domingo, 30 de junio de 2013

Crítica: Sawney: Flesh of Man (2013)

Producción británica que significa el debut del director Ricky Wood. Hizo bastante ruido en el Frightfest 2012 y desde entonces se la pasó de festival en festival hasta que se dio su salida en DVD en  los Estados Unidos el pasado 25 de junio. No tengo idea sobre si llegará a México.

Sinopsis:

La historia es una versión moderna de la leyenda urbana escocesa de Sawney Bean y su clan que aparentemente asesinaron y canibalizaron a unas 1000 víctimas en las montañas durante el siglo XVI. Esto partiendo de la base de que el Sawney Bean actual (David Hayman) es descendiente directo y sigue manteniendo las tradiciones familiares.


Comentarios generales:

En términos generales se puede decir que Wood cumple con la premisa principal de esta leyenda, que es darle un sentido de brutalidad a las cosas de inicio a fin; sin embargo, al estar centrándose en esto es muy claro que se dejan otros aspectos de lado que abren una serie de huecos en la historia que, o nunca se aclaran, o tratan de resolverlos en los últimos diez minutos y lucen sumamente forzados.

A eso hay que agregarle el hecho de que realmente te explican poco sobre el clan. Simplemente te los ponen ahí y tienes que imaginarte por qué un par de ellos tienen esas habilidades de cuasi ninjas, las tendencias sexuales que se llegan a manejar o por qué diablos la madre es así.

Igualmente tiene el problema de que la historia alterna que involucra al reportero es aburridísima, no solo porque se tarda muchísimo en unir los puntos entre los asesinatos, sino porque además el personaje de Hamish no te causa ningún tipo de afinidad hacia él; generando que al final realmente no te importe en lo absoluto si termina siendo el héroe u otra cena más del clan.

En actuaciones sinceramente no es la gran cosa, salvo por Wood que si logra una interpretación convincente. En producción lo mejor (y por mucho) es el trabajo de fotografía, ya que hay unas tomas espectaculares de los paisajes escoceses que están perfectamente balanceadas con los escenarios más tétricos y asquerosos que representan las cuevas. Además de que todo lo que tiene que ver con el gore y los órganos mostrados está bastante bien hecho para un filme de bajo presupuesto.

Opinión final: Sawney: Flesh of Man es un intento aceptable lleno de puntos bajos, el cual seguramente los fans del gore disfrutarán un poco más que la mayoría. Aún así no deja de ser un tanto decepcionante que una historia que ha sido fuente de inspiración para muchas otras películas y que tardó tanto en llegar al cine termine siendo un trabajo más.

Ojometro:
***

viernes, 28 de junio de 2013

Crítica: The Battery (2013)

Debut del director Jeremy Gardner, quien además es el escritor y uno de los actores principales. La película estuvo rondando por algunos festivales y fue estrenada en los Estados Unidos por medio de VOD el pasado 4 de junio, mientras que su lanzamiento en formato físico se tiene planeado para finales del 2013.

Sinopsis:

Ben (Jeremy Gardner) y Mickey (Adam Cronheim) son dos ex jugadores de beisbol que se encuentran en la zona de Nueva Inglaterra durante el apocalipsis zombie. Se la pasan viajando sin rumbo, revisando casas para obtener provisiones y, sobre todo, tratando de lidiar con sus personalidades tan diferentes en pos de su supervivencia.

Comentarios generales:

Gran debut de Gardner tras la cámara y como escritor, ya que esta es una película que toma la idea básica que en su momento hizo grande a Romero, la cual era utilizar a los zombies como mera excusa para hablar de otro tema mucho más complejo. Y es que si bien aparecen varios, al final el mensaje principal es que dentro del apocalipsis realmente lo que menos importa son los zombies y que el verdadero terror está en el hecho de que prácticamente ningún lugar en el planeta es seguro; al grado de que lo más valioso en tu lucha por sobrevivir no es lo que puedas encontrar, sino a lado de quien lo puedas hacer.

En algunos puntos tiene un cierto aire a The Walking Dead, pero en la mayoría del metraje logra crear su atmósfera propia; generando algunas escenas en verdad hilarantes (incluyendo una que involucra una necesidad humana que se gana el premio a los más freak) y mostrando la evolución de los personajes que en verdad te atrapa y te hace encariñarte o identificarte con estos gracias a la forma que ambos tienen para manejar la situación en la que se encuentran por medio de detalles tan simples como cotidianos.

El único punto negativo que le encontré fueron algunas tomas que se te hacen eternas y que la escena final a mi juicio es al menos cinco minutos más larga de lo que debería.

Gardner y Cronheim están estupendos en sus roles, ellos son el alma de la historia y logran una química impresionante, al grado de que solamente son apoyados en momentos breves por otros tres actores que bien pudieron ser omitidos y no hubiera pasado nada. En producción es sorprendente lo que pudieron hacer con solo $6000 dólares: el trabajo de fotografía es muy bueno, logrando algunas tomas increíbles en exteriores de un paisaje tan natural y desolador, además de que tiene un soundtrack que encaja a la perfección. Por último, el trabajo de maquillaje no es tan impresionante, pero cumple.

Opinión final: Un filme independiente de zombies que no solo es bueno, sino que además deja muchos grandes momentos. The Battery es totalmente recomendable, aunque si son de los fanáticos que en una película de este tipo solo buscan ver muerte tras muerte es probable que no la disfruten tanto.

Ojometro:
*****

domingo, 23 de junio de 2013

Crítica: House of Wax (1953)

Clásico dirigido por André De Toth que en realidad es un remake de una película de los 30s de nombre Mystery of the Wax Museum. Fue una de las primeras producciones en 3D realizada por los grandes estudios y de hecho es considerada como la primera película de color bajo ese formato, lo cual la llevó a recaudar bastante dinero en su año de estreno.

Sinopsis:

El profesor Henry Jarrod (Vincent Price) es un escultor de figuras de cera quien junto con su socio Matthew Burke (Roy Roberts) mantiene un museo en donde las exhibe. Una noche, después de una discusión e intento fallido por atraer un nuevo socio, Burke decide prenderle fuego al museo para cobrar el seguro, dejando a Jarrod ahí y pensando que ha muerto.

Comentarios generales:

Aquí vemos un trabajo bastante interesante por parte de De Toth, ya que esta es una película de terror combinada con algo de género policíaco y eso genera que la historia fluya de una manera no tan lineal, a pesar de que uno sabe perfectamente lo que va a ocurrir (o al menos se lo imagina). Además de que se logra crear un aire bastante tétrico utilizando a las figuras de cera, ya que de algún modo al enfocar sus rostros uno se queda pensando sobre si son en realidad de cera en su totalidad o si se trata de personas de carne y hueso que en algún punto de la historia fueron asesinadas por Jarrod; algo que por ejemplo en el horrible remake de hace algunos años nunca lograron generar.

En actuaciones Vincent Price está genial, su personaje tiene dos caras y ambas sabe manejarlas a la perfección, lo cual equilibra un poco el hecho de que la mayoría de los secundarios lucen bastante acartonados todo el tiempo.

En producción es una película bastante llamativa, obviamente las figuras de cera se llevan gran parte de los reflectores, pero toda la recreación del Nueva York de los 10s está bien lograda gracias a que el set que construyeron era enorme y la forma en que lograron ambientarla con el trabajo de iluminación ayuda muchísimo (especialmente la parte nocturna del segundo museo). Sin olvidar que en cuestión de efectos tampoco decepciona; en especial el incendio es una escena muy bien hecha para la época.

Por ultimo. Es interesante ver como los estudios implementaban el 3D en aquel entonces, ya que en este caso las escenas son mínimas pero algunas simplemente no tienen nada que aportar a la historia, se ven completamente metidas con calzador.

Opinión final: House of Wax es un clásico que ha envejecido bastante bien ciertamente. No es perfecta, pero tiene ese encanto del cine de los 50s y una de las mejores actuaciones de Price, lo que la vuelve sumamente recomendable.

Ojometro:
****

viernes, 21 de junio de 2013

Crítica: The Last Exorcism: Part II (2013)

Secuela de la película del 2010, la cual ahora está dirigida por Ed Gass-Donnelly y escrita tanto por él como por Damien Chazelle. Se estrenó en los Estados Unidos el pasado mes de marzo y en México en mayo; aunque su salida en formato físico se dio hace un par de días atrás.

Sinopsis:

Después de los sucesos ocurridos en la primera película, Nell Sweetzer (Ashley Bell) trata de rehacer su vida en una casa para chicas con problemas ubicada en Nueva Orleans. Por varios meses todo parece ir acorde al plan y poco a poco se adapta a su nuevo entorno, aunque ella no sabe que la fuerza demoníaca que alguna vez se apodero de su cuerpo quiere recuperarla a toda costa. 


Comentarios generales:

Esta debe de ser una de las secuelas más innecesarias de la historia del cine de terror y miren que eso es decir mucho.

Donelly nos trae un trabajo aburrido y totalmente intrascendente en donde sientes que la vida se te va porque se hace eterna; con una primera hora dedicada a ver como Nell se pasea por todos lados rodeada de cosas y eventos extraños, utilizando sustos fáciles cada dos minutos que pierden su efecto de manera muy rápida y un desarrollo que realmente no justifica por qué diablos decidieron tratar de expandir esta historia.

Probablemente lo mejor llega al final, más concretamente los últimos 20 minutos; ahí las cosas toman un poco más de fuerza. Sin embargo, me pareció sumamente decepcionante que no se atrevieran a enseñar al demonio y que todas las muertes se dieran fuera de cámara debido a que uno supone que tanta aburrición al menos te pagará con algo en el final, pero eso nunca ocurre.

Lo mejor de la película sin duda es la actuación de Ashley Bell, quien resulta bastante convincente y sigue demostrando que sus dotes de contorsionista no han cambiado. En producción sorprendentemente tiene poco; obviamente el cambio de formato es lo más evidente con respecto a la entrega anterior, pero de ahí en fuera es prácticamente lo mismo dado a que casi no hay sangre y los efectos se limitan a un tipo volando por una ventana y fuego hecho por computadora.

Opinión final: The Last Exorcism: Part II resulto ser bastante decepcionante y una nula expansión para algo que evidentemente querían convertir en una franquicia. Solamente la recomendaría por Bell, pero creo existen otras cosas mucho más interesantes que pueden ver en lugar de esto.

Ojometro:
** 

jueves, 20 de junio de 2013

La joya poco valorada de Romero: Martin (1978)

No queda duda que George A. Romero es uno de los más grandes directores que ha tenido el género de terror, es uno de sus pilares y además es el rey del género zombie. Por esto último la mayoría de los fans lo reconoce y eso es algo lógico; sin embargo, antes de que se centrará más que nada en los zombies y le diera por filmar pocas películas cada década, el nacido en Nueva York en realidad era un director que experimentaba mucho más en cuanto a sus historias y de hecho era bastante bueno.

Uno de esos ejemplos es una película que se presentó en Cannes en el año 1977 y al año siguiente se estrenó en las pantallas de cine de los Estados Unidos: me refiero a Martin. Un filme que suele ser poco recordado principalmente porque salió a la luz justo antes del que muchos consideramos como el mejor trabajo de Romero (Dawn of the Dead), pero que en realidad significó mucho más para su carrera debido a que claramente se puede notar que fue aquí donde pulió sus dotes como guionista y además fue el inicio de su histórica colaboración con Tom Savini.

Sinopsis:

La historia se centra en Martin (John Amplas), un joven que cree firmemente que es un vampiro de 84 años de edad y que ante la muerte de sus familiares más cercanos se muda a Pennsylvania, donde su excéntrico tío Lincoln Maazel (Tateh Cuda) acepta a que se quede a vivir con él. El problema es que su tío también cree que Martin es un vampiro como parte de una maldición familiar y estará dispuesto a limpiar su alma… o a matarlo en el intento.

Comentarios generales: 

Una película de vampiros que simplemente no raya en lo convencional incluso hoy en día, ya que esta es una historia cuyo objetivo principal es hacerte dudar sobre si en verdad Martin es un vampiro o no, eliminando de paso todo el misticismo y magia que supuestamente rodea a estos seres y que, en cierto modo, te da el mensaje sobre que es precisamente el ser humano quien debería de dar terror.

Todo esto manejado con tal maestría por parte de Romero al grado de que, a pesar de que existe evidencia tras evidencia sobre que Martin no es un vampiro, uno al final termina cuestionándose lo contrario; principalmente por los pequeños detalles que se te van mostrando con el transcurso de los minutos como los recuerdos (¿o alucinaciones?) de este, la plática con el locutor de radio e incluso las “pruebas” mostradas por el tío con respecto a la maldición familiar.

Irónicamente a nivel actoral las cosas no son muy destacadas; Amplas está bien pero su papel no le exige mucho tampoco, mientras que Cuda le da vida a un personaje bastante excéntrico que brinda varios de los momentos más únicos de la película. De ahí en fuera todos los demás actores tienen roles menores y poco trascendentes.

En producción la película cuenta con una ambientación muy acorde a la historia: es muy tosca, nada espectacular y que en gran medida funciona por las tomas que Romero logra al mostrar detalles en apariencia insignificantes, pero que al final conforman de manera ideal el ambiente en donde se desenvuelve el protagonista. Inclusive los efectos y maquillaje no son nada del otro mundo (más allá de que Savini fuera el responsable); en especial porque realmente no hay muchas escenas que lo ameriten.

Opinión final: Martin es una película de vampiros que al final no sabemos si en realidad tiene vampiros en ella, pero que trata varios temas como la salud mental, la familia y la sexualidad utilizando a esos seres como simple excusa, lo cual no es nada raro con el director. Según el propio Romero esta es su favorita de toda su filmografía y definitivamente es algo que cualquier fan del género debe de ver no solo por su original concepto, sino porque ademas te hará entender mucho mejor sus trabajos posteriores.

Ojometro:
*****

martes, 18 de junio de 2013

Crítica: Teeth (2007)

Película del entonces debutante Mitchell Lichtenstein, la cual tuvo una gran presentación en el 2007 dentro del festival de Sundance. Se estrenó en 2007 y 2008 en varios países, mientras que actualmente está disponible en DVD.

Sinopsis:

Dawn (Jess Weixler) es una adolescente que se desempeña como la vocera principal de un grupo cristiano de abstinencia de nombre The Promise. Sin embargo, un día es víctima del abuso de un chico de ese mismo grupo y ahí descubrirá que su cuerpo le brinda un mecanismo de defensa muy efectivo... y cruel para este tipo de situaciones.




Comentarios generales: 

Realmente Lichtenstein nos regala una película que juega dentro los límites de lo que es y no es terror, ya que en general se trata más de una comedia que de otra cosa; aunque si cuenta con elementos como para considerarla en algún remoto hueco de este submundo que tanto nos gusta. Más que nada porque muestra unas mutilaciones que a harán a varios sentir dolor con el simple hecho de verlas.

Es un tanto predecible, ya que una vez Dawn descubre su “habilidad” sabes que es lo que pasará y de ahí en adelante el desarrollo de este complejo y a la vez común personaje pierde algo de chiste, pero aún así se logran crear momentos muy cómicos y desarrollar un choque de personalidades entre su protagonista interesantes.

El elenco para el 2007, salvo por John Hensley, era totalmente desconocido y prácticamente todo el peso de la película recae en Weixler; quien hace un excelente trabajo en su transición de adolescente noble a un tipo más o menos de mujer fatal. En producción no hay mucho que decir: tiene un buen score y las escenas de mutilación genital no son realmente la gran cosa en cuanto a despliegue técnico, aunque no por eso dejan de ser efectivas.

Opinión final: Teeth es una película aceptable que tiene una de las premisas más extravagantes de los últimos años, la cual seguramente se quedará grabada en la memoria de quienes la vean durante un buen tiempo. Aunque eso sí, no esperen una película de terror en todo el sentido de la palabra.  

Ojometro:
***

lunes, 17 de junio de 2013

Crítica: Axe Giant: The Wrath of Paul Bunyan (2013)

Producción dirigida por Gary Jones (Mosquito) y escrita por Jeffrey Miller. Su salida en DVD está planeada para el próximo 18 de junio y ha tenido algunas exhibiciones en cines por algunas ciudades de los Estados Unidos, además de que se transmitió el pasado jueves en el canal Syfy (es probable que Syfy Latinoamérica la transmita en algún punto)

Sinopsis: 

Cinco jóvenes con problemas legales son mandados a un campamento en un bosque de Minnesota como parte de su readaptación. Ya estando ahí descubrirán que la leyenda de Paul Bunyan es verdadera, aunque mucho más brutal e impactante.


Comentarios generales: 

Esta es una de esas películas en donde antes de que pasen cinco minutos ya sabes que no tienes que tomártela tan en serio debido a que no cuenta nada nuevo y gran parte de su encanto radica en su humor a veces intencional y otras veces no tanto que te provocarán varias risas.

Lo que nos muestra Jones en pantalla simplemente es una historia genérica sustentada en la típica mecánica del juego de el gato y el ratón, la cual tiene como ingrediente principal a un gigante del cual no se explica realmente por qué diablos es un gigante (de inicio no lo es) y que quiere eliminar a un grupo de jóvenes de la forma más violenta posible. No se pretende ir más allá de eso y al final el resultado es un filme de serie B del que recordarás muchas más cosas de las que crees.

A nivel actoral se nota lo verdes que están varios miembros del elenco, aunque la actuación de Thomas Downey como el Sgt. Hoke me resultó sumamente entretenida.

En cuanto a producción creo que si han visto alguna de las películas que pasan en Syfy sabrán más o menos como estará el asunto, aunque si tiene varias cosas positivas. Para mi sorpresa hubo bastantes muertes visualmente llamativas y despliegue de sangre; además de que el trabajo con el gigante no está nada mal. Sin embargo, creo que se abusa de la pantalla verde, algunos de los efectos especiales lucen en verdad muy mal (hay una escena que involucra a un cuerpo estrellándose con un árbol lamentable) y además cometen el tremendo crimen de utilizar sangre creada por computadora.

Opinión final: No esperaba mucho y, aunque no es ninguna maravilla, creo que Axe Giant es un trabajo que te hará pasar un rato al menos divertido.

Ojometro:
***

domingo, 16 de junio de 2013

Crítica: Hatchet III (2013)

Tercera entrega de la franquicia que ahora está dirigida por el debutante BJ McDonnell, pero que sigue teniendo a Adam Green como el guionista. Se estrenó de manera limitada en cines este viernes 14 dentro de los Estados Unidos, así como en VOD; aunque no hay información con respecto a su posible estreno en otros países.

Sinopsis:

Marybeth (Danielle Harris) nuevamente logra escapar de Victor Crowley, a quien mata y para demostrarlo llega a una comisaria cubierta de sangre y con una parte de su rostro en mano. Evidentemente nadie le cree y es arrestada; sin embargo, mientras se realiza una extensa búsqueda de cuerpos desmembrados en los pantanos se sabrá que Crowley simplemente no puede morir tan fácilmente.

Comentarios generales:

Tuvieron que pasar tres entregas y un cambio en el timón para que Hachet por fin logrará un buen balance entre el gore y la comedia, a pesar de que eso haya significado el sacrificar la poca “seriedad” de la trama que se había construido en la segunda parte.

McDonnell en realidad lo único que hace es dejar que el gorefest que puso a esta franquicia en el mapa fluya nuevamente, incluso se podría decir que es un tanto genérica y sigue la línea de cientos de slashers, pero eso es lo de menos en esta ocasión dado a que la acción no para y las muertes son lo suficientemente entretenidas como para poder soportar una hora y veinte minutos de metraje.

El problema viene en la cuestión de que claramente Green no sabía qué hacer con su villano: si dejarlo parado como una mole indestructible o hacerlo lucir débil ante el personaje de Marybeth. Lo cual a mi juicio crea un final un tanto pobre que no brinda ese tan ansiado enfrentamiento que durante gran parte de la película te hacen suponer que ocurrirá de algún modo.

En las actuaciones creo que Harris está un tanto forzada con esta nueva personalidad, Zach Galligan está decente como el sheriff y Sid Haig hace una pequeña aparición realmente muy entretenida; sin embargo, Caroline Williams en su papel de Amanda en verdad me resulto exasperante. En producción afortunadamente regresaron las cosas agradables: la ambientación ya no se limita a unas simples plantitas a las que les dan vuelta una y otra vez, mientras que los efectos prácticos y el trabajo de maquillaje son realmente muy buenos. De hecho, creo que Victor Crowley no había lucido tan bestial como ahora.

Opinión final: Esta es una franquicia un tanto anormal porque nadie se pone de acuerdo sobre cuál es la mejor entrega y los fans las aman u las odian por igual, algo que no cambiará en esta ocasión. Al final creo que es uno de los trabajos que más me ha hecho recordar a los slashers ochenteros y a mi juicio la mejor Hatchet que se ha filmado hasta ahora.

Ojometro:
****

sábado, 15 de junio de 2013

Crítica: Hayride (2013)

Película escrita y dirigida por Terron R. Parsons, la cual representa su debut en el género. Su salida en DVD se dio el pasado 27 de mayo gracias a Midnight Releasing, aunque también se encuentra disponible en VOD, iTunes, Netflix y demás servicios similares.

Sinopsis:

Steven (Jeremy Ivy) regresa a su casa en Alabama junto con su novia para visitar la atracción anual de Halloween manejada por su tío Morgan (Richard Tyson). Por otra parte, un peligroso convicto se escapa sin que nadie lo sepa y justamente esa misma noche hace su aparición Pitchfork: un personaje supuestamente ficticio propio de la atracción que tiene deseos de sangre.

Comentarios generales: 

En su afán de querer contar dos historias Parsons termina creando un ritmo sumamente lento que nunca logra su verdadero objetivo, ya que estas se entrelazan casi hasta el final y siempre da la sensación de que una es totalmente intrascendente para los efectos de la película.

Creo que todo en general es anti climático, pasados unos treinta minutos uno ya empieza a desarrollar un pensamiento de que ya no le importa absolutamente nada de lo que ocurra porque no ha pasado mucho y cuando llega la hora de la masacre esta se siente sumamente falsa y totalmente carente de intensidad. Aunque si debo de decir que el final es uno que no esperaba.

Esto sin contar el hecho de que las muertes en muchos casos no se ven y cuando si aparecen en pantalla no producen ningún tipo de efecto (no impactan, no generan sorpresa, es mas... ni siquiera esa de sensación de que al menos estuvo original), lo cual para un slasher es algo pésimo.

A nivel actoral es un sufrimiento, no hay absolutamente nada rescatable en ese aspecto. En producción antes que nada tengo que decir: ¿Por qué diablos se ve tan roja la película?, no le encontré sentido a eso, además de que tanto la mezcla como edición de sonido son prácticamente inexistentes. Hay sangre a cuenta gotas, pero los efectos y trabajo de maquillaje no son tan malos como los característicos de este tipo de proyectos.

Opinión final: Evítenla. Es un trabajo independiente que quiere hacer más cosas de las que podía y que ya amenaza con una secuela.

Ojometro:
*

domingo, 9 de junio de 2013

Crítica: V/H/S/2 (2013)

* Incluye spoilers

Esperada secuela de la bien recibida antología del año pasado que cuenta con la participación de siete directores diferentes. Salió en VOD e iTunes el pasado 6 de junio y se tiene planeado su estreno en cines dentro de los Estados Unidos el próximo 12 de julio, aunque aun no hay detalles sobre las fechas de estreno en otros países.

Antes de pasar a analizar cada uno de los cortos me gustaría decir que claramente los productores se dieron a la tarea de ver que funcionó y que no en la primera entrega, ya que en esta segunda se nota una mejoría sustancial en prácticamente todo; desde la dirección, el guión, total de los cortos, distribución del tiempo e incluso el presupuesto. Claramente se ve un producto mucho mas pulido y eso se tiene que agradecer.

“Tape 49” (Simon Barrett)

Esta es la historia base que une los cuatro cortometrajes y trata sobre un par de investigadores que quieren resolver la desaparición de un estudiante, para lo cual entran a su casa y ahí se encuentran una gran cantidad de TVs, videocaseteras y VHS.

Diferente director, mismo problema. Realmente una de las cosas con las que guarda similitud con la primera entrega es precisamente lo poco claro que resulta este enlace para las historias, lo cual para muchos puede no ser tan relevante pero que al tratarse de una antología sin duda debe tener un poco más de coherencia. Aunque definitivamente esta mucho mejor hecho y no te deja nada a la especulación, aquí sabes perfectamente lo que ocurre y se nota una muchísima mejor producción.


“Clinical Trials” (Adam Wingard)

Un hombre se somete a una cirugía en su ojo después de sufrir un accidente automovilístico y se le instala una cámara que para propósitos meramente científicos grabará cada aspecto de su vida diaria. Todo parece normal hasta que se da cuenta de que su nuevo ojo lo hace ver a seres que no pueden ser vistos por otras personas.

Probablemente el corto más flojo de los cuatro, pero me pareció entretenido. La idea de la cámara en el ojo es bastante descabellada y funciona para los propósitos de la historia gracias a que te da una perspectiva única en los momentos de tensión a los que nuestro protagonista se ve expuesto. Wingard (que es el actor también) se vale de muchos sustos fáciles y efectivos, aunque nunca logra explicar muchas cosas de forma coherente; especialmente la forma en la que la chica que se involucra en la historia sabe donde vive el personaje principal o por qué el tener sexo repentino aleja a los seres que los acosan.


"A Ride in the Park" (Eduardo Sanchez & Gregg Hale)

Un ciclista se dispone a realizar un viaje en su bicicleta nueva dentro de un parque antes encontrarse con sus amigos para un desayuno, el cual grabará con una cámara que coloca en su casco. Durante su trayecto una mujer sale corriendo en su camino y al tratar de auxiliarla notará que es perseguida por varios zombies y lo muerde.

Personalmente este era el corto del cual tenía más curiosidad por ser de los creadores de The Blair Witch Project y no me ha decepcionado en lo absoluto debido a que se sale un poco del esquema del resto para regalar una idea sumamente original y muy divertida. Ya sé que están en todos lados últimamente, pero hasta ahora han sido pocas las veces en donde se nos ha mostrado la perspectiva del zombie como lo hacen aquí. Todo el trayecto desde la transformación hasta la muerte esta increíblemente bien desarrollado, con bastante gore (el trabajo de maquillaje es muy bueno) y un humor negro en exceso disfrutable durante la parte final cuando invaden una fiesta infantil que sin duda me hubiera gustado que durará un poco más.


“Safe Haven” (Timo Tjahjanto & Gareth Evans)

Un equipo de filmación esta realizando un documental sobre una secta que radica en Indonesia y convencen a su líder de que los deje entrar a su “templo” para poder enseñarle a las personas que es lo que verdaderamente ocurre ahí. Ya adentro notan que varias cosas raras suceden, pero absolutamente nada se le comparará a lo que estarán a punto de vivir.

Por un amplio margen este no es solo el mejor corto de V/H/S/2, sino el mejor corto de los 9 de toda la franquicia. Es el más largo y simplemente no se puede explicar con palabras lo tremendamente bizarro que es. De entrada no parece nada espectacular porque toma muchos elementos por demás conocidos en el found footage, pero conforme pasan los minutos el nivel de brutalidad que se va generando es un deleite total gracias a que se ven suicidios múltiples, posesiones, un tipo como de zombies, explosiones humanas y el nacimiento de una criatura que genera uno de los finales mas over the top que haya visto en mucho tiempo.


"Alien Abduction Slumber Party" (Jason Eisener)

Un par de hermanos invitan a algunos amigos a su casa mientras sus padres no están y aprovechan para filmar las bromas que se hacen entre ellos, así como las que le hacen a su hermana y a su novio. Ya en la noche un gran estruendo se escucha afuera de su casa y con ello la presencia de unos extraterrestres que los quieren raptar de un modo no muy amigable.

Inicialmente este corto resulta un poco fastidioso por lo de las bromas y la actitud idiota que se muestra, pero una vez que hacen aparición los aliens las cosas mejoran en demasía. El hecho de que la cámara este desde la perspectiva de un perro le da un toque extra, se puede ver que es lo que le ocurre a cada uno de los personajes y a su vez la presencia de los aliens, quienes aparecen de lleno en cámara y no son ocultados como generalmente ocurre. Lo único malo es que todo resulta tan vertiginoso que al final muchos pudieran perderse un poco.

----

Opinión final: A mí la primera V/H/S se me hizo entretenida más no me pareció la gran película que muchos decían que era, pero esta segunda parte simplemente se me hizo BRUTAL. Supera en prácticamente todo a su antecesora y esta muchísimo mejor balanceada, aunque tiene la misma falla que evita que sea perfecta (una floja historia de enlace).

Aún así es una película obligada de ver por todo fan del género y definitivamente una seria contendiente para ser la mejor del 2013.

Ojometro:
*****

Crítica: Stoker (2013)

Película del reconocido director coreano Park Chan-wook (Oldboy, Thirst) que significa su debut dentro del cine anglosajón. Se estrenó en Estados Unidos de manera limitada el pasado 1 de marzo y en muchos otros países durante los meses de abril y mayo. Su salida en formato físico se dio el 18 de mayo.

Sinopsis: 

En su cumpleaños número 18 la vida de India Stoker (Mia Wasikowska) sufre un gran cambio cuando su padre muere en un accidente que la deja a ella y a su madre Evelyn (Nicole Kidman) solas. Durante el funeral hace acto de presencia el hermano menor de su padre, Charlie (Matthew Goode), quien para beneplácito de Evelyn, así como disgusto de India, decide quedarse en su casa de manera indefinida para apoyarlas.

Comentarios generales: 

Si ya tienen conocimiento del trabajo del coreano probablemente sepan más o menos cómo va a ser el asunto, pero si no, seguramente les puede costar algo de trabajo digerirlo.

Esta es una historia retorcida con un tema central que para muchos puede resultar extremadamente controvertido y que no se basa precisamente en violencia explicita, criaturas o espíritus para generar una atmósfera incomoda y llena de misterio; la cual poco a poco te hace cuestionar sobre quien dentro de todo esto puede resultar el personaje más peligroso y dañado psicológicamente hablando. Además se vale de un gran trabajo en la cámara y transiciones entre escenas realmente llamativas (una que involucra un cepillado y maleza en especial es brutal) para que el espectador nunca pierda interés.

Aunque no está exenta de errores. Ciertamente resulta predecible en puntos clave y para varios puede estar llena de mucho dialogo que no lleva a nada; incluso al final creo que terminan resultando un tanto confusos los motivos del personaje de India para hacer lo que hace.  

Las actuaciones de los tres actores principales son muy buenas: Wasikowska y Goode tienen una gran química en pantalla y logran personajes sumamente complejos, mientras que Kidman creo que hace su mejor interpretación desde The Others. En cuanto a producción es un goce; hay algunas tomas espectaculares y el score es tremendo, pero en especial el trabajo de sonido es el que se tiene que llevar todos los aplausos porque resalta el más mínimo detalle amplificando cada sonido, por más insignificante que parezca, para meternos un poco mas en el personaje de India por medio de cierta habilidad natural con la que cuenta.

Opinión final: Puede que Stoker no alcance los niveles de impacto y sorpresa de varios de los trabajos anteriores de Park, pero aún así es una película altamente recomendable.

Ojometro:
*****

sábado, 8 de junio de 2013

Crítica: The Dentist (1996)

Película de 1996 dirigida por Brian Yuzna (Bride of Re-Animator) y que supuestamente está basada en la vida del asesino serial Glennon Engleman, aunque en varios lados se menciona que está basada en la vida del también asesino serial Nick Rex. Al parecer es un poco difícil de encontrarla dado a que el único DVD que hay disponible salió hace más de diez años y desde entonces no se ha vuelto a distribuir.

Sinopsis:

Alan Feinstone (Corbin Bernsen) es un hombre que tiene la vida soñada por todo el mundo: una gran casa, un consultorio dental y una increíblemente atractiva esposa. Nada parece salirle mal; salvo por el hecho de que el doctor tiene una obsesión con la limpieza que le genera graves problemas psicológicos.

Comentarios generales: 

Sin duda se trata de una historia bastante peculiar, ya que dentro de todas las ideas para mostrar a un asesino serial creo que la imagen de un dentista seria de las menos probables y es precisamente eso lo que le ayuda a esta película.

Aquí estamos viendo a un tipo común y corriente que se encarga de infligir dolor por medio de métodos que todos temen a la hora de ir a un consultorio dental (aunque no solo se limita a eso). Tiene cierto aire de realismo combinado con ingenuidad bastante bien logrado y la locura de Feinstone mantiene un desarrollo sólido; sin embargo, esto no evita que por varios lapsos pareciera como que no pasa nada y que ese buen desarrollo lleve a algún lado. De hecho, el final me pareció bastante decepcionante.

La actuación de Bernsen es realmente buena, él es quien mantiene todo en orden incluso en varios de los lapsos más aburridos. En cuanto a producción la verdad es mucho mas sangrienta de lo que uno se imaginaria: el trabajo de maquillaje es realmente destacado porque en lo visual logran algo bastante grotesco en ciertos casos.

Opinión final: No creo que The Dentist este dentro de las mejores películas del género de los 90s, pero es uno de esos típicos casos de un trabajo poco valorado simplemente porque no tuvo mucha difusión en su momento.

Ojometro:
***

lunes, 3 de junio de 2013

Crítica: A Haunting at Silver Falls (2013)

Película del director Brett Donowho (No Tell Motel). Su salida en formato físico e iTunes se dio apenas el pasado 28 de mayo.

Sinopsis: 

Jordan (Alix Elizabeth Gitter) es una huérfana recién enviada a vivir con sus tíos en Silver Falls, un pequeño pueblo que ha estado envuelto en una serie de muertes inexplicables. Mientras se trata de adaptar a su nueva vida, una noche se encuentra con un anillo que al ponérselo origina la aparición de una niña muerta que la sigue a todos lados y que parece tratar de decirle algo.





Comentarios generales: 

No se puede tapar lo obvio y decir que esta es una innovadora historia de fantasmas, ya que claramente no lo es; pero aún así tiene la suficiente dosis de misterio como para poder resaltar por su propia cuenta.

La trama no es nada complicada y poco a poco las cosas encajan con mucho sentido, aunque es precisamente esto lo que ocasiona que el final no sea precisamente lo más fuerte u impactante que se hubiera esperado. Además de que tiene algunas cosas que rayan en lo imposible (¿Una terapia que tiene como método mandar al paciente a hablar con un sentenciado a muerte?) o algunas situaciones que se mencionan, pero que nunca ocurren.

Las actuaciones son sólidas, ya que para ser su debut Gitter realmente nunca desentona y el grupo de actores secundarios hacen una buena labor de complemento al no opacarla. En producción tiene también sus cosas positivas: el trabajo de fotografía me gustó, toda la ambientación de pueblo pequeño está bien lograda y el score está bastante bien elaborado; aunque por otra parte, el trabajo con las gemelas me decepcionó un poco.

Opinión final: Para un subgénero que en los últimos años se ha visto orillado al found footage, creo A Haunting at Silver Falls es un trabajo entretenido con todo y sus claras fallas. Vale la pena darle una checada.

Ojometro:
***

sábado, 1 de junio de 2013

Crítica: Home Sweet Home (2013)

Producción canadiense/francesa del director David Morlet (Mutants), quien también es el guionista y uno de los productores.  Salió en DVD el pasado 14 de mayo en los Estados Unidos y al parecer en Canadá vía internet, aunque no hay información sobre alguna posible distribución en México, Europa o el resto de Latinoamérica.

Sinopsis:

Sara (Meghan Heffern) y Frank (Adam MacDonald) son una joven pareja que regresa a su casa después de una cita. Todo parece ir de lo más normal, hasta que un silencioso asesino los hará vivir una pesadilla atrapándolos dentro de su propio hogar.


Comentarios generales: 

Al ver esta película uno no puede evitar el pensar en The Collector, aunque no logra alcanzar los niveles de crueldad e impacto que el trabajo de Dunstan.

En lugar de eso Morlet se va por un camino mucho mas metódico al tomarse su tiempo para enseñarnos paso a paso la planeación del asesino y eso origina que los primeros 30/35 minutos sean en verdad muy lentos, lo cual es un problema porque el ritmo que establece se queda completamente estancado y nunca se siente algún tipo de verdadera emoción cuando las cosas se ponen más violentas. Todo esto aunado a que la historia llega a un punto en donde parece disco rayado porque pasa lo mismo una y otra vez.

A nivel actoral no tiene mucho; todo se limita a Heffern gritando y lamentándose, McDonald diciendo muchas tonterías y al asesino sin decir nada. En producción es lo mismo, tal vez el soundtrack en algunas partes es llamativo pero en general es un trabajo bien hecho sin nada que te deje con la boca abierta.

Opinión final: Home Sweet Home es un trabajo equis. No es algo que te haga sangrar los ojos, pero difícilmente la recordarás de aquí al siguiente fin de semana.

Ojometro:
**