saben cómo darle un buen giro a la trama para no caer en el vicioso torture porn cuando parece destinada a ir en esa dirección.

Además, cuando quiere imprimirle cierta tensión o cierta acción, no le resulta en lo absoluto (hay una escena de escape lamentable) y en gran medida se debe a que el ritmo de la película alcanza tales niveles de pasividad de los que no puede librarse.

Garry y Dacre hacen un buen trabajo, tienen química y sacan un par de escenas bastante interesantes. En producción no se puede ocultar que es de muy bajo presupuesto, por ahí la fotografía cumple y no hay mucho más.

Opinión final: Creo que The Fallow Field es una película que dividirá opiniones y yo estoy del lado de quienes no la encuentran como algo destacado.  No estoy en contra de los trabajos que tratan de exponer su visión sin irse a los extremos conocidos y más que explotados dentro del género, pero en esta ocasión simplemente no pude engancharme en ningún momento con lo que estaba viendo.

Ojometro:
**

miércoles, 27 de marzo de 2013

Crítica: Martyrs (2008)

Película francesa del 2008 dirigida y escrita por Pascal Laugier (The Tall Man). En su momento fue exhibida en Cannes y formo parte del la nueva ola de cine de terror francés que se generó en la década pasada junto con películas como Irreversible o Inside.

Sinopsis:

En la década de los 70s una niña logra escapar de un matadero en donde estuvo secuestrada y fue víctima de un brutal abuso físico, pero nunca se encuentra a sus secuestradores y los motivos de ese ritual de brutalidad no son descifrados. Después de esto la niña de nombre Lucie es mandada a un orfanato en donde conocerá a Anna, con quien entablará una amistad que, sin saberlo, les cambiara la vida 15 años después.

Comentarios generales: 

Laugier sin lugar a dudas logra ofrecer una de las películas más potentes que recuerde en muchos años, no solo en el aspecto visual o de brutalidad, sino también en la historia.

Es realmente de llamar la atención la habilidad que tiene para cambiar de rumbo lo que uno está viendo, ya que cuando piensas que la película va a ir en una dirección clara esta da un giro de manera abrupta; algo que se da no una, ni dos… sino en tres ocasiones y eso a mí sinceramente me pareció genial. Además no cae en el juego de ofrecer tortura por simple diversión, sino que lo hace justificándose en un concepto bastante perturbador que pudiera rayar peligrosamente en lo absurdo, pero que es tratado con tal seriedad que al final uno lo compra sin problemas.

Mylene Jampanoi en su rol de Lucie está espectacular y ella carga con el peso de la película durante los primeros 30/40 minutos para que posteriormente Morjana Alaoui, como Anna, tome el control y básicamente sin dialogo alguno te lleve por unos minutos finales que te dejan sin palabras.

En producción está bastante bien, tiene un score estupendo. Pero es el trabajo de maquillaje el que resalta: es crudo y tiene un clímax de alto calibre.

Especial atención también con los créditos finales. Ya que por si no fuera poco con lo que acabas de ver, estos muestran imágenes aderezadas con una canción que lo único que hacen es incrementar el sentimiento de ¿Qué diablos?

Opinión final: Martyrs es una de las pocas películas me han hecho sentir incomodo mientras la estuve viendo; de hecho, creo que hasta el fan más hardcore del género en algún punto se sentirá algo perturbado por lo que Laugier muestra en pantalla. Pero eso no quiere decir que sea mala, ya que uno no puede quitar los ojos de ella y eso, sin duda, es cine de alto calibre.

Ojometro:
*****

domingo, 24 de marzo de 2013

Crítica: The Frankenstein Theory (2013)

La película significa el debut tras la cámara de Andrew Weiner. Se estrenó de manera limitada en cines y en VOD dentro de los Estados Unidos a inicios de este mes, mientras que su salida en DVD se dará este próximo 26 de marzo.

Sinopsis:

El profesor John Venkenheim (Kris Lemche) es suspendido de la universidad en donde trabaja debido a sus teorías totalmente locas, por lo cual decide contratar a un equipo de filmación para realizar un documental en el ártico que compruebe que lo que está diciendo es verdad. ¿Su teoría? Que la famosa novela escrita por Mary Shelley, Frankenstein, no fue pura ficción y que el monstruo en realidad existe... y vive en aquella región totalmente aislada de la humanidad.

Comentarios generales: 

* Contiene spoilers

Sin duda una historia con un potencial increíble por más loca que pudiera parecer, pero tristemente solo se queda en eso porque Weiner simplemente no sabe qué hacer con ella.

Es aburrida hasta más no poder. Durante una hora todo se limita a filmar la nieve, una entrevista con un loco y una historia sobre osos; lo cual deja solo unos 25 minutos para tratar de justificar todo ese tiempo muerto sin mucho éxito, ya que nunca logran crear la tensión suficiente como para que sean algo impactante.

Claramente está inspirada en The Troll Hunter (hay similitudes clarísimas), sin embargo, la diferencia es que en la película noruega los trolls aparecen totalmente en cámara de forma clara, mientras que aquí TODAS las muertes provocadas por el monstruo son fuera de cámara y solo hace acto de presencia en un par de tomas que no logran superar ni el minuto, lo cual en verdad me molesto porque al final de cuentas para eso es lo que uno la está viendo. Digo… si vas a hacer una película con dicha premisa, al menos ten los pantalones para mostrar al monstruo de forma clara.

A nivel actoral Lemche hace buen trabajo y en general creo que la química entre el equipo de filmación es bastante atípica si la comparamos con otros trabajos similares, mucho más personal. En producción realmente no tiene mucho, está filmada con dos cámaras y lo más llamativo es la pequeñísima parte en donde aparece el monstruo de día, el cual se ve bastante bien logrado y que sin ningún problema pudieron haberlo explotado de mejor manera.

Opinión final: En verdad quería que The Frankenstein Theory me gustara, su premisa es tremendamente original y loca, pero al final se queda como un total desperdicio de tiempo y una de las tantas porquerías que el found footage nos ha ofrecido en los últimos años. Pudieron haberlo hecho como cortometraje y probablemente el resultado hubiera sido otro.

Ojometro:
*

Crítica: The Wicked (2013)

Debut en cine del director Peter Winther, quien hasta el momento se había desempeñado más que nada haciendo cosas para la TV y como productor en otras películas (Eight Legged Freaks). Su salida en DVD y VOD se tiene programada para el próximo 30 de abril en los Estados Unidos.

Sinopsis:

En un pueblo de los Estados Unidos existe la leyenda de una bruja inmortal que come niños para mantenerse joven. Ante eso, un grupo de amigos decide ir al lugar para ver que tan cierto es esto, sin saber que dicha leyenda podría ser más que una simple historia para espantar a los pequeños.


Comentarios generales: 

Claramente se nota el sello de Winther debido a que la película luce bastante como las que se suelen realizar para TV, eso la vuelve mucho más ligera en comparación con otros trabajos pero ciertamente todo el tema de la leyenda es lo suficientemente interesante como para que eso no sea algo que juegue en su contra y le brinde un buen ritmo.

Es predecible, casi desde el primer momento uno sabe quién va a vivir y quien no, además de que creo que dura más de lo que debería y no logra establecer de manera muy sólida los orígenes de la bruja, por lo que difícilmente le causará muchos sustos a aquellos que ya tienen años viendo cine de terror.

Por lo que he leído el actor Devon Werkheiser es conocido, pero la verdad yo no tenía ni la más mínima idea de quién era. Aún así el aspecto actoral de la película no es muy destacado; no es terrible, pero tampoco es algo que vaya a ser muy recordado.

En cuanto a producción la verdad si está bastante bien hecha, el trabajo de fotografía me agrado bastante y la dirección de arte es agradable. Aunque por otra parte cometen el terrible error de generar sangre por CGI (en serio, eso debería de ser castigado con cárcel).

Opinión final: The Wicked es una película predecible que le tira más un público adolescente, pero aun así creo que es ligeramente disfrutable y mejor que varios de los estrenos en formato físico que han salido en lo que va del año. 

Ojometro:
**

  

viernes, 22 de marzo de 2013

Crítica: Dark Feed (2013)

Debut de los hermanos Michael y Shawn Rasmussen, quienes hasta ahora eran más reconocidos por haber escrito la última película de John Carpenter: The Ward. Salió a la venta en DVD apenas el lunes pasado en los Estados Unidos, aunque todavía no hay indicios de alguna distribución a nivel internacional.

Sinopsis:

Un equipo de filmación se encuentra rodando una película dentro de un antiguo sanatorio mental que tiene un pasado bastante perturbador. Por las noches pareciera que la humedad cobra vida y poco a poco “algo” empezara a afectar sus mentes hasta un grado de locura que nadie pudiera imaginar.

Comentarios generales: 

Si algo queda claro es que los hermanos Rasmussen tienen una especial atracción por los sanatorios mentales, pero lamentablemente se unen a una tendencia que ya he mencionado previamente que me fastidia muchísimo: la de querer explicar todo faltando pocos minutos para el final.

Dark Feed simplemente nunca arranca, pasan casi 50 minutos en donde todo se limita a ver al equipo de filmación caminando por el tétrico sanatorio y teniendo conversaciones que rayan en lo intrascendente. Todo para que en los últimos 8 u 10 minutos finales nos brinden la verdadera locura que supuestamente se va desarrollando entre los personajes, no sin antes dejar varias cosas sin resolver.

Realmente no hay protagonistas, por ahí hay un personaje que resalta solo un poco más que el resto pero en general es más una película de conjunto con actuaciones poco relevantes; en gran parte porque la historia no dá para mucho más cuando todo es caminar, caminar y caminar. En producción tiene sus cosas: el sanatorio está bien logrado y el score probablemente sea lo mejor de la película, pero carece de sangre y por momentos se ve muy oscura.

Opinión final: Dark Feed es un pobre inicio para la carrera de este par de hermanos. La premisa es interesante pero el desarrollo deja mucho que desear, además de que la historia tiene muchos huecos y al final lo que uno siente es una terrible aburrición.

Ojometro:
**  

sábado, 16 de marzo de 2013

Crítica: Splinter (2008)

Película del 2008 dirigida por Toby Wilkins (The Grudge 3). Ganó en su momento seis premios en el Screamfest Horror Film Festival e incluso estuvo nominada como mejor película de terror en los Saturn Awards.

Sinopsis:

Seth (Paul Constanzo) y Polly (Jill Wagner) tratan de acampar para pasar una romántica velada en un bosque de Oklahoma; sin embargo, sus planes se ven frustrados por su defectuosa tienda de campaña y deciden irse a un hotel. Durante el camino se encuentran a una peligrosa pareja, quien los toma de rehenes y los conducen a una gasolinera que aparentemente está vacía, aunque no se imaginan que ese podría ser el último lugar que vean con vida gracias a un parásito mortal.

Comentarios generales: 

Ciertamente no esperaba mucho de Wilkins dado a que mi única referencia de él era The Grudge 3, pero la verdad es que aquí realiza un trabajo sumamente sólido que nunca evidencia realmente que se trataba de su primer largometraje.

La acción es constante a pesar de que un 95% del filme se desarrolla en un solo lugar y la manera en que poco a poco se le va haciendo frente a la amenaza con lo que tienen disponible en la gasolinera está bastante bien logrado. Aunque por ahí creo que falto un poco mas de suspenso debido a que por momentos se te olvida que se trata de una película de terror.

Las actuaciones son solidas, especialmente la de Constanzo. En cuanto a producción es un filme muy pequeño, básicamente es un set y un par de tomas en exteriores. Tampoco hay muchísima sangre, pero las pocas escenas que tienen cumplen su objetivo; además de que el uso del CGI es mínimo y muy acertado.

Opinión final: Splinter me gustó, es una buena película que no pretende nada más que hacerte pasar un buen rato y que sabe lidiar con sus evidentes limitaciones. 

Ojometro:
****

lunes, 11 de marzo de 2013

Crítica: The Haunted Dollhouse (2013)

Antología dirigida por Charles Band (Puppet Master X: Axis Rising). Salió directo en DVD a inicios de este año en los Estados Unidos y como suele ocurrir con todo lo que produce Full Moon pueden encontrarla disponible en su sitio web.

Sinopsis:

Son tres historias que tienen en común la presencia de títeres/muñecos que cobran vida, aunque la tercera son básicamente treinta minutos de una película de inicios de los 90s llamada Dollman vs. Demonic Toys.






Comentarios generales: 

Después de ver esta aberración uno realmente se cuestiona por qué diablos es fan del género, ya que The Haunted Dollhouse es sin duda de lo peor que he visto en mucho tiempo.

Estoy acostumbrado a lo que hace Band, vamos… no es que me extrañe lo que nos ofrece aquí, pero la verdad se nota que el esfuerzo para realizar esto fue mínimo; como si se hubiera tratado solo de un compromiso que quiso sacarse de encima y aceptó las ideas que le llegaban apuntadas en una servilleta o algo así.

Las dos historias originales (que la verdad no sé si lo son o si también se trata de extractos de otras películas) no tienen sentido alguno. Aunque el colmo mayor fue que utilizaran treinta minutos de una película que salió hace 20 AÑOS para poder cumplir con el tiempo necesario de un largometraje.

Las actuaciones son ridículas y en términos de producción lo más destacado son los efectos de 1993, así que ya se imaginaran.

Opinión final: No la vean ni aunque su vida dependa de ello. Es más, mejor vean Dollman vs. Demonic Toys en su versión original.

Ojometro:
*

domingo, 10 de marzo de 2013

Crítica: Devil Seed (2012)

Debut del director Greg A. Sager, quien en realidad también es el productor, escritor y editor. Aparentemente si se estrenó de manera comercial en los Estados Unidos a mediados del año pasado, pero realmente no pude encontrar mucha información al respecto. En México seguramente llegará en DVD y se la vivirá en los botaderos de las tiendas.

Sinopsis:

Alexandra (Michelle Argyris) decide regresar a vivir con sus compañeras de la universidad Jessica (Shantelle Canzanese) y Breanne (Vanessa Broze), así que salen de fiesta para celebrar dicho suceso. De camino a casa, Alexandra accede a que le lean su futuro, pero en dicha sesión algo sale mal y a partir de ahí las cosas ya no serán las mismas.

Comentarios generales: 

Hacer películas sobre exorcismos es algo complicado dado a que difícilmente se pueden presentar cosas nuevas, pero si se saben manejar todos los elementos característicos de estas se pueden obtener cosas interesantes. Algo que no ocurre con Devil Seed.

Sager simplemente se limita a poner paso a paso lo que ha visto en otros trabajos (vamos… hay una referencia muy obvia a The Exorcist, aunque quiere maquillarla con algo grotesco) y no intenta ni remotamente darle un giro a una historia de por si floja. Aunque lo peor es que básicamente no brinda explicación alguna sobre la presencia del demonio que habita la casa; en general uno se queda con la idea que simplemente estaba ahí para violar a la primera virgen que se le cruzara.

Las actuaciones son muy malas, la verdad es increíble ver como Argyris no puede siquiera cambiar de expresión durante la hora y media que dura la película. En producción no tiene mucho tampoco: efectos muy básicos, algunos rasguños y algo de sangre son probablemente lo que más resalta.

Opinión final: Devil Seed es aburrida hasta más no poder, siéntanse orgullosos si llegan hasta el final porque en verdad es una prueba bastante complicada. Si la hubiera visto el año pasado probablemente hubiera quedado dentro de lo peor.

Ojometro:
 **

lunes, 4 de marzo de 2013

Crítica: Would You Rather (2013)

Película inspirada en el famoso juego de fiestas que está dirigida por David Guy Levy, quien hace su debut dentro del género. Se estrenó en las salas de cine de manera limitada en los Estados Unidos a mediados de febrero, así como en VOD e iTunes. 

Sinopsis:

Después de la muerte de sus padres, Iris (Brittany Snow) tiene que hacerse cargo de su hermano que sufre de leucemia y simplemente no puede costear su tratamiento. Ante esta situación le presentan a Shepard Lambrick (Jeffrey Combs), un señor adinerado que le ofrece participar en un juego junto a otras ocho personas que, si lo gana, le asegurará por completo que el tratamiento de su hermano se lleve a cabo gracias a su fundación.

Comentarios generales: 

Debo de decir que Levy logra un buen trabajo con una historia que estaba destinada a fracasar miserablemente si no era correctamente manejada, sobre todo porque en esencia sigue con la tendencia de Saw sobre llevar al límite a las personas por medio de retos. Aunque en este caso el concepto creo que es bastante original a pesar de su simpleza, eso le da cierto aire de frescura y el sustento suficiente para poder sobrellevar unos primeros 25 minutos de mucho dialogo, pero que después de eso se convierte en un ejercicio cinematográfico muy interesante que logra generar una buena dosis de tensión sin utilizar cantidades industriales de sangre.

Solamente hubo un punto que me pareció totalmente innecesario, que es el de meter con calzador al hijo de Lambrick. No aporta nada a la historia. 

En nivel de actuaciones está bien, en especial Combs me parece que hace muy buen trabajo como el magnate desquiciado y Snow se reivindica después de habernos dejado esa cosa aberrante que fue el remake de Prom Night. En producción es realmente MUY discreta, al grado de que un 90% de la película se realiza en un solo set.

Opinión final: Ciertamente una sorpresa la que resultó ser Would You Rather, ya que cuando escuche el año pasado sobre lo que trataba lo primero que pensé es que iba a ser algo abominable, pero está lejos de eso.

Ojometro:
****

domingo, 3 de marzo de 2013

Crítica: Re-Animator (1985)

Película de 1985 que está basada en “Herbert West–Reanimator” de H. P. Lovecraft. La dirigió Stuart Gordon (Dolls) y en general tuvo una buena aceptación, además de que es una película de culto en toda la regla.

Sinopsis:

Herbert West (Jeffrey Combs) revive a su profesor mientras se encuentra en el Instituto de Medicina en la Universidad de Zurich. Después de este acontecimiento, West viaja a los Estados Unidos para seguir con sus estudios y ahí se muda a la casa de Dan (Bruce Abbott); donde el sótano se convierte en el lugar perfecto para realizar sus enfermos y fascinantes experimentos.



Comentarios generales: 

Gordon sin duda ofrece aquí un festival de locura brutal de inicio a fin para dejar un tipo de versión más moderna de Frankenstein con la evidente influencia de algunas otras películas.

La historia no tiene ninguna complicación, de hecho, desde el inicio te señalan básicamente de que va tratar pero es justamente ese proceso de ir revelando si la teoría tan bizarra de Hebert West será tan loca como suena lo que hace de esto algo muy disfrutable. Ya que cuando la lleva a cabo el ritmo de la película no disminuye hasta la conclusión que, si nunca la has visto, seguramente te tomará por sorpresa.

La interpretación de Combs como West es legendaria y ciertamente la película es un deleite cuando se trata de efectos visuales. Es la fiel ejemplificación de lo que era esta década y sobre como no había temor de experimentar nuevos métodos ante la limitación tecnológica que se tenía en aquel entonces, ya que lo que logran con el Dr. Carl Hill en verdad es para aplaudir.

Opinión final: Re-Animator es una de esas joyas que suelen ser ignoradas por muchos entre tantas buenas películas de los 80s, pero a mi juicio esta puede quedar sin ningún problema entre las mejores diez, tanto de la década como del género de zombies.

Ojometro:
*****